Guzman el Bueno
Guzman el Bueno

Escudo del apellido Guzmán.

1256. Nace el 24 de enero (día de San Ildefonso) en León. Según relatará su hijo:

"Nasquió Don Alonso Pérez de Guzmán mio señor, i padre,
segund que en sus escrituras yo fallé, dia de San Ildefonso a veinte
i quatro de Janero era de mil doscientos e noventa e quatro año..."

Es hijo ilegítimo de don Pedro de Guzmán, Adelantado Mayor de Andalucía.

Su tía es doña Mayor Guillén, amante del rey Alfonso X el Sabio.

Se educa en casa de su padre, a pesar de las malas relaciones que reinan entre sus hermanastros y él.

1276. Con veinte años de edad, le encontramos sirviendo a las órdenes de don Lope Díaz de Haro III Señor de Vizcaya. En uno de sus primeros combates, en la actual provincia de Jaén, consigue tomar como prisionero al líder musulmán Abén Comat, uno de los favoritos del Rey de Marruecos.

En el banquete subsiguiente, celebrando el evento, su hermanastro no puede ocultar sus celos. Le recuerda su condición bastarda delante del rey y los demás invitados.

Marcha de Sevilla, en compañía de su ayo, Alonso Hernández y parte de su mesnada, que le acompañan voluntariamente.

Llega hasta Algeciras, donde se pone a las órdenes del rey marroquí Abu Yusuf.

Inmediatamente pasa a Africa, donde lucha valerosamente contra los enemigos de áquel, somete tribus y recauda impuestos. Tan bravamente lo hace que, en poco tiempo se convierte en uno de sus adalides favoritos.

Y Alonso no escatima esfuerzos en conseguir la libertad de cristianos cautivos con la excusa de aumentar sus mesnadas. Y al mismo tiempo aumentan tanto sus rentas, que se convierte en un hombre de gran fortuna.

Grabado de Villafañe García.
Alfonso X el Sabio. Libro de Estampas de los Reyes. Alcázar de Segovia.

1278. Los benimerines desembarcan en Gibraltar. Marchan al interior saqueando Sevilla, Rota, Sanlúcar, Jerez.... Alfonso X no puede frenar el ímpetu norteafricano y se ve obligado en febrero a pedir la paz, evento ocurrido en Algeciras.

Alfonso X rompe la tregua cercando la ciudad de Algeciras por tierra y mar.

1279. El ejército castellano es víctima de las enfermedades y el sitio es un auténtico fracaso.

1282. El infante Sancho se rebela contra su padre, relegando a éste del trono y otorgándole únicamente las ciudades de Murcia y Sevilla. Alonso Pérez de Guzmán recibe una carta de su primo, el monarca castellano Alfonso X, donde éste le pide la ayuda de su, hasta ahora gran enemigo, Abú Yusuf, para enfrentarse a su primogénito.

Sancho IV. Libro de Estampas de los Reyes. Alcázar de Segovia.
Estatua de María Alonso Coronel, creada por Martínez Montañés en 1609 y que se encuentra en el Monasterio de Santiponce (Sevilla).

Alonso Pérez cruza el Estrecho con sus huestes y se instala en Sevilla, donde es agasajado por el rey Alfonso.

Poco después casa con María Alonso Coronel, recibiendo como regalo de bodas la localidad de Alcalá de los Gazules, así como la extensa dote de la novia, incrementando extraordinariamente su patrimonio.

Tras la boda vuelve a África donde se entrevista con Abú Yusuf y ambos cruzan nuevamente el Estrecho con gran cantidad de hombres, estableciéndose en Gibraltar.

Alfonso X y Abú Yusuf se reúnen en Zahara. Después se dirigen a Córdoba (cuartel general del infante don Sancho). Alonso Pérez actúa de mediador, pero la reunión fracasa estrepitosamente, por lo que el rey norteafricano y el De Guzmán retornan a su reino.

1283. Aprovechando la rivalidad en el reino castellano, los meriníes invaden la península y arremeten contra Córdoba, Andújar, Jaén...

Mientras, Alonso Pérez permanece en África, debido a su compromiso de no atacar con sus hombres al reino cristiano (1).

Nace Pedro, su primogénito.

1284. El 4 de abril fallece Alfonso X en Sevilla.

Nace Isabel, su segunda hija.

1285. El 12 de abril, Abú Yusuf, al frente de un poderoso ejército desembarca en Tarifa y asola Jerez, Medina Sidonia...

Sancho IV el Bravo, ya rey castellano-leonés, socorre las plazas sitiadas por tierra y mar. El ardor cristiano obliga el 21 de octubre a Abú Yusuf a firmar la Paz de Peña Cerrada, mediante el cual se obliga a devolver todas las plazas ocupadas excepto Tarifa, Estepona, Ronda y Algeciras y una fuerte indemnización económica.

Estatua que representa a Sancho IV. Tarifa (Cádiz)
Grabado que representa a Alonso Pérez de Guzmán.

