chistes octubre 2003 - Mundo Matero
CHISTES OCTUBRE 2003

Carlitos entra en un bar y pide doce tragos, una vez servido comienza a tomarlos tan rápido como puede.
El cantinero le dice:
- ¡Recórcholis! ¿Por qué bebe tan rápido? Tiene tanta sed?
Carlitos le contesta:
- Usted bebería tan rápido como yo si tuviera lo que yo tengo...
- ¿Qué es lo que usted tiene...? -pregunta intrigado el cantinero...
- Cuerenta y siete centavos...

Un ciego entra en una cocina, toca un rallador de queso y dice:
- ¿ Pero quién escribió esta pelotudez...?

Este es un señor que va a embarcar en un barco y llevaba a su cabra. En esto que el de la aduana le dice:
¡La cabra no pasa!
Entonces, el hombre se va y le ve un amigo y le dice:
Pinta la cabra de negro y ponle un bozal y pensará que es un perro.
El hombre lo hace y el de la aduana le dice:
¡He dicho que la cabra no pasa!
Y el hombre le responde: ¡Sino es una cabra, que es un perro!
Y el de la aduana le dice:
¿Y los cuernos?
Y el hombre contesta:
¡Con la vida privada de mi perro no se meta!

Este era un día sumamente caluroso en la Selva, y estaban tres elefantes acostados sin hacer nada, y en eso dice uno de los elefantes:
Me encantaría tener una trompa larga, larga, larga -¿Y porque? dijeron los otros dos.
Pues para poder estar aquí acostado y alcanzar ese oasis que esta allá como a 500 metros, chupar agua y escupirla al aire para que todos nos refrescáramos.
En eso dijo el segundo elefante:
- Pues a mi me gustaría tener unas orejas grandes, grandes, grandes....
-¿Para que? dijeron los demás...
- Pues para moverlas y generar una brisa refrescante que complemente el baño de agua que tu echaste.
Finalmente el tercer elefante dice:
- Pues a mi me gustaría tener unas pestañas CHINAS, CHINAS, CHINAS, y LARGAS, LARGAS, LARGAS.
-¿Y para que?
- Pa mariconear un poco nomas...

Un día Jaimito llega a su casa y su mamá le pregunta:
¿Cómo te fue en el colegio?
Y Jaimito le responde:
Como en el polo norte, todo bajo cero.

Ahora comprendo...
¿Que es un gato?
Los gatos hacen lo que quieren.
Raramente te escuchan.
Son del todo impredecibles.
Cuando tu quieres jugar, ellos prefieren estar solos.
Cuando tu quieres estar a solas, ellos quieren jugar.
Esperan que les concedas todos sus caprichos.
Son malhumorados y dejan pelo por todas partes.
Te vuelven loco y ademas te cuestan un ojo de la cara.
Conclusion: Los gatos son reencarnaciones de mujeres...
¿Que es un perro?
Los perros pasan todo el día tirados en el más cómodo mueble que se puedan encontrar en la casa.
Ellos pueden oír una lata de comida que se abra a media cuadra, pero no pueden oírte aunque estés en la misma habitación.
Ellos se ven tontos y tiernos al mismo tiempo.
Ellos hacen ciertos sonidos cuando no están felices.
Cuando tú quieres jugar, ellos quieren jugar.
Cuando queres que te dejen en paz ellos también quieren jugar.
Ellos dejan sus juguetes donde quiera.
Ellos hacen cosas asquerosas con la boca y después te quieren besar.
Te miran directamente a tu zona púbica tan pronto te conocen.
Conclusión: Los perros son reencarnaciones de hombres...
Ahora entiendo porque dicen que las parejas se pelean como perros y gatos!!!

La señorita profesional de la noche acude al ginecólogo por molestias, y este tras revisarla pregunta:
- ¿Tiene ud. fuertes perdidas durante el período menstrual?
- Y... sí doctor, calculo en unos mil quinientos mangos... más o menos...

Una niña que le pregunta a su madre:
- Mamá, ¿cómo se hacen los niños?
- Este... Niña, a los hijos los trae la cigüeña.
- Entonces, ¿quién se coje a la cigüeña?

Luego de la luna de miel, Adolfina visita a su amiga Berta.
- Picarona, ¿cómo te fue de luna de miel?
- Ay, Adolfina, dentro de lo que cabe... bien, pero donde no cabe...¡cómo duele!

