Juan I de Castilla
Juan I de Castilla

Enrique II de Trastámara. Libro de Estampas de los Reyes. Alcázar de Segovia.

1358. Nace el 24 de agosto en Epila (Aragón), durante el destierro a que están sometidos sus padres.

Hijo de Enrique II de Trastámara y de su esposa, Juana Manuel.

1369. Con la muerte de Pedro I el Cruel, su padre se convierte en el nuevo rey castellano-leonés.

Su padre decreta un aumento de impuestos a los judíos toledanos, a la vez que se confiscan parte de sus bienes.

1371. En las Cortes de Toro, a petición de los representantes de las ciudades, se obliga a los judíos a llevar un distintivo que permita diferenciarlos de los cristianos.

A una edad temprana es prometido a Leonor de Aragón, hija del monarca aragonés. La joven infanta cuenta con tan sólo siete años de edad.

Escudo del linaje de los Manuel.
La Virgen de la Leche. Cuadro de los hemanos Serra que representa a Enrique II y su hijo Juan.

En Burgos los dos jóvenes se conocen por primera vez, quedando prendados el uno del otro.

Problemas de índole político entre ambos reinos hacen que su compromiso quede roto, pero ambos no cejarán en su empeño de casar el uno con el otro, deshechando innumerables propuestas de matrimonio.

1375. Se halla en la villa soriana de Almazán, donde muere Jaime IV de Mallorca. Ordena el traslado del cadáver para ser sepultado en un convento (1).

Casa en Soria con Leonor de Aragón, hija de Pedro IV el Ceremonioso. De este matrimonio nacerán tres hijos:

  • Enrique, que reinará en Castilla, como el Doliente
  • Fernando, llamado de Antequera, que llegará a reinar en Aragón.
  • Leonor.

1379. El 29 de mayo muere Enrique II en Santo Domingo de la Calzada.

En julio celebra Cortes en Burgos, donde es coronado como nuevo Rey de Castilla y León. Al abrir dichas Cortes hace un alegato en favor de la justicia:

"Es la más noble e alta vertud del mundo, ca por ella se rigen
e mantienen los pueblos en paz e en concordia"

Seguidamente confirma todas las leyes y ordenamientos mandadas por Alfonso XI -su abuelo- en las Cortes de Madrid y Alcalá de Henares; así como las de su padre en las Cortes de Burgos y de Toro. Las principales disposiciones aprobadas en dichas Cortes son:

  • Los caballeros armados tienen derecho a usar joyas y paños de oro, así como los doctores y oidores de la Real Audiencia
  • Cualquier ciudadano puede vestir ropas de lana con plumas, armiños, cintas y estoques dorados
  • Las mujeres de caballeros, escuderos o cualesquiera otro, puedan vestir dorado "o como quisieren"
  • No se tolerarán llantos desordenados por los difuntos ni podrán durar los duelos más de un cierto tiempo
  • Se prohibe a los oficiales del rey pedir cosas desorbitadas por razón de su cargo, especialmente cuando La Corte se traslade a una cierta ciudad
Juan I de Castilla. Estatua sita en la ciudad de Burgos.
Juan I de Castilla. Colección Lázaro Galdeano.

Siguiendo la política de su padre, se alinea con Francia contra los ingleses, en la Guerra de los Cien Años.

Es Juan I -como se verá a lo largo de su reinado- gustoso de celebrar Cortes y oir a los miembros del Consejo:

"Se pagaba mucho de estar en Consejo" (2)

En agosto el Almirante de Castilla Fernando Sánchez de Tovar, Señor de Berlanga de Duero, conquista el Castillo de La Roche-Guyon, capturando, además, cuatro naves inglesas.

En octubre, estando aún en Burgos, nace su primogénito Enrique.

Decide acabar con los ultrajes a los judíos, poniendo a éstos bajo protección real, a cambio de un impuesto que áquellos deberán abonar.

1380. Celebra Cortes en Soria. El tema principal a tratar es el de la necesidad de regular la vida licenciosa de clérigos y legos.

En julio, veinte galeras castellanas bajo el mando de Tovar se unen a la flota francesa en La Rochelle. El objetivo: atacar las mismas costas de Inglaterra. Tras derrotar a los ingleses en Winchelsea, la flota franco-castellana regresa a puerto.

