Capítulo I

CAPITULO I

 

EL MEDIO FÍSICO

 

 

Ø      Ubicación geográfica

Ø      División Política

Ø      El Perfil del Litoral

Ø      Puntas y Cabos

Ø      Quebradas

Ø      Corrientes marinas

Ø      Condiciones metereológicas

Ø      Las lluvias

Ø      El Fenómeno de El Niño

Ø      La Flora

Ø      La Fauna

Ø      La formación  geológica

Ø      La formación del petróleo

 

 

 

UBICACIÓN GEOGRÁFICA

ARRIBA

La provincia de Talara está ubicada al nor-oeste del departamento de Piura. Es una provincia marítima.

Sus límites son:

Por el norte con el departamento de Tumbes.

Por el este, con la provincia de Sullana.

Por el sur, con la provincia de Paita.

Por el oeste, con el mar Grau.

Las ubicaciones geográficas de sus principales centros poblados son:

 

Talara                           04º 34' 38” Latitud Sur y             81º 16' 54” Longitud Oeste.

Lobitos                         04  20  23                                   81  17  58

Cabo Blanco                04  15  43                                   81  14  47

Negritos                       04  39  00                                   81  17  56

Los Órganos                04  10  38                                   81  03  34

El Alto                          04  16  00                                   81  13

 

DIVISIÓN POLÍTICA

ARRIBA

La provincia de Talara formó parte de la provincia de Paita, hasta el 16 de Marzo de 1956 en que se dio la Ley Nº 12647. De esa forma culminó una gestión del diputado por Sullana Felipe García Figallo y la campaña del diario “Hechos” filial de “El Norte” de Sullana, que estuvo circulando con sede en Negritos los años 1954 y 1955.

Los distritos que integran la provincia de Talara son:

Pariñas capital Talara.- Centros poblados: San Pedro, Jabonillo, Piedritas, Pariñas.

El Alto, capital El Alto.- Centro poblado Cabo Blanco.

Distrito de La Brea, Capital Negritos. Centros poblados, La Capilla.

Distrito Lobitos, capital Lobitos. Centros poblados, Coyonitas y Sicchez.

Distrito Los Órganos, capital Los Órganos. Centros poblados: Pueblo Nuevo El Ñuro.

Distrito Máncora, capital Máncora. Centros poblados: El Puente, Angola.

Como se puede apreciar, son pocos los centros poblados de la provincia a causa de la naturaleza desértica de su territorio.

 

 

 

 

EL PERFIL DEL LITORAL.

ARRIBA

La costa peruana presenta una línea del litoral con muy pocos entrantes y salientes, siendo en la región Tumbes- Piura en donde se muestra con mayor sinuosidad.

Jorge Sánchez Romero, en su obra “Aspectos Biológicos del Mar Peruano”, expresa que el litoral puede dividirse en las siguientes cuatro secciones:

De Capones (Tumbes) a Cabo Blanco.

De Cabo Blanco a Punta Negra en Illescas, con 195 Kms. De longitud.

De Punta Negra a Paracas.

De Paracas a Sama con 820 Kms.

El litoral norte de la provincia de Talara se caracteriza por sus tierras bajas y amplias playas. Allí, tanto las mareas como el oleaje y las corrientes marinas se encargan de distribuir el sedimento mar adentro y en los frentes de playas vecinas, creando y manteniendo fondos fangosos, que alojan y favorecen el desarrollo de flora y fauna de tipo bentónica.

Luego vienen una serie de barrancos y acantilados, labrados por agentes marinos sobre los bordes costeros.

Dice Sánchez Romero: “Desde el pie de los acantilados, hasta la línea de marea alta, se mantiene una faja de costa a manera de plataforma, con pocos metros de altura  y de poco ancho, pero sensiblemente uniforme, como que es una plataforma de abrasión (acción y efecto de desgaste por fricción o roce continuado) constantemente atacada por el mar”.