Estaban todos los animales de la selva listos para correr en las olimpiadas de los animales. Cuando empieza la cuenta regresiva para correr:
3, 2, 1, ¡arrancar!
Todos corren, pero a media carrera se fatigan y van quedándose uno a uno. Al final sólo queda la hormiga y el elefante peleando por el primer lugar, cuando de repente se oye un temblor, ¡punnnnnnttt! El elefante había pisado a la hormiga, y todos los habitantes de la selva le empiezan a gritar:
¡Asesino, asesino!
Y el elefante responde:
¡No, sólo le quería meter el pie para que se cayera!

Moishe Rothstein de Chicago, decide ir de vacaciones a Miami; una ve allí, trata de alojarse en un hermoso hotel, y el conserje le dice:
"-Lo siento, pero no tenemos habitaciones libres."
Da la casualidad que justo en ese momento uno de los pasajeros deja su habitación y devuelve las llaves, y Moishe exclama:
"-Bueno, señor, allí tiene una habitación para mí."
El conserje entonces le dice: "-Lo siento, pero éste es un hotel restringido".
-Y qué significa eso?", pregunta Moishe.
"-Eso quiere decir que no se admiten judíos en este hotel."
"-Y qué es lo que a Ud. le hace pensar que soy judío?"
"-Yo sé que Ud. lo es."
"-Pues no; yo no soy judío, soy católico", insiste Moishe.
"-¿Ah, sí?. Bueno, dígame: Dios ¿tiene un hijo?"
"-Seguro", responde Moishe.
"-Y ¿cuál es su nombre?"
"Jesús."
"¿-Y dónde nació?"
"-En Belén, en un establo."
"-¿Y por qué nació allí?"
"-Porque un SHMOK, un potz, un pelotudo como Ud.,no quiso alquilarle una habitación a sus padres judíos."

Una feminista entra a la biblioteca y le pregunta al bibliotecario:
¿El libro de los derechos de la mujer?
Y éste responde:
Ciencia ficción, dos pisos arriba.

Un tipo llega a las Vegas, y le va de diez en el casino.
Gana fácilmente unos 200,000 dólares, por lo tanto, el casino le regala el alojamiento en una suite por una noche, con la esperanza de que se quede y pierda todo lo que ganó.
El tipo llega a la suite y ve por la ventana panorámica, una fabulosa vista de la ciudad.
Entonces, necesitando de alguien con quien compartir su suerte, llama al conserje y le pide que le mande a la mejor chica de vida alegre que pueda conseguir.
En un ratito llaman a la puerta, y aparece la mujer más bella y perfecta que se puedan imaginar.
El tipo la mira fascinado, va y sirve dos tragos.
Luego, le pregunta:
- "Cuánto por un trabajo manual?".
La chica no lo piensa dos veces y le contesta:
- "500 dólares".
- "Quéeeee?" - responde el primero, - "es carísimo".
La chica lo lleva hasta la ventana y le dice:
- "Ves ese centro comercial ahí abajo? Tengo tres tiendas de ropa exclusiva. Las puse con el dinero que gano haciéndolo con la mano.
Debo ser muy buena en ello, no crees?
El tipo lo piensa, y como no tiene ningún problema de dinero, acepta.
Media hora después, todo tembloroso y jadeante, se levanta y sirve otros dos tragos.
- "Este ha sido el mejor trabajo manual que me han hecho en mi vida.
Cuánto por sexo oral?".
La chica responde:
- "5,000 dólares."
El otro protesta de nuevo, asombrado por el alto precio.
La chica lo lleva de nuevo a la ventana y le señala un edificio a lo lejos:
- "Ves ese casino y hotel? Es mío, lo compré con el dinero que gané haciendo sexo oral. Debo ser muy buena haciendo eso, no crees?".
El tipo accede.
Una hora después, el tipo está tirado, con la cabeza hacia atrás, los ojos en blanco, temblando, sudoroso, babeando y jadeante.....
- "Este ha sido el mejor sexo oral que he tenido en mi vida.
Cuánto quieres por sexo completo?"
Y la chica le contesta:
- "Querido, si tuviera una vagina, sería la dueña de la ciudad..."