En agosto, tras abastecerse conveniente, la flota penetra en el mismo corazón de Inglaterra, remontan el Támesis e incendian el suburbio londinense de Gravesend, en una clara demostración de superioridad naval (3).

En septiembre hallándose aún en Soria, recibe a los embajadores de Fernando I de Portugal, quienes traen una propuesta matrimonial para casar a su primógenito -recién nacido- con la infanta Beatriz -heredera al trono portugués-.

Se traslada a Medina del Campo, donde ha convocado a todos los prelados de su reino para tratar el Cisma de Occidente, y decidir si debe ser Clemente VII o Urbano VI quien ocupe el solio pontificio.

En noviembre, la reina Leonor dá a luz a su segundo hijo, el infante Fernando.

Castillo de La Mota (Medina del Campo)
Escudo de armas del apellido Tovar.

1381. Inglaterra no se amilana y firma un tratado secreto con Portugal.

El reino luso -rompiendo el Tratado de Santarem- y con ayuda inglesa, ataca a Castilla.

El 17 de julio 23 galeras portuguesas se internan en las costas onubenses. Le sale al paso la armada castellano-leonesa que, únicamente, cuenta con 17 galeras.

Pero la pericia marinera de Fernando Sánchez de Tovar se pone de manifiesto una vez más. En la Batalla de Saltés destroza a toda la escuadra portuguesa -1 único navío consigue salvarse-, siendo hundidos o capturados.

1382. El 3 de marzo, Juan I le envía una misiva a Ferrand Martínez, Arcediano de Ecija, quien lleva años predicando la destrucción de sinagogas y juderías, prohibiéndole dichas manifestaciones.

Por las mismas fechas, una gran armada castellana parte de 26 naves parte desde el Cantábrico, uniéndose a otra de galeras, bajo el mando único del Señor de Berlanga, con la misión de derrotar definitivamente a los portugueses.

Remontan el río Tajo sin apenas oposición y saquean cuantas aldeas hallan a su paso.

El 20 de marzo se hallan en la misma Lisboa sometiéndola a un bloqueo nunca conocido antes en la capital portuguesa. Ni alimentos, armas, caballos, y por supuesto dinero puede entrar y llegar a manos del ejército inglés aposentado en la ciudad. El descontento comienza a apoderarse de las tropas inglesas, que cometen todo tipo de desmanes.

El 6 de julio crea el cargo de Condestable de Castilla en la persona de Alfonso de Aragón (4).

En agosto se firma el Tratado de Elvas, cuyas principales disposiciones son:

  • Se pone fin a la guerra entre Portugal y Castilla
  • La infanta Beatriz casará con Juan I de Castilla
  • Los soldados ingleses abandonarán Portugal en los navíos de Fernando Sánchez de Tovar

El 13 de septiembre muere de sobreparto en el Castillo de Cuéllar la reina doña Leonor.

Retrato de Juan I de Castilla. Alcázar de Segovia.
Castillo de Cuéllar (SEGOVIA, 2004)

El rey, que se halla en Madrid, recibe la fatal noticia, y, según cuentan las crónicas:

"supo nuevas de cómo la reina Leonor, su mujer era finada,
y que muriera en Cuéllar de parto de una hija.
El rey tuvo gran enojo de ello, pues era noble señora.
El rey mandó traer el cuerpo de la reina doña Leonor a la ciudad de Toledo
y fue enterrado en la iglesia de Santa María "

Con su muerte peligra la efímera paz lograda entre Castilla y Aragón.

El 27 de noviembre se celebra la Batalla de Roosebeke, donde Francia con apoyo naval castellano, al mando de Fernán Ruiz Cabeza de Vaca, aplasta la revuelta de Flandes.

1383. El 2 de abril se firman unas capitulaciones matrimoniales en Salvaterra de Magos, mediante las cuales la infanta portuguesa Beatriz casará, no con el primogénito de Juan I, sino con el propio monarca castellano-leonés.

