Alfonso X el Sabio
Alfonso IV de León el Monje
Ordoño II. Libro de Estampas de los Reyes. Alcázar de Segovia.

899. Nace aproximadamente en este año.

Es el segundogénito del rey Ordoño II de León y de su primera esposa, Elvira Menéndez.

920. Los ejércitos cristianos coaligados son derrotados en Valdejunquera.

921. El 12 de octubre fallece su madre, Elvira Menéndez.

923. A finales de este año Ordoño II y su hijo Alfonso casan simultáneamente con dos hijas de Sancho I Garcés de Pamplona, Sancha y Oneca.

El rey -su padre- no tendrá descendientes de este matrimonio.

924. En junio fallece Ordoño II. Su hermano Fruela no respeta los derechos sucesorios de los hijos del finado y se hace coronar como rey.

Su madre Elvira, según una miniatura del Liber Testamentorum. Universidad de Barcelona.

Alfonso y Oneca se ven obligados a refugiarse en Galicia.

Sancha de Pamplona -viuda de Ordoño II- casa con el Conde de Álava Álvaro Herraméliz -naciendo inmediatamente su primer hijo-.

Fruela reunifica los territorios del viejo reino asturiano, manteniendo la capital en León.

Alfonso y su esposa se desplazan al Reino de Pamplona donde permanecen bajo la seguridad que les proporciona el rey Sancho I Garcés -padre de Oneca-.

Este mismo año -o el siguiente- nace su primer hijo, al que ponen por nombre Ordoño.

925. En agosto Fruela muere después al haber contraído la lepra.

El Reino de León es sacudido por una sangrienta guerra civil que enfrenta a Alfonso Froilaz el Jorobado, hijo del recién fallecido Fruela II con los hijos de Ordoño II.

Sancho Ordóñez -quien cuenta con el apoyo de la nobleza gallega-

Alfonso -apoyado por su suegro, el rey navarro Sancho I Garcés-

Ramiro -quien cuenta con el apoyo de los Condes de Castilla y Portugal-

926. La desigual batalla termina con la victoria de Alfonso y sus hermanos, quienes se reparten el Reino de León:

  • Sancho Ordóñez -casado con Goto Núñez- recibe el Reino de Galicia, desde la costa cantábrica hasta el río Miño
  • Alfonso es coronado el 12 de febrero como Rey de León
  • Ramiro recibe el territorio de Portugal, con capital en Viseo

Al derrotado, Alfonso Froilaz, le permiten seguir viviendo en Asturias, donde cuenta con numerosos partidarios.

Nada más comenzar a reinar hace regresar de su destierro al obispo Fruminio -que había sido desterrado por Fruela II-.

El Conde de Castilla Nuño Fernández se alinea con el depuesto Alfonso Froilaz no rindiendo pleitesía a Alfonso, por lo cual es depuesto.

Fernando Núñez es nombrado como nuevo Conde de Castilla.

El nuevo rey es un hombre de talante religioso y sumamente pacífico, y no intentará ningún asalto al poderío musulmán durante su reinado.

En fecha indeterminada nace su segundo hijo, el infante Fruela.

929. Dona la villa de Naves al Monasterio de San Cosme y San Damián. Como testigos de dicha donación firman su hermano Ramiro y los obispos Juliano y Dulcidio.

En el verano fallece su hermano mayor, Sancho Ordóñez.

"Al poco murió Sancho, en la región donde se había refugiado, sin dejar hijos,
con lo que esta pasó al rey unánimente aceptado, Alfonso, que ya no tuvo competidor en el poder"
(1)

Ramiro II de Leon.

Alfonso, quien cuenta con el apoyo del noble gallego Gutierre Menéndez, consigue la reincorporación del reino gallego en el Reino de León de forma pacífica -y Gutierre Menéndez consigue extensos señoríos en la zona de Lugo-.

931. En enero, con motivo de un pleito entre el Monasterio de Ruiforco y las villas de Manzaneda de Torío y Garrafe de Torío se desplaza hasta el lugar.

El 31 de enero resuelve el pleito en favor del monasterio.

El 11 de abril su esposa Oneca confirma un diploma, sin saber que será su último acto como reina.

El 27 de junio en Burgos el rey confirma unas donaciones al Monasterio de San Pedro de Cardeña.

En verano fallece la reina Oneca, sumando en una profunda tristeza al rey Alfonso.

El 6 de noviembre abdica en favor de su hermano Ramiro -proclamado como Rey de Asturias y León en la catedral leonesa- y seguidamente ingresa como religioso en el Monasterio de Sahagún.

No tarda en arrepentirse de su decisión -seguramente mal asesorado por algún noble- y abandona Sahagún. Seguidamente, se dirige a Simancas, con intención de enfrentarse a Ramiro y volver a recuperar el cetro real.

Los consejos de algunos familiares hacen que desista de esta idea inicial, volviendo nuevamente a Sahagún.

Pero poco después, aprovechando la presencia de su hermano en Zamora, se hace proclamar nuevamente como rey en León.

933. Animado por partidarios suyos, intenta recuperar el trono que ostenta su hermano menor, Ramiro II, y se dirije a León.

Ramiro cerca León y los partidarios de Alfonso comienzan paulatinamente a abandonarle.

Tras ser capturado, en lugar de ejecutarle, le hace sacar los ojos, siguiendo una antigua tradición asturiana.

En agosto muere en el Monasterio de Ruiforco, olvidado y abandonado por todos, recibiendo sepultura en el mismo (2).

Alfonso IV el Monje.

Posteriormente, Alfonso V de León ordena trasladar los restos de ambos a la Basílica de San Isidoro de León, siendo depositados en una fosa común, junto con los de otros monarcas y, siendo imposible hoy dia saber a quien puedan pertenecer los restos.

 

(1). Según el cronista musulmán Ibn Hayyán.

(2). Parece ser que su esposa Oneca también había sido enterrada en el mismo Monasterio de Ruiforco.

 
Castillos de España
 
© castillosdejirm.com
Página actualizada el 14/11/2015