“Con alguna frecuencia existen promotorios rocosos que son  manifiestamente entrantes en el mar. Cuando al promotorio precede una hondonada o quebrada, desarrolla ensenadas pequeñas con playas de arena, generalmente fina o media y con sedimentación semi estable en el lado opuesto al arribo de la corriente u olas, así como Punta Picos, Punta Mero, Punta Sal y otras. Desde Los Órganos hacia el sur, está presente un acantilado de considerable altura que llega hasta el mar, que corresponde al Tablazo de El Alto y tienen un frente sinuoso de 36 Kms de longitud”.

“Al Sur de este acantilado, la morfología del frente de la costa cambia enteramente. Esta sección de costa, hasta la margen izquierda de la quebrada Pariñas, es baja y de arena, sin embargo el cordón litoral, presenta frecuentes afloramientos de rocas, que se enlazan entre sí mediante playas cóncavas de arena, constituyendo pequeñas ensenadas”.

Sigue diciendo Sánchez Romero: Al sur de la quebrada de Pariñas, la línea costanera, corre en curva hasta apoyarse en un promontorio rocoso, configurando una entrante, donde está alojado el puerto de Talara. El frente de costa sigue corriendo al sur, pero cambia ligeramente al Oeste, terminando en la punta Pariñas. La concavidad de la costa antes mencionada, en su parte sur, forma la ensenada de Negritos. En el frente de playas desde punta Talara a punta Pariñas, aparecen algunos conspicuos promontorios rocosos por afloramiento del estrato sedimentario conocido con el nombre de “Horizonte Pariñas” en la terminología petrolera. El promontorio rocoso de punta Pariñas, está enlazado por una bonita playa cóncava, con otro promontorio, también rocoso, de morfología similar, que forma la punta Balcones.

La punta Balcones tiene especial significación, por ser el punto extremo occidental del continente sudamericano.

A partir de la punta Balcones, hacia el Sur, la costa corre casi recta, con una playa arenosa uniforme, hasta llegar a la desembocadura del río Chira, que hace el límite norte del tablazo de Paita. Este tablazo da al litoral una fisonomía diferente por la presencia del acantilado que cae directamente al mar. Esta parte de la línea de costa está en franco y activo retroceso por la fuerte erosión marina y la acción eólica. De una manera general, todo el acantilado del tablazo tiene una altura uniforme.

Frente a Máncora, existe uno de los dos más importantes banco submarinos de la costa peruana. Este banco tiene fondos menores de 180 metros de profundidad sobre un área de 350 kms2.

PUNTAS Y CABOS.

ARRIBA

En el litoral de Talara se pueden apreciar las siguientes Puntas: Peña Mala, Organos Chico, Farallón, Verde, Negra, La Cruz, Polche, Lobitos, Lobo, Yapata, Capullanas, Malaca, Peñitas, Arenas, Pariñas y Balcones.

La más importante y que siempre figura en todos los mapas físicos del Perú es la punta Pariñas, la que por otra parte tiene también una gran significación histórica, pues en sus cercanías desembarcó Pizarro en su segundo viaje, fue huésped de la Capullana de ese lugar y por que indios buceadores tallanes, rescataron del fondo marino, la espada que a Pizarro se le había caído.

En cuanto a la punta Balcones y tal como lo hemos dicho antes es el punto más occidental de América del Sur.

El único cabo existente en la costa piurana es cabo Blanco. En este lugar se fundó un club internacional exclusivo de pesca deportiva, habiéndose batido el record mundial de pesca de los famosos merlines azules. Al Fishing Club concurrían personajes muy conocidos como Cantinflas, Spencer Tracy, Gregory Peck, María Félix y el escritor Emilio Hemingway, al cual, los entornos naturales y personajes le sirvieron de motivación para su laureada novela “El  viejo y el mar”.

 

QUEBRADAS.

ARRIBA

Talara es un desierto completamente seco desprovisto de ríos. Sólo algunas quebradas  atraviesan a la provincia transversalmente o de norte a sur.