Dos borrachos que no tenían un peso y estaban locos por tomarse un trago conversan:
- Oye Pepe, tengo unas ganas de tomarme un trago!!!
- Yo también, Manolo, pero no tenemos un peso.
- Bueno Pepe, yo tengo una idea. Fíjate bien, compramos una salchicha grande y nos vamos a un bar. Empezamos a tomar y cuando el barman nos venga a cobrar yo me meto la salchicha por el pamtalón y me la saco por la bragueta y tu empiezas a mamar como si fuera una polla. De seguro que nos hechan del bar por inmorales y no pagamos, ¿qué te parece?
- Fantástico, Manolo, vamos a hacerlo!
- Sí Pepe, pero yo empiezo con la salchicha, yo fui el de la idea.
- Bien Manolo, lo que tu digas.
Se fueron a un bar y toma que toma hasta que estuvieron medio borrachos. Cuando vieron que el barman les venía a cobrar, Manolo se sacó la salchicha por la bragueta y Pepe se agachó a mamar. El barman exclamó:
- ¡Inmorales, maricones, fuera, fuera de mi bar! - y salieron riendo a la calle y sin pagar.
Asi estuvieron toda la noche de bar en bar tomando de gratis usando el truco de la salchicha. Cuando estaban en el bar numero siete y preparados para hacer el truco otra vez Pepe le dice a Manolo:
- Oye Manolo, ya estoy cansado de ser yo siempre quien coja la salchicha para mamar, ahora en este bar pásame la salchicha a mi y ponte tu a mamar.
Y Manolo le responde:
- ¿Qué salchicha Pepe?, ¡la salchicha se me cayo al piso en el primer bar!

Jaimito, ¿tú no rezas antes de comer?
No, mi madre es buena cocinera.

Para todos los hombres que se preguntan qué pasa en los baños de mujeres.
Mi mamá era una fanática de los baños públicos. De chiquita me llevaba al baño, me enseñaba a limpiar la tabla del inodoro con papel higiénico y luego ponía tiras de papel cuidadosamente en el perímetro de la taza. Finalmente me instruía: "Nunca, nunca te sientes en un baño público". Y luego me mostraba "la posición" que consiste en: balancearte sobre el inodoro en una posición de sentarse sin que tu cuerpo haga contacto con la taza.
Eso fue hace mucho tiempo. Pero aún hoy en nuestros años más maduros, "la posición" es dolorosamente difícil de mantener cuando tu vejiga está que revienta.
Cuando "tenés que ir" a un baño público, te encontrás con una cola de mujeres que te hace pensar que los calzones de Brad Pitt están a la venta y a mitad de precio. Así que esperas pacientemente y sonreís amablemente a las demás mujeres que también están discretamente cruzando las gambas.
Finalmente te toca tu turno. Verificás cada cubículo por debajo para ver si no hay piernas. Todos están ocupados. Finalmente uno se abre y te lanzás casi tirando a la persona que va saliendo.
Entrás y te das cuenta que el picaporte no funciona; no importa...Colgás tu bolso del gancho que hay en la puerta, y si no hay gancho, te lo colgás del cuello mientras mirás como se balancea debajo tuyo, sin contar que te desnuca la correa que te colgaste al cuello, porque el bolso está lleno de mierdas que le fuiste tirando adentro (la mayoría de las cuales no usás, pero que las tenés por si acaso).
Pero volviendo a la puerta... como no tenía picaporte, sólo tenés la opción de sostenerla con una mano, mientras que con la otra de un tirón te bajás la bombacha y asumís "la posición"...
Alivio......AAhhhhhh..... Más alivio... Ahí es cuando tus muslos empiezan a temblar....
Te encantaría sentarte, pero no tuviste tiempo de limpiar la taza ni la cubriste con papel, así que te quedas en "la posición" mientras tus piernas tiemblan tan fuerte que registrarían 8 en la escala de Richter, sin contar la salpicada finita del chorro que pega en la loza y que te caga hasta las medias ¡¡¡que seguramente se va a notar!!!
Para alejar tu mente de esa desgracia, buscás el rollo de papel higiénico, peroooo, je, je...! el rollo esta vacío...!.
Tus piernas tiemblan cada vez más.
Recordás el pedacito de papel con el que te limpiaste hace un rato la nariz .
Eso tendrá que ser suficiente. Lo arrugás de la manera más esponjada posible. Pero es más chico que la uña de tu dedo y encima todavía está mojado de moco..
En eso, alguien empuja la puerta de tu baño y como el cerrojo no funciona recibís tremendo viandazo en la cabeza.
Les gritás caliente: "OCUPADOOOO !!!", mientras continuás empujado la puerta con tu mano libre y el pedacito de kleenex que tenías en la mano se te cae exactamente en un charquito que hay en el piso y no estás segura si es agua o mmmm..meo....je!, y vos te vas de espalda y te caes sentada en el inodoro del baño.
Te levantás rápidamente, pero ya es demasiado tarde, tu culo ya entró en contacto con todos los gérmenes y formas de vida del asiento porque VOS nunca lo cubriste con papel higiénico, que de todos modos no había, aún cuando hubieras tenido tiempo de hacerlo.
Sin contar el golpe en la cabeza, el desnuque de la correa del bolso, la salpicada del chorro en las piernas y en las medias, la que te conté, que todavía está mojada... el recuerdo de tu mamá que estaría vergonzadísima de vos si supiera; porque su culo nunca tocó el asiento de un baño público, porque francamente, "vos no sabes que clase de enfermedades podrías agarrarte ahí".
Pero la debacle no termina ahí...ahora el sensor automático del baño está tan confundido que suelta el agua como si fuera una fuente y manda todo al colector con tal fuerza que te tenés que agarrar del tubo que sostiene el papel de baño (cuando hay) o de las paredes por miedo a que te vaya a chupar y vayas a aparecer en la China. Aquí es cuando finalmente te rendís. Estás empapada por el agua que salió del baño como fuente. Estás exhausta. Tratás de limpiarte con un celofán de unos chiclets Adams...
Entonces salís inconspicuamente al lavamanos. No sabés cómo funcionan con los sensores automáticos así que te limpiás las manos con saliva, te las secás con una toalla de papel y salís pasando junto a la línea de mujeres que aún están esperando con las piernas cruzadasy en estos momentos sos incapaz de sonreír cortésmente.
Un alma caritativa al final de la línea te dice que vas arrastrando papel higiénico pegado a tu zapato del largo del río Santa Lucía...!
Tironeás el papel del zapato, lo depositás rudamente en la mano de la mujer que te dijo que lo traías pegado y le decís suavemente:
"Tomá... podés necesitarlo...!!!" y salís.
En este momento ves a tu marido que ha entrado, usado y salido del baño de hombres y que tuvo tiempo de sobra para leer La Guerra y la Paz mientras te esperaba. "¿Por qué tardaste tanto?" te pregunta azorado. Aquí es cuando vos le das una patada en los huevos y lo mandás a la puta que lo parió.
Esto esta dedicado a las mujeres de todas partes que han tenido que usar un baño público. Y finalmente les explica a ustedes, hombres, por qué nosotras tardamos tanto.

