Sancho I Garces Rey de Pamplona
Sancho I Garcés de Pamplona

García Jiménez de Pamplona.

Nace en fecha indeterminada en Sangüesa.

Es hijo de García Jiménez, de la dinastía Jimena y de su segunda esposa Dadildis de Pallars.

Casa con Toda de Pamplona.

870. Muere García I Iñíguez, sucediéndole Fortún Garcés.

Ejerce como Gobernante de Valdonsella. interviniendo en todos los territorios de alrededor.

Decidido a recuperar el trono que le pertenece, cuenta con los importantes apoyos de Alfonso III el Magno y de su suegro, el Conde de Pallars.

Con estos importantes apoyos consigue ocupar Pamplona, llevando la intranquilidad a Fortún Garcés -quien aún reina-.

Escudo de armas del Condado de Pallars, tomado de la página de Wikipedia.
Consigue eliminar los derechos patrimoniales y sucesorios de los hijos de Fortún Garcés y que recaigan en su nieta Toda -a la sazón, su actual esposa-.
Fortún Garcés, según Joaquín Espalter. Salón del trono de la Diputación Foral de Navarra.

905. Sancho Garcés hace valer estos derechos y se autoproclama como Rey de Pamplona, destronando a Fortún Garcés -que se retira al Monasterio de Leire donde morirá este mismo año o el siguiente-.

907. El musulmán Muhammad ibn Lope se ha adueñado ya de una extensa zona pirenaica -por la incapacidad guerrera del anterior Fortún Garcés- y pretende hacer lo mismo con alguna de las tierras del nuevo rey pamplonés.

El 30 de septiembre pretende adueñarse de los últimos reductos pamploneses cuando es derrotado por Sancho I Garcés, falleciendo además el citado Lope en la batalla.

El Reino de Pamplona respira tranquilo.

Muere Galindo Aznárez II Conde de Aragón.

Sancho I Garcés obvia los derechos sucesorios de sus descendientes y ocupa las tierras del Condado.

911. Muhammad Al-Tawil, Gobernador de Huesca, casado con Sancha -hermana del fallecido Galindo Aznárez II-, no queda satisfecho con esta resolución, amenazando las tierras colindantes y demandando sus derechos al Condado.

Sancho I Garcés, segun un óleo de Joaquín Espalter. Diputación Foral de Navarra.
En unión de Muhammad ibn Abd Allah intenta, sin éxito alguno, menoscabar el poderío navarro con incursiones sin consistencia alguna.

El problema queda resuelto con el anuncio de un futuro matrimonio entre el primogénito del rey pamplonés, García Sánchez I -aún un niño- y la hija del fallecido Conde -Andregoto Galíndez-.

Solventadas estas dificultades, estima que es hora de expandir su reino, a costa del poderío musulmán.

917. Abderramán III prepara un impresionante ejército musulmán, al mando del veterano general Ahmed ibn Muhammad ibn Abi Abda.

El 2 de agosto parten desde Córdoba y avanza desafiante hacia tierras cristianas del norte.

Responde afirmativamente a los requerimientos de Ordoño II de León, con quien establece una alianza que derrota a los musulmanes en Castromoros -San Esteban de Gormaz-.

Dibujo que representa una batalla en los alrededores del Castillo de Castromoros.
Restos del Castillo de Arnedo (2005)

La cabeza del veterano general es colgada y expuesta -junto a la de un jabalí- en una de las almenas del castillo, en una clara advertencia a Córdoba.

918. Con la ayuda de sus aliados leoneses pone sitio a Nájera, pero la ciudad musulmana aguanta el asedio de tres días.

En Tudela más de lo mismo, aunque el rey navarro consigue rescatar al prisionero Isarno, hijo del conde Ramón I.

Mejores resultados obtiene en Calahorra y Arnedo, conquistas que se amplían con la Fortaleza de Viguera.

Sancho I Garcés conquista Valtierra -Navarra-, incendiando su mezquita.

Abderramán responde con rapidez a estas incursiones cristianas.

En junio organiza un ejército al mando de Badr Ibn Ahmad.

El 14 de agosto los navarro-leoneses son derrotados en Mutonia -lugar desconocido hoy día- pero mantienen sus conquistas.

919. Nace su heredero García I Sánchez.

Inmediatamente firma un pacto con Galindo II Aznárez V Conde de Aragón mediante el cual su hijo recién nacido casará con Andregoto Galíndez -hija del conde aragonés-.

Sus aliados, los Banu Tuyib, toman la plaza de Monzón a los Banu Qasi.

920. El califa cordobés prepara el golpe definitivo contra las incómodas y molestas correrías cristianas.

Llama a la Guerra Santa contra sus enemigos y proclama a los cuatro vientos la Campaña de la Muez -1ª que dirigirá personalmente-.

Tras pasar por Madina Al-Faray -Guadalajara- y Madina Salim -Medinaceli- y hacer más grande su ya impresionante ejército parten para tierras navarras, pasando antes por territorio leonés.

Abderramán III. Grabado del siglo XIX
Batalla de Valdejunquera. Grabado antiguo.

Los Castillos de Wakshima -Osma-, Castromoros -San Esteban de Gormaz- y Alcubilla son tomados e incendiados. Clunia -Coruña del Conde- sigue el mismo ejemplo.