Las quebradas talareñas permanecen casi todo el año sin agua y eventualmente en el verano, solo algunas de ellas la tienen. Las quebradas de esta provincia se forman de las aguas provenientes de los cerros de Amotape, donde ese descargan las nubes que se forman por evaporación de las aguas marinas. En 1983 las quebradas se convirtieron en caudalosos torrentes que arremetieron con furia contra las poblaciones y vías de comunicación causando destrucción y muerte. Lo mismo ocurrió con el otro Fenómeno del Niño de 1998.

Las quebradas más importantes de Talara son: la de Máncora o Fernández, Honda, Sicchez, El Muerto, Parreros, Negra, Agua Azufrada, Yale, Angolao, Pariñas y Dévora.

Las quebradas Honda y Sicchez tuvieron gran importancia en los más remotos tiempos pre-hispánicos, por que en esos lugares se formaron los primeros asentamientos humanos de la  región Piura- Tumbes, varios milenios antes de la era cristiana.

Por el caudal que a veces llega a tener, la qubrada más importante es la quebrada Pariñas que tiene como afluentes a las quebradas El Muerto y Mogollón.

 

CORRIENTES MARINAS.

ARRIBA

El litoral de Talara y Tumbes es el sitio donde en verano, se encuentran y chocan la corriente fría de Humboldt que viene del sur y la corriente ecuatorial que viene de la Oceanía, de aguas cálidas que se conoce como corriente de El Niño.

La confluencia de las corrientes,  hace que el mar talareño sea muy rico en especies ictiológicas, sobre todo en la región de Máncora.

Las dos corrientes son los principales determinantes del clima de la región. De igual modo, la corriente ecuatorial contribuye también a la aparición del fenómeno de El Niño en sus diferentes  intensidades.

 

CONDICIONES METEREOLÓGICAS.

ARRIBA

En El Alto y en Talara existen estaciones metereológicas.

De acuerdo a sus mediciones, se ha podido establecer que la dirección prevaleciente del viento, tanto en verano como en invierno es hacia el Sur- Este.

La velocidad de los vientos varía entre 6 y 9.7 metros por segundo. Eso es mucho mayor que la velocidad de los vientos en Tumbes y en Piura.

La presión atmosférica varía entre 999 y 1.003 milibares.

La temperatura  a la sombra es:

La  media del aire es de 25° a 27° en verano y de 18° a 21° en invierno.

La máxima: en verano de 29° 4 a 31° 7 y en invierno de 23° 4 a 29° 3.

La mínima: en verano de 20° 2 a 24° 2 y en invierno de 15° 2 a 18° 4.

En términos generales, la franja del litoral de la provincia de Talara es un territorio muy seco y semi- cálido y la parte interior, muy seca y cálida.

La humedad relativa mínima es del 72% y la máxima  de 88%, es decir muy inferior a Tumbes.

 

LAS LLUVIAS.

ARRIBA

En Talara, las lluvias son escasas, solo por excepción llueve en  forma  torrencialmente, cuando se presenta un  Fenómeno del Niño, excepcional.

La precipitación anual promedio es de 207 mm.

Georg Petersen G. que antes de 1983 hizo importantes estudios sobre las lluvias de la región, confeccionó un mapa pluviométrico, en  el que consideraba 8 áreas para la región Piura  Tumbes.

Para referirnos sólo a lo que nos interesa, resumiremos el cuadro en las siguientes áreas:

1.- Nacientes del río Zarumilla y

     cuenca media del río Tumbes                      1.200  1.800 mm anual           

2.- Faja litoral de la zona comprendida

     entre Zorritos, Máncora y cabo Blanco       75     150 mm anual

3.- Interior del litoral de Talara            25      75 mm anual     

4.- Area zona cerro Illescas                             00       25 mm anual    

Por lo tanto la provincia de Talara es una de las zonas más secas de la región.

 

EL FENÓMENO EL NIÑO.

ARRIBA

Los últimos fenómenos de El Niño que se han presentado con características de excepcionales, han sido los de 1891, 1925, 1983 y 1998. Los fenómenos de años anteriores, casi no se sintieron porque en la zona no habían poblaciones importantes.