Alonso Pérez vuelve con su Señor a Algeciras, naciendo en el trayecto su tercer hijo, Juan Alonso.

1286. Fallece Abú Yusuf, sucediéndole su hijo Abú Yacub, quien siente un odio irracional hacia los cristianos.

El De Guzmán no debe de confiar mucho en este personaje, puesto que al poco tiempo envía a su mujer e hijos a Sevilla, con la excusa de que su matrimonio ya no va bien y María Coronel quiere volver con su familia.

Además, poco a poco, consigue ir mandando sus tesoros adquiridos en sus campañas en África a su mujer (2), mientras él espera una oportunidad para reunirse con ellos en España.

1291. Estando Alonso en África sirviendo al Emir de Fez, y su esposa María Alonso Coronel, quien cuenta con 24 años en Sevilla, sus biógrafos cuentan de ella, como episodio más llamativo, el llamado del tizón.

1292. Abú Yacub planea deshacerse del leonés. Le encomienda el cobro de impuestos en una remota tribu mientras le prepara una celada, que será espléndidamente recompensada si acaban con la vida del cristiano. Pero la conspiración es descubierta por Alonso, quien contacta con sus hombres y, con la excusa de ir a defender Tánger, embarca a todos y se dirige hacia la Península, llegando sin problemas a Sevilla.

Aquí se dirige al monarca castellano-leonés, pidiéndole volver a su servicio y es recibido por éste con los brazos abiertos.

Rotas las treguas, los benimerines desembarcan en Algeciras y asolan la zona del Guadalete. Se prepara una gran alianza entre castellanos, aragoneses y granadinos. La flota aliada, al mando del genovés Benito Zacarías, persigue a la flota musulmana desde Algeciras hasta Tánger, logrando destruir la citada flota en su misma bahía, ante los atónitos ojos de Abú Yacub.

Sancho IV decide tomar la iniciativa asaltando una de las puertas musulmanas con El Estrecho. Desecha Algeciras decantándose por Tarifa, y ademas promete entregársela a Muhammad II de Granada, una vez conquistada.

Benimerin. Boceto presentado por Paco Aznar para las fiestas de Alcoy 1979.

La estrategia es la siguiente: castellano-leoneses atacarán por tierra. Aragoneses y genoveses por mar. Y granadinos plazas aliadas del Rey de Fez, para impedir la llegada de refuerzos.

El 13 de octubre, tras un duro asedio de cinco meses, Tarifa se rinde.

Sancho IV no la entrega al granadino, como había prometido y éste, abandona la coalición cristiana y se alía con el líder benimerin. Tarifa se convierte en una plaza difícil, por ser tierra fronteriza en permanente conflicto y nadie quiere ser su alcaide.

El Maestre de Calatrava Ruy Pérez Ponce se compromete a preservarla durante un año, pero a condición de que después, otro caballero le sustituya.

Por este tiempo, parece ser que Alonso Pérez anda en amoríos con una noble dama sevillana, de nombre Isabel González, y que fruto de esa pasión, nace poco después una niña, a la que se llamará Teresa Alfonso de Guzmán.

1293. María Alonso Coronel consigue convencer al monarca para que ceda la alcaldía de Tarifa a su marido y, de esta forma, alejarle de La Corte.

En julio toda la familia se desplaza hasta Tarifa, excepción hecha del primogénito, Pedro, que ejerce como paje del infante don Juan. El citado infante se ha dirigido hacia Portugal donde no ha sido especialmente bien recibido, decidiendo dirigirse al norte de África para ofrecer sus servicios a Abú Yacub.

El ejército castellano-leonés se ha replegado a Burgos debido a problemas económicos. El ya Alcaide de Tarifa reorganiza y refuerza sus defensas y llena los silos de grano y víveres. Sus malos augurios no pueden ser más acertados.

1294. En primavera se presentan ante las puertas de Tarifa un fuerte contingente benimerín y parte de la guarnición algecireña. A su frente, el traidor infante don Juan. El Emir de Fez le ha prometido darle en propiedad la ciudad si consigue hacerse con ella.

Pero sus ataques se estrellan contra las murallas con terribles pérdidas entre los sitiadores. Se intenta sobornar o amenazar al De Guzmán, que impertérrito en lo alto de su fortaleza rechaza cuanto se le ofrece. Exasperado, el traidor infante recurre a una última intentona. Hace venir al joven paje e hijo del alcaide, al que le pone una daga en el cuello y le conmina a elegir entre dos opciones: o la entrega de la plaza o la muerte de su hijo.

Grande es la congoja en el corazón de Alonso. Debe decidir entre su amor paterno-filial y la fidelidad prometida a su rey. Echando mano de su propio puñal su recia y enérgica voz proclama desde las alturas:

"No engendré yo fijo para que fuesse contra mi tierra..."

Y acto seguido, ante los aterrados ojos de su esposa, lanza el puñal a los pies del desalmado, dando por zanjado el asunto. El infante, ebrio de furia, degüella al infeliz muchacho, y tras decapitarle, manda su cabeza al interior usando una catapulta.