Las capitulaciones matrimoniales incluyen varias claúsulas entre las que destacan:

  • Enrique, el primogénito de Juan I, sería Rey de Castilla
  • Los hijos habido entre Juan y Beatriz serían Reyes de Portugal
  • Si los infantes portugueses Dionis y Juan muriesen, se unirían los Reinos de Castilla y Portugal

El 17 de mayo se celebra el enlace en Badajoz. Pedro de Luna, legado del Papa bendice el enlace. A la ceremonia no asiste el Rey de Portugal Fernando I, por encontrarse gravemente enfermo de tuberculosis.

En julio Juan I parte personalmente al frente de su ejército hacia tierras asturianas. Se enfrenta a su hermanastro, Alfonso Enríquez Conde de Noreña, al cual vence y depone, donando todas sus tierras al Obispo de Oviedo. Únicamente le permite conservar la plaza de Valencia de don Juan (León).

La Alhama de Sevilla vuelve a protestar ante el monarca, porque el Arcediano de Écija sigue incitando a la revuelta contra los judíos.

Entrega a León V de Armenia la villa de Madrid en Señorío, así como Andújar y unas jugosas rentas.

Leonor Tellez de Meneses.

En septiembre celebra Cortes en Segovia cuyos principales acuerdos son:

  • Se comienza a computar el tiempo desde el nacimiento de Cristo (5)
  • Se consolida la organización de la Audiencia
  • Se prohíbe a los judíos habitar en barrios cristianos
  • Trabajar durante las fiestas eclesiásticas

El 22 de octubre, Fernando I de Portugal fallece de tuberculosis sin hijos varones.

Leonor Téllez de Meneses, su viuda, se encarga del gobierno, en calidad de Regente, en tanto dure la minoría de edad de su hija Beatriz.

Sin embargo, pasa a vivir maritalmente con su amante, Juan Fernandes de Andeiro, lo que solivianta a parte de la nobleza y el pueblo portugués, presentando como alternativa al trono al Maestre de Avís Juan, hermanastro del fallecido Fernando I.

Juan I manda encarcelar a Alfonso Enríquez en el toledano Castillo de Almonacid, temeroso de que vuelva a conspirar contra él.

El 6 de diciembre, el Conde Andeiro es asesinado. Juan de Avís ocupa Lisboa -declarándose como soberano de Portugal- y la reina Leonor se refugia en Santarem, ciudad leal a su causa, mientras solicita la ayuda castellana y abdica en su hija Beatriz.

El monarca castellano concentra sus tropas en Ciudad Rodrigo y penetra en Portugal. Guarda es tomada sin apenas oposición.

1384. El 12 de enero conquista Santarem. No tarda en mandar recluir en el Monasterio de Tordesillas a Leonor Téllez, viendo su capacidad para conspirar.

En marzo pone sitio a Lisboa.

Sin embargo, en abril sus tropas son derrotadas por Nuno Alvares Pereira en El Alentejo.

La armada portuguesa realiza incursiones en las costas gallegas, pero la llegada de la flota castellana les pone en fuga, hacia la seguridad de la ciudad de Oporto.

En mayo el bloqueo a Lisboa es ya hasta marítimo. La escuadra de Tovar no permite que nada entre ni salga de la capital.

Beatriz de Portugal

Escudo de Juan I de Castilla.

En junio, cuando todo parece perdido para los defensores, una intrépida maniobra del marino portugués Ruy Pereira, consigue romper el cerco naval castellano y, entre terribles pérdidas, tanto marítimas como de hombres, asegurar el suministro de víveres para que los sitiados puedan subsistir.

El 27 de julio el intrépido almirante castellano Fernando Sánchez de Tovar realiza una admirable maniobra de aproximación que le permite la conquista de la orilla sur del río, así como de la villa y la Fortaleza de Almada. La victoria final aparece cercana.

Pero, lamentablemente, hace su aparición la peste, que merma la capacidad de sus tropas al tiempo que mueren algunos de sus mejores oficiales:

  • Pedro Núñez de Lara, Conde de Mayorga y Señor de Castroverde
  • Pedro Fernández de Velasco, Señor de Medina de Pomar
  • Fernando Alvárez de Toledo, II Señor de Valdecorneja

El propio Tovar se encuentra afectado por la peste.

El 17 de agosto se dá la orden de regresar a Castilla, aunque deja guarniciones en las fortificaciones de sus aliados -algunos nobles portugueses son afines a su causa-.

Fernando Sánchez de Tovar muere a bordo de su nave capitana, la Arenas de San Juan, en el camino de regreso.