De cada uno del El Niño en las fechas anotadas, nos ocupamos en sus fechas correspondientes.

En 1891, ya el petróleo había empezado a explotarse en forma inversiva, y las antes pequeñas caletas de pescadores de Máncora, Talara y Negritos, habían crecido.  Por eso el fenómeno pluvial de ese año, si creó impacto en la zona.

Con el tiempo, a medida que las poblaciones crecían y surgían nuevos emplazamientos humanos, los Fenómenos de El Niño fueron causando mayores daños, al igual que en la industria de la extracción del petróleo, la refinería y los derivados.

Otro factor, negativo para Talara, era la agitación del mar, que en algunos casos se presentaba con gran violencia causando perjuicios a las embarcaciones y a las instalaciones marinas.

 

LA FLORA.

ARRIBA

El Instituto Geográfico Nacional al referirse a la eco-región en Piura-Tumbes señala a Talara como bosque seco ecuatorial.

Antes de que llegase el hombre a la región, la provincia de Talara era un extenso bosque de coníferas. Entre Amotape y Negritos había una extensa laguna que subsistía todavía  4.000 años antes de la era cristiana, cuando grupos humanos muy primitivos se apostaron en sus orillas, aprovechando peces y conchas.

En la actualidad las especies vegetales que se producen son las propias de tierras desérticas como el arbusto overal, también el vichayo y el infaltable y piuranísimo algarrobo. También se encuentran el zapote, faique y palo verde.

 

FAUNA

ARRIBA

En el pasado, tuvo Talara una rica fauna terrestre.

En 1960 los geólogos R.R. Lemon y S.C. Churcher encontraron en la provincia de Talara un depósito de restos de mamíferos muy antiguos, correspondientes a 19 especies que habían vivido en esa región, antes poblada de bosques. En 1961 la Universidad de Yale publicó los trabajos de esos científicos en una obra titulada “Estudio Paleontológico y Geológico del Pleistoceno en Talara al Noroeste de Piura”. Entre los principales restos que se encontraron en La Brea, se mencionan mastodontes, tapires, equides, cérvides, camélidos, canides, félides (panteras) y edentados.

En La Huaca se conservan los restos de un mastodonte y en Amotape de otro.

De la fauna pres-histórica, solo quedan en el parque nacional o reserva de Amotape, sajinos, venados o ciervos, ardillas, zorros, la pava a la blanca, los zorrinos, gato montés y osos hormigueros.

Es en el mar donde la provincia de Talara muestra gran riqueza, tanto por variedad de especies como por cantidad.

Tenemos entre  los peces a los siguientes:

El Angelote, selacio de la familia del tiburón, que llega hasta metro y medio de largo y es muy apreciado por sus hueveras. El Atún, es una variedad pequeña que se encuentra frente a cabo Blanco, el bacalao canguro, con dos variedades se le ve frente a Talara. El bereche, se pesca desde la caleta de La Cruz en Tumbes hasta Talara. El bonito, muy apreciado en la alimentación, se alimenta de las anchovetas, siendo su tamaño comercial entre 30 a 60 cms. El barrilete que vive en la superficie de aguas cálidas, siendo su tamaño común de 60 cms con 4 kilos de peso, pero llega a 90 cms y  12 kilos. La caballa, pez voraz de 20 a 30 cms. muy apreciada en la cocina piurana. La merluza, que es después de la anchoveta, la especie que más abunda en todo el litoral peruano, mide entre 25 y 55 cms. pero algunas veces llega a 80 cms. El Jurel que mide entre 40 y 75 cms. La cojinoba, se le pesca frente a Talara midiendo entre 55 y 70 cms. se le alimenta de anchovetas y crustáceos. La cabrilla con dos especies entre 20  y 60 cms. Las corvinas, de carne exquisita midiendo entre 1.5 y 1.00 m. La cachema también muy estimada en el departamento, su tamaño es entre 20 y 55 cms. El suco o pescado del pobre por su bajo precio mide de 20 a 56 cms. El pejerrey de 15 a 30 cms. El lenguado, pez plano de agradable sabor, que pesa normalmente 3 kilos.