Guzmán el Bueno, en el momento de arrojar su puñal. Grabado particular.
Sabedores los benimerines que un ejército castellano se acerca por tierra, mientras una escuadra aragonesa hace lo propio por mar, levantan el campo y vuelven a África.
Oleo anónimo que representa a María de Molina.

1295. Impresionado Sancho IV por la gesta de su vasallo, lo manda llamar y lo recibe en Alcalá de Henares. Aquí le ofrece verbalmente Sanlúcar de Barrameda, Rota, Chipiona, el Puerto de Santa María y toda la tierra que hay desde el Guadalquivir al Guadalete. Y además añade:

"Justo es que el que fue bondad, tenga el nombre de bueno"

El 25 de abril muere Sancho IV de tuberculosis, sin haber podido legalizar lo verbalmente concedido.

Don Enrique el Senador, Regente del Reino, pretende devolver Tarifa al reino granadino. La enérgica actuación de María de Molina, viuda del finado Sancho, junto a la determinación mostrada por Guzmán el Bueno amparados ambos por el Concejo de Andalucía, dará al traste con el proyecto.

Alonso Pérez se convierte en uno de los más sólidos pilares en los que se apoyará María de Molina en su lucha contra los levantiscos nobles.

1297. Recibe Sanlúcar de Barrameda con todos sus territorios, Chipiona, Rota y Trebujena.

1299. Obtiene Conil.

1301. Fernando IV es declarado mayor de edad y Rey de Castilla y León.

1302. Le son concedidas Marchena, Medina Sidonia y Vejer.

El 7 de abril muere Muhammad II de Granada. Le sucede su hijo, Muhammad III que reafirma las treguas con Castilla y León.

1308. En las Cortes de Burgos se decide reemprender el proceso de reconquista, dando fin a las treguas con el reino granadino.

1309. El 27 de julio se inicia el asalto a Algeciras. Entre los muchos caballeros presentes se encuentra Alonso Pérez de Guzmán. Sin embargo, Algeciras resiste. Los auxilios y refuerzos recibidos desde Gibraltar son la causa de la demora en la conquista.

Fernando IV el Emplazado. Estampas de los Reyes. Alcázar de Segovia.

Fernando IV se dá cuenta que, sin cortar los suministros procedentes de Gibraltar, la toma de Algeciras se presenta imposible.

Decide mandar abundante tropa formada por el Arzobispo de Sevilla, el concejo sevillano, y las mesnadas de los caballeros Pedro Núñez de Guzmán, Juan Núñez de Lara y Álvar Pérez de Guzmán. Todos ellos mandados por Guzmán el Bueno.

El De Guzmán que sabe de la dificultad de la empresa, tras estudiar el terreno, deja las mesnadas de Juan Núñez de Lara y del Arzobispo de Sevilla como reserva. Y acto seguido ordena bloquear el mar para impedir la llegada de refuerzos y la construcción de una torre desde la que hostigar el castillo y la población.

Desde la torre recientemente construída, se lanzan grandes piedras contra la población, teniendo esta que capitular al mes de iniciados los lanzamientos, con la promesa de ser embarcados con sus enseres hacia África.

Fernando IV, gozosamente, hace nombrar Alcaide de Gibraltar a Alonso Pérez.

Estando las huestes cristianas siendo continuamente hostigadas por musulmanes refugiados en las montañas, recibe el Bueno la orden de terminar con esos molestos grupos guerrilleros, y allá se encamina al frente de sus hombres.

El 19 de septiembre llegan a los alrededores de una localidad llamada Gaucín, donde en un paraje conocido como Los Prados de León, es alcanzado por una flecha de ballesta. Sus hombres, que le idolatran, causan la muerte de sus agresores. Recogen su cuerpo y seguidamente le homenajean llevándole a Tarifa, Algeciras, Medina Sidonia, Sanlúcar de Barrameda.

Tras celebrar una misa en la Catedral de Sevilla, sus restos son trasladados al Monasterio de San Isidro del Campo, en Santiponce, con la siguiente inscripción en su sepulcro:

"...ENTRO . EN CAVALGADA . EN . LA SIERRA DE GAVSIN . EOVO .Y .FACIENDA .
CON LOS . MOROS . E MATARONLO EN ELLA .
VIERNES 19 D SEPTIEMBRE ERA DE MILITREZIENTOS IQUARENTA ISIETE
QUE FUE AÑO DEL SEÑOR DE MIL ITREZIENTOS INVEVE"

Imagen del sepulcro de Guzmán el Bueno, en el Monasterio de Santiponce. Por Martínez Montañés (1609).
 

(1). Según algunos historiadores esto no sería cierto y Alonso Pérez habría participado activamente con sus hombres en el ataque peninsular norteafricano contra intereses castellanos.

(2). Se dice que hacía mandar las joyas y monedas en bolsas de higos que hacía llegar a la península, diciendo que eran para sus hijos, a los cuales les encantaban los higos africanos.

   
Castillos de España