Mientras, los portugueses comienzan a recuperar lo antaño perdido (Almada, Alenquer...), pero no consiguen la conquista de la zona norte del reino.

1385. En marzo Juan de Avís convoca Cortes en Coimbra, donde, el 6 de abril es declarado como Rey de Portugal, al tiempo que se declara a Beatriz como ilegítima heredera al trono.

Una vez confirmado en el trono reemprende la ofensiva contra la zona norte, conquistando Braga, Guimaraes, Viana do Castelo...

El ejército castellano-leonés, reforzado con soldados franceses, vuelve a penetrar en Portugal por el mismo camino de hace dos años. El Maestre de Santiago, Pedro Muñiz de Godoy obtiene una primera victoria frente a los portugueses de Nuno Alvares.

Juan I de Portugal

Juan I de Castilla. Libro de Estampas de los Reyes. Alcázar de Segovia.

Los portugueses se desquitan poco después, venciendo en la Batalla de Troncoso, donde mueren un buen elenco de nobles castellanos.

El Mariscal de Castilla Diego Gómez Sarmiento hace renacer las esperanzas castellanas tras derrotar a los portugueses en Torres Novas. Incluso son capturados el Prior del Hospital y el Maestre del Cristus.

Batalla de Aljubarrota. El 14 de agosto ambos ejércitos están frente a frente. Los nobles portugueses no son partidarios de enfrentarse a los invasores en campo abierto. Su inferioridad tanto numérica como militar es notable. Siguiendo las consignas de sus asesores militares ingleses, eligen el lugar más idóneo y rodeado de inmunerables obstáculos naturales y algunos creados artificialmente para aguantar las embestidas de la caballería enemiga.

Ignorando el terreno y confiando en su superioridad numérica, Juan I de Castilla dá la orden de ataque. La caballería castellana avanza y se detiene a consecuencia de las irregularidades del terreno, circunstancia que aprovechan los arqueros ingleses. Lluvia de flechas y piedras caen sobre los jinetes, que tienen que abandonar sus monturas y seguir la lucha a pie.

Finalmente, son derrotados y Juan I tiene que huir. Las pérdidas de su ejército han sido terribles:

  • Pedro González de Mendoza se sacrifica prestando su caballo al rey para que pueda huir
  • Juan Téllez, III Señor de Aguilar de Campoó
  • Diego Gómez Manrique, Señor de Amusco y Treviño
  • Fernando Sánchez, II Conde de Alburquerque
  • Juan Fernández de Tovar, Señor de Berlanga e hijo del anterior almirante, muere un año escaso después que su valiente padre
  • Diego Gómez Sarmiento, Mariscal de Castilla

Pedro López de Ayala, Canciller de Castilla, ha sido capturado y es encerrado en una jaula.

Juan I cabalga hasta llegar a Santarem. Desde allí por el Tajo a Lisboa. Nada más llegar dá la orden de partir y volver a Sevilla.

Peor suerte tiene el Maestre de Santiago, Pedro Muñiz de Godoy (6). Perseguido por los portugueses, es alcanzado y rematado junto con todos sus acompañantes en la localidad de Valverde de Badajoz.

Escudo de armas de Pedro González de Mendoza.
Juan de Gante, Duque de Lancaster.

En diciembre convoca Cortes en Valladolid, cuyo principales acuerdos son:

  • La creación del Consejo Real
  • Concesión de recursos extraordinarios para paliar la crisis ante la derrota portuguesa
  • Reforma del ejército

1386. En marzo Juan de Avis ya ha reconquistado las localidades de Braganza, Chaves y Villarreal de Pavoes.

El 9 de mayo se firma el Tratado de Windsor entre Juan de Avis y Juan de Gante, Duque de Lancaster.

En junio cae el último bastión castellano en tierras portuguesas: Almeida.

El 25 de julio el inglés -que se declara como legítimo aspirante al trono castellano por estar casado con Constanza, la hija de Pedro I el Cruel-, desembarca en La Coruña, al frente de un nutrido contingente de tropas.

En septiembre fija su Corte en Orense, tras haber asaltado sin excesivos problemas el Castillo de Sandiás.

Sus tropas asaltan Ribadabia. Los judíos se baten con inusitada energía y la judería termina saqueada por los ingleses.