El machete que existe en toda la costa peruana, es un pez pequeño. La Sardina que se presenta a veces en grandes cardúmenes, es muy estimada en la alimentación. El tollo, pez pariente del tiburón que en nuestra mesa reemplaza al bacalao, mide de 60 a 120 cm. El pez espada, que tiene una mandíbula superior que se proyecta como una espada constituyendo el tercio de su cuerpo. Nada a gran velocidad y con su “espada” ataca hasta a las embarcaciones. Se le pesca con arpón, pues mide 4 metros y pesa 200 kilos siendo su carne muy agradable. El merlín, sobre todo  en su variedad negro que abunda frente a cabo Blanco, siendo su tamaño normal entre 3 y 2 metros y su peso entre 200 y 500 kilos. En la pesca deportiva se le atrapa con anzuelo y en la comercial con arpón.

La guitarra que tiene la forma de ese instrumento musical, mide un metro y se le pesca entre Talara y puerto Pizarro. La raya que tiene la forma de disco, con una cola como látigo que termina en una fuerte espina, con la que ataca inyectando un líquido sumamente doloroso, viviendo en los fondos arenosos y fangosos y en las playas. La liza que vive en aguas de poca salinidad, penetrando muchas veces en las bocanas de ríos y quebradas. EL mero que mide hasta 1.20 m. de carne muy cotizada. El róbalo que lega a pesar 25 kilos, parecido a la corvina. Se acerca a las playas. El ojo de uva de ojos muy grandes, pesa en 500 y 700 gramos. El bagre, pez pequeño con una especie de barbas. La tintorera, que es un tiburón muy peligroso con dientes fuertes y afilados, mide de 2  a 4 metros. Ataca al hombre y se le captura con agalleras. En determinadas épocas incursiona cerca a las playas siendo un peligro para los bañistas. El cazón de aleta, es un tiburón que se presenta con mucha frecuencia, mide de 2 a 3 metros y es muy perseguido. El  pez martillo, un tiburón voraz y de gran tamaño. Los tiburones blanco y azul, muy perseguidos por la comercialización de sus aletas.

También abundan los calamares, langostinos, pulpos, ostras, caracoles y a partir de 1991 por épocas aparecen  grandes manchas de potas o calamares gigantes que han dado gran  actividad a la pesca.

Tampoco faltan frente al litoral los delfines y una gran cantidad de aves marinas como gaviotas, guanayes, piqueros, alcatraces y  otras.

 

FORMACIÓN GEOLÓGICA.

ARRIBA

Siendo la provincia de Talara rica en petróleos e hidrocarburos en general, se hace necesario dar una breve referencia sobre la formación geológica de su territorio.

La geología es también historia. Es una ciencia que reconstruye la historia de la tierra, la evolución de las capas que componen su corteza, la formación de las montañas y las relaciones del medio físico con todas las formas de vidas tanto animales como vegetales, desde las manifestaciones de vida más sencillas y simples como lo son las algas azules hace miles de millones de años, hasta la aparición del hombre sobre la faz de la tierra.

Para un mejor estudio de la geología, el discurrir del tiempo ha dado origen a una cronología, conformados por lapsos más o menos largos de tiempo llamados eras, los que a su vez se dividen en períodos.

 

Las eras y períodos geológicos son los siguientes:

 

 

ERAS Y PERÍODOS GEOLÓGICOS

ARRIBA

Desde tiempos muy remotos, es decir desde las eras precámbricas hasta la era terciaria el suelo piurano estaba en pleno proceso de formación, sufriendo hundimientos y levantamientos, en forma tal que  lo que ahora es parte del departamento de Tumbes y la costa del departamento de Piura, estuvo casi permanentemente sumergida en las aguas.