El 15 de julio se hallan, ya en tierras navarras, ante el Castillo de Carcar -abandonado- y sus defensores huídos y reconquistan Calahorra sin mayores problemas.

El 24 de julio Sancho I Garcés envía parte de su ejército desde Arnedo, con la intención de hostigar la retaguardia musulmana, pero estos apenas se inquietan.

El 26 de julio cristianos y musulmanes se encuentran en Valdejunquera. la coalición cristiana navarro-leonesa es completamente desarbolada. Los Obispos de Tuy y Salamanca -Hermoigio y Dulcidio- son hechos prisioneros.

Los 500 supervivientes cristianos se refugian en las Fortalezas de Viguera y Muez.

El 27 de julio Muez es tomado al asalto y todos sus defensores hechos degollar en presencia del califa cordobés.

Igual suerte corre Viguera cuatro días después.

Tras estimar que han causado el mayor daño posible, las tropas cordobesas se retiran.

A pesar de estos avatares, la derrota no se salda con pérdida alguna de territorio -ni siquiera de castillos y fortalezas- que vuelven a ser rehechas y los reyes cristianos esperando tiempos mejores.

Durante el reinado de Sancho I Garcés se comienza a acuñar moneda propia -siendo el primer reino cristiano en hacerlo-.

También aparece el sistema de tenencias o alcaldías, que perdurarán en Navarra y Aragón hasta principios del siglo XVIII.

921. Un ataque musulmán arrasa lo poco que queda de la ciudad de Segeda Restituta Augusta -Canales de la Sierra, la Rioja-.

El Rey de Pamplona vuelva a recuperar Valtierra -Navarra-.

Y poco después la Fortaleza de Uncastillo, y la Torre de Sibirana -dependiente de este- derrotando a las guarniciones musulmanas que las protegían.

Uncastillo.
Galindo II Aznárez, V Conde de Aragón.

922. Muere Galindo II Aznárez V Conde de Aragón.

El rey Sancho de Pamplona invade el Condado, mostrando su candidatura a la sucesión del mismo y enfrentándose con el resto de candidatos.

El conflicto no va a más al reconocer todos a Andregoto Galíndez -hija menor de edad del fallecido- como Condesa de Aragón y ratificando el compromiso de futura boda con el heredero al Reino de Pamplona.

Designa a Galindo como Obispo de Pamplona.

923. Establece una alianza con el rey leonés que se plasma rápidamente en un ataque contra los musulmanes de la Rioja Alta y Media -Banu Qasi-.

Sus tropas reconquistan la Fortaleza de Viguera, mientras su aliado, el rey Ordoño conquista la ciudad de Nájera, la cual le entregará.

Además, fallece Muhammad ibn Abd Allah ibn Muhammad, jefe de los Banu Qasi.

Cuadro que representa a Ordoño II de León, por José María Rodríguez de Losada. Ayuntamiento de León.
Retrato imaginario de Alfonso IV de León, por Eduardo Cano de la Peña. Museo del Prado.

Inmediatamente, ordena que sea repoblado el territorio conquistado -Rioja Alta, Media y Nájera- con navarros, alaveses y castellanos y lo hace llamar como Reino de Nájera, entregándoselo a su hijo y primogénito García Sánchez I.

En agradecimiento a la ayuda leonesa casa a sus hijas Sancha y Oneca, respectivamente con Ordoño II de León y su hijo, el infante Alfonso.

924. En junio fallece su aliado Ordoño II de León.

Fruela II usurpa el trono leonés sin respetar los derechos sucesorios de los hijos del finado Ordoño.

Su hija Sancha -viuda ya de Ordoño II- casa inmediatamente con el Conde de Álava Álvaro Herrámeliz.

Se encuentra preparando una expedición contra el Condado de Sobrarbe cuando le llegan inquietantes noticias: un gran ejército cordobés capitaneado por Abderramán III se dirige raudo hacia su reino.

Tras ser informado de que los musulmanes están asaltando una gran cantidad de castillos navarros, decide hacerles frente. Para ello, solicita la ayuda del nuevo rey leonés, Fruela II.

En Irati la coalición cristiana es desarbolada por el Emir cordobés, quien sigue su camino causando muerte y destrucción.

Entra en Pamplona, la cual saquea e incendia (1).

Seguidamente captura a lo poco que queda de los Banu Qasi, los cuales son trasladados a Córdoba.

No tarda en acoger en su reino a su hija Oneca y su yerno Alfonso.

Los musulmanes vuelven a Al-Ándalus dejando muerte y destrucción pero sin haber consolidado ninguna conquista, excepto Calahorra.

925. El 5 de enero en unión de su esposa Toda fundan el Monasterio de San Martín de Albelda -La Rioja- en conmemoración de las victorias conseguidas dos años antes.

Castillo de Clavijo.

Su hija Velasquita casa con el Conde de Vizcaya Momo.

El 10 de diciembre fallece el rey pamplonés (2), cerca de Resa, siendo enterrado en San Esteban de Deio en Monjardín.

Le sucede su hijo menor García II Sánchez como Rey de Pamplona, actúando como regente Jimeno Garcés, hermano del fallecido.

 

(1). La Sede Episcopal de Pamplona es trasladada a Leyre, no volviendo a la capital hasta el año 1023.

(2). Los cronistas musulmanes dicen que muere a consecuencia de haberse despeñado su caballo.

 
Castillos de España
 
© castillosdejirm.com
Página actualizada el 29/05/2018