En noviembre, tras firmar el Tratado de Ponte do Mouro con Portugal, realiza una incursión contra Castilla.

Juan I convoca nuevas Cortes en Segovia ante la gravedad de los hechos, instando al pueblo castellano a defender su territorio ante la ilegitimidad de la invasión.

1387. El 1 de enero muere Carlos II de Navarra. Le sucede su hijo, Carlos III el Noble.

El 5 de enero fallece Pedro IV de Aragón, víctima de la malaria. Le sucede Juan I.

En febrero se celebra el enlace entre Juan I de Portugal y Felipa de Lancaster -hija de Juan de Gante- como parte de los acuerdos suscitados entre ambos.

El Reino de León es atacado (Benavente, Valderas...). Pero los agresores han calculado mal. Castilla y León se encuentra en paz con los reinos vecinos de Aragón y Navarra y cuenta con una firme aliada: Francia.

El 1 de junio Portugal solicita y obtiene treguas y se retira, dejando solos a sus alidos ingleses. Antes de retirarse dona la villa de Valencia de Campos a su hijo, el infante don Juan, pasando a denominarse Valencia de don Juan.

Portugueses e ingleses no consiguen avanzar.

En diciembre se celebran Cortes en Briviesca, al objeto de recaudar dinero con el que pagar a Juan de Gante a cambio de olvidar sus pretensiones al trono de Castilla.

Escudo sito en el Castillo de Coyanza.

Carlos III el Noble. Diputación Foral de Navarra.

1388. En febrero, Leonor, la hermana de Juan I, se separa de Carlos III de Navarra y regresa a Castilla trayéndose a sus hijas.

Los ingleses son frenados en su avance y se inician conversaciones de paz en Troncoso.

Ratificados el 8 de julio mediante la Paz de Bayona -reunión auspiciada por Carlos III- cuyos principales aspectos son:

  • Compromiso matrimonial entre los dos principales herederos: el príncipe castellano Enrique y Catalina de Lancaster (ella cuenta con 15 años por 9 su futuro marido)
  • Asímismo, serán los primeros en ostentar el título de Príncipe de Asturias, que designará a los futuros herederos al trono castellano-leonés
  • Los hijos de Pedro I que aún permanecen en prisión deberán ser puestos en libertad de forma inmediata (7), y podrán regresar a Castilla si así lo desean
  • Juan de Gante recibe una indemnización de 600.000 francos de oro, olvidándose de sus deseos de ser rey
  • Su esposa Constanza recibe las ciudades de Guadalajara, Medina del Campo, Olmedo y Huete con todas sus rentas, de por vida

Se celebran Cortes en Palencia, donde se intenta anular el pago de las deudas a los judíos, siendo esto rechazado.

El 17 de septiembre se celebran los esponsales matrimoniales de Enrique y Catalina en la Catedral de Palencia (8).

1389. El Arzobispo de Sevilla, Pedro Gómez Barroso, prohíbe las manifestaciones antijudías del Arcediano de Écija.

Mediante el Acuerdo de El Espinar, el rey castellano-leonés reconoce la independencia de Navarra y suaviza los efectos del Tratado de Briones.

El 23 de noviembre Castilla y Portugal se desmarcan de la Guerra de los Cien Años mediante la Tregua de Monçao, obligándose a devolverse las plazas ocupadas anteriormente.

1390. En febrero, todos los reinos peninsulares cristianos se alían con Francia en un claro apoyo al Papa de Avignón Clemente VII.

Juan I de Castilla. Grabado de Amador de los Rios.

Celebra Cortes en Guadalajara.

En ellas decide donar al infante Fernando, quien cuenta con 10 años, el Castillo de Peñafiel, el Señorío de Lara, y las villas de Medina del Campo, Cuéllar y Olmedo.

El 9 de octubre, hallándose el rey en Alcalá de Henares para presenciar una exhibición ecuestre, cae de su caballo con tan mala fortuna que termina golpeándose y muriendo a consecuencia de la caída, a la edad de 32 años (9).