Durante la era primaria o paleozoica entre los períodos silúrico y devónico, por plegamiento de la corteza terrestre se formó, la llamada cordillera de la costa que por el norte se iniciaba con lo que ahora son los cerros de Amotape entre Piura y Tumbes; luego proseguía frente a lo que ahora es el litoral de Talara para continuar cerca de Paita en lo que es llamada Silla de Paita, seguída por lo que hoy es un lecho marino y empalmada con la península de Bayovar comprendiendo el cerro Illescas.

Durante la era secundaria la región fue sacudida por una inusitada actividad volcánica y el relieve del suelo piurano sufrió nuevas y profundas transformaciones. Gran parte de la cordillera de la Costa se hundió y quedaron como restos de ella los cerros de Amotape, el Ereo, el cerro Silla de Paita, el cerro Illescas y las islas de Lobos.

En tiempos relativamente recientes, es decir cuando se iniciaba la era cuaternaria con el período pleistoceno, se produjeron movimientos tectónicos emergentes, en el litoral de entonces. Los fondos marinos formados por sedimentos y restos de lamelibranquios, gasterópodos y arena suelta o compacta por carbonato de cal, se levantaron formando las terrazas marinas o tablazos actuales.

George Petersen Gaulke en “Geografía y geología general del litoral peruano” expresa que el tablazo de Máncora es el más elevado y también el más antiguo mostrando una dislocación.

El tablazo de Máncora, tiene al norte de Paita entre 70 u  80 metros de altura y se va elevando a medida que avanza al norte para llegar a su máxima altitud frente a cabo Blanco con 300 m. y principiar a descender rápidamente hacia Zorritos. En su parte más ancha los tablazos tienen 35 Km.

Cuando recién se formó el tablazo de Talara o Máncora, la línea de playa distaba 10 ó 12 kilómetros de la línea de playa actual, pero en un proceso de milenios los bordes de los tablazos se fueron hundiendo hasta quedar con el perfil que ahora tiene el litoral.

 

LA FORMACIÓN DEL PETRÓLEO.

ARRIBA

En cuanto a la formación del petróleo, hay dos teorías científicas. Una que le supone origen orgánico y la otra que le atribuye origen  mineral.

La primera plantea que en tiempos muy primitivos, no menores de 350 millones de años en la mitad de la Era Primaria;  existian  lagos salados de gran densidad, en cuyo fondo había una vegetación muy tupida, que al descomponerse emitían gases los que quedaban aprisionados en el fondo a causa de la gran densidad de las aguas salinas. Tales gases a lo largo de milenios por efecto de la presión se convirtieron en líquidos de color y densidad diversa.

Tomás Hunt, geólogo norteamericano del siglo XIX, da una opinión parecida para los petróleos de América, pero agrega que la descomposición de los vegetales en los fondos lacustres se realizó en los lugares donde se habían formado sedimentos calcáreos y luego a causas de las conmociones sísmicas, esas aguas quedaron cubiertas como bolsones subterráneos, y la presión se hizo más intensa pues los gases no podían liberarse. Dentro de la teoría orgánica de la formación del petróleo, hay varios científicos que afirman  que no solo intervinieron vegetales, sino también animales cuya descomposición fue un factor muy importante.

La teoría del químico francés Marcelino Berthelot y del científico ruso Demetrio Mendeleif, asegura que en la formación del petróleo, nada han tenido que ver elementos orgánicos, sino acciones puramente químicas, y eso fue lo que llevó a los alemanes a producir el llamado petróleo sintético.

Según la teoría mineral o química, el petróleo se habría formado por la descomposición de los acetiluros alcalinos en las capas profundas de la tierra, formando una especie de bolsones. A su vez los acetiluros se habrían formado por acción del ácido carbónico sobre metales alcalinos libres, todo eso con vapor de agua bajo elevadísimas presiones y temperaturas. 

Para otros científicos hubiera bastado que las aguas subterráneas hubieran tenido carburo de hierro y carburo de magnesio a elevada presión  para que se hubiera producido el proceso de formación de los depósitos petrolíferos. Se supone que el proceso se inició en la Era Primaria o Paleozoica hace 350 millones de años.