Resulta que un conocido tipo se compra un auto último modelo y lo sale a probar por la autopista. Pone primera (60 km/h), segunda (90 km/h) tercera (110 km/h). Cuando estaba acelerando para poner cuarta una Ninja (moto) se le pone a la par. El conductor de la moto inclina su cabeza, mirando al conductor del automóvil, con la mirada fija hacia los ojos del tipo le dice:
¿Conoces la Ninja?, acelera la moto a fondo y se escapa a gran velocidad. El conductor del automóvil muy ofendido por el insulto que el motorizado le había ofrecido, acelera hasta alcanzarlo. Cuando estaban a la par nuevamente, el motorizado le dice por segunda vez:
¿Conoces la Ninja?, y otra vez se escapa a gran velocidad.
El conductor empieza a acelerar hasta alcanzarlo. El hecho se repite, y así una vez más el motorizado se aleja pero esta vez, a una velocidad que el automóvil no puede alcanzar. Luego de manejar tranquilo por un rato al llegar a una curva ve al motorizado tirado en el piso, la moto 30 metros más adelante toda rota. El motorizado agonizando en el piso, el conductor se acerca y le dice:
Ja, eso te pasa por andar cargando a la gente con tu motito.
Mira lo que quedó de tu moto.
A lo que el motorizado como puede responde:
Yo te preguntaba si conocías la Ninja, para ver si sabías dónde estaba el freno.

En una juguetería, un niño escoge un peluche de kanguro. Va a la caja y le entrega un billete de monopolio a la cajera, ésta le dice amablemente:
Amor, esto no es dinero de verdad.
Y el niño le contesta:
Este tampoco es un kanguro de verdad.

Estaban dos borrachitos en un bar cuando ya estaba por cerrar.
Oye cumpa, ¿por qué no vamos a mi casa para seguir chupando?
No, mejor vamos a la mía que es aquí cerquita.
No cumpa, la mía es más cerquita.
A ver, vamos, a ver cuál es más cerca.
Y se van, llegando a la esquina se detienen y uno le dice al otro:
Ya llegamos cumpa, está es mi casa.
Y el otro le dice:
No puede ser cumpa, ésta es mi casa.
No te creo, es la mía.
A ver, tocaremos la puerta así sabremos de quién es.
Tocan la puerta, sale la dueña, y les dice;
¡Que bonito, que bonito, padre e hijo borrachos!

¿En qué se parece un pato rengo a un pato viudo?
En que los dos se quedaron sin pata

Recopilación chistosa: carlos "el judío"


E-MAIL