 

(1). Pelayo Artigas comenta al respecto:

"En sitio ignorado de esta Iglesia (San Francisco) fue inhumado el rey de Nápoles don Jaime de Mallorca, que,
habiéndose visto obligado a refugiarse en Castilla, después de sus frustradas tentativas hechas en Aragón,
para recuperar la corona de Mallorca, perdida por su desventurado padre, cayó enfermo en Almazán,
donde murió a primeros de 1375, y hallándose entonces, en la comarca, el infante Juan (después Juan I),
dispuso, con toda pompa, su traslado a Soria, para sepultar su cadáver en el convento"

(2). Decían Las Crónicas del rey que era:

"De condición apacible y naturalmente benigno,
cuando algún arduo negocio se le ofrecía se mostraba perplejo e irresoluto.
Carecía de vigorosa iniciativa y firme voluntad para tomar una determinación
y ejecutarla por sí solo con mano fuerte, dotes necesarias
en aquellos tiempos en que pueden los hombres más que las instituciones "

(3). La Crónica de Juan I no puede ser más clara al respecto:

"Ficieron gran guerra este año por la mar, e entraron por el río Artemisa (Támesis),
fasta cerca de la cibdad de Londres, a do galeas de enemigos nunca entraron"

(4). El Condestable de Castilla será el máximo responsable del ejército castellano-leonés, y representante del rey durante sus ausencias. Es un cargo vitalicio, pero no hereditario y viene a sustituir al antiguo cargo de Alférez Mayor del Reino.

(5). El anterior, conocido como Era Hispánica, fue introducido por los romanos en el año 38 a.c., y se supone que es la fecha de la pacificación definitiva de Hispania. Se empezará a poner en práctica el 25 de diciembre del año 1384. Al respecto de tal cambio, las crónicas dicen al respecto:

"Vínose el Rey para la cibdad de Segovia, e allí fizo sus Cortes, e muchas leyes e ordenamientos,
de las quales pocas se guardaron, salvo una ley que fizo en que mandó que se non pusiese en las escripturas la era del César,
si non el año del nascimiento de nuestro Salvador Jesu-Christo"

(6). Elegido para el cargo de Maestre, un año antes, durante el asedio fallido de Lisboa.

(7). Constanza, como se sabe, era hija del finado rey castellano Pedro I el Cruel, y presionó para conseguir la libertad de sus hermanos. Sin embargo, su hermano Juan, permanecerá en prisión en la ciudad de Soria, hasta su muerte.

(8). Las crónicas de la época definen al muchacho de apenas 10 años como flaco y endeble (pasará a la posteridad con el apodo de El Doliente). No sale mucho mejor parada la novia, de la que se comenta:

"Mucho fea que tanto parescie home como mujer"

(9). La Crónica de la Muerte de Juan I dice lo siguiente:

"Estando el rey Juan I en Alcalá de Henares se decidió realizar en su honor una demostración de ejercicios ecuestres
a cargo de caballeros "farfanes" -cristianos al servicio del rey de Marruecos-.
Cincuenta de estos caballeros, agradecidos al rey por haber conseguido su repatriación,
formarían un grupo que exhibiría sus habilidades con los caballos y las lanzas.


Tras haber escuchado la misa auspiciada por don Pedro Tenorio, la comitiva salió por la Puerta de Burgos,
para dirigirse al lugar donde tendría lugar el espectáculo. En ello estaban cuando el caballo que montaba el rey
sufrió un tropiezo, dando con él en el suelo donde Juan I quedó muerto.


El revuelo causado por tal accidente fue aprovechado por el arzobispo Pedro Tenorio que,
acercándose al cuerpo y tomándolo en sus brazos, anunció que el rey estaba mal herido y que su estado hacía
imposible su traslado. Por todo ello, ordenó que se levantara una tienda allí mismo,
donde el monarca recibiría la atención médica necesaria.

El arzobispo con esta estratagema ganó el tiempo necesario para conseguir, con la ayuda de la reina,
la sucesión pacífica de Enrique III, el hijo primogénito del rey, que entonces contaba,
en aquellas fechas, con once años de edad.

Sólo una vez conseguidos la obediencia a la reina y el juramento de obediencia al príncipe se dió noticia de la muerte del rey
y se trasladó su cadáver a la Capilla de los Reyes Nuevos de la Catedral de Toledo, donde se le dió cristiana sepultura.

 
Castillos de España
 
© castillosdejirm.com
Página actualizada el 18/02/2012