Alfonso III
Alfonso III el Magno
Ordoño I. Estatua sita en la Plaza de Oriente (Madrid).

848. Nace en Oviedo (1). Hijo de Ordoño I y de Munia (Nuña).

853. Es nombrado heredero al trono asturiano por su padre, mientras se ocupa principalmente de los territorios gallegos.

856. Su padre Ordoño I repuebla León.

859. Las tropas de Ordoño I derrotan a las musulmanes en el Monte Laturce (Clavijo). El jefe musulmán, Muza, resulta gravemente herido y abandona a duras penas el lugar.

860. Las tropas de Ordoño I conquistan y repueblan Astorga, Tuy y Amaya.

863. Los musulmanes reaccionan y derrotan a los astur-leoneses en la I Batalla de La Morcuera.

Grabado que representa a la Reina Munia ó Nuña.

865. Idéntica situación se produce dos años después en la II Batalla de La Morcuera. Estas derrotas hacen mella en Ordoño I que, de hecho, prácticamente abdica en su hijo Alfonso.

866. Sube al trono a los dieciocho años tras la muerte de su padre (2). Nada más ser coronado tiene que hacer frente a la sublevación del Conde de Lugo Fruela Bermúdez, hijo de Veremundo, quien penetra en Oviedo con su ejército y Alfonso se vé obligado a huir.

Se refugia en Avila, protegido por su tío, el Conde Rodrigo. Este, junto con la nobleza castellana y otros nobles ovetenses toman partido por su sobrino. Marchan sobre Oviedo, donde derrotan a Fruela Bermúdez y lo ejecutan en la capital.

Vimara Pérez, conquistador y repoblador de Oporto. Estatua sita en Oporto.

Por su ayuda, nombra a su tío Rodrigo como Conde de Castilla (3).

867. Nada más subir al trono ordena reconstruir las ciudades romanas de Lancia (al pie de León), y Cea (al lado de Sahagún).

Se produce una revuelta vascona en Alava de la mano del Conde Eylón.

Envía nuevamente a su tío Rodrigo a sofocar la rebelión, que reprime sin excesiva dificultad. El Conde Eylón será encerrado en una mazmorra en Oviedo no volviéndose a saber más de él.

Se producen ataques musulmanes por las actuales zonas de Alava y Castilla.

868. El Conde Vimara Pérez ocupa y repuebla Oporto. Odairo hace lo propio con Chaves y una amplia comarca entre el Miño y el Duero.

Alfonso III el Magno. Estatua sita en la Plaza de Oriente (Madrid, 2009).

Ensancha las fronteras de su reino llegando asegurándolas hasta Salamanca y en alguna razzia llega hasta Coria.

869. Para asegurar su flanco oriental, casa con Jimena (Amelina), hija del que llegará después a ser rey navarro García Jiménez, que le dará seis hijos:

  • Garcia, que llegará a reinar en León
  • Ordoño, que reinará en Galicia
  • Fruela, que reinará en Asturias
  • Ramiro
  • Gonzalo, que llegará a ser Arcediano de Oviedo
  • Sancha

"Casi todos sus hijos fueron díscolos y revoltosos, amargaron la vejez de su padre
y crearon un semillero de conflictos, sobre todo en Galicia y en León"
(4)

Este matrimonio le granjea la amistad y el apoyo de navarros y franceses. Y por si fuera poco, los lazos familiares entre la dinastía pamplonesa y los Banu Qasi de la zona del Ebro, le permite gozar de paz con los musulmanes de esta zona.

Grabado del siglo XIX que muestra la boda entre Alfonso III y Jimena de Pamplona.
Ordoño II, hijo de Alfonso III el Magno y futuro Rey de León. Estatua sita en la Plaza de Oriente (Madrid).

Inmediatamente coloca en el Condado de Alava al Conde Vela Jiménez, en calidad de vasallo suyo. Su flanco oriental queda cubierto.

Sus propios hermanos Veremundo, Nuño, Odario y Fruela también intentarán destronarle. Pero una vez vencidos les hace encarcelar y, según una antigua ley, les saca los ojos (5), excepción hecha de su hermano Veremundo.

Este consigue escapar y refugiarse en Astorga donde, con el apoyo de algunos musulmanes y cristianos consigue reinar en la ciudad durante siete años.

871. Nace García su primer hijo.

872. Repuebla Sahagún, consagrando el antiguo Monasterio Visigodo de Dominos Sanctos en la persona del abad Adefonso (huído de Córdoba).

873. Nace Ordoño, su segundo hijo.

Se asegura una política de alianzas con los rebeldes musulmanes al Emir de Córdoba. Estos son los Banu Qasi de Zaragoza y el Emir de Mérida Abd Al Rhaman Ibn Marwan el Gallego.

Ayuda en la reconstrucción de la Catedral de Santiago de Compostela.

874. Tiene que hacer frente a la rebelión del Conde Lugo Flacidio.

875. Nace Fruela su tercer hijo.

877. Penetra en León llegando hasta El Bierzo. Tras la caída de Astorga, toma duras represalias contra la ciudad por haber dado cobijo a su traidor hermano, Veremundo.

Consigue del Papa Juan que Oviedo obtenga la categoría de Arzobispado.

878. Conquista Deza.

Rostro de la estatua de Alfonso III. Plaza de Oriente (Madrid)

Las huestes castellanas conquistan Atienza.

El Conde Vimara Pérez consigue la conquista de Coimbra, trasladando la frontera occidental del reino hasta el rio Mondego.

Sus aliados musulmanes (Ibn Marwan) atrapan al Primer Ministro del emir cordobés Hashim Ben Adb Al Aziz, enviándoselo a Alfonso en prueba de amistad.

Tanta humillación es inmediatamente respondida por Muhammad I, quien envía dos ejércitos. Uno de ellos tiene la misión de castigar a los Banu Qasi; el otro atacar los dos principales bastiones asturianos: León y Astorga.

El segundo cuerpo de ejército musulman cruza el Duero, pero son derrotados por el Magno en Polvoraria. Y cuando lo que queda de ellos se repliegan son nuevamente alcanzados por el ejército cristiano, que los vuelve a derrotar en Valdemora.

Grabado que representa a Alfonso III el Magno.

879. Muhammad I envía una flota musulmana para atacar Galicia desde el mar. Pero es destruída por un temporal.

Alfonso III y su aliado Ibn Marwan aprovechan la debilidad cordobesa y bajan con sus ejércitos por el valle del Tajo, donde derrotan nuevamente a un contingente musulmán en el Monte Oxifer, junto al Guadiana.

Córdoba, algo impensable hasta entonces, se ve obligada a pedir una tregua de tres años, pagando fuerte rescate por recuperar a su Primer Ministro.

Sus enemigos musulmanes, que le temen y le respetan, le conocen como El Emir de Liyún.

880. Córdoba se convulsiona con rebeliones internas. La principal de Omar Ibn Hafsún pone en jaque a Muhammad I.

881. Concluída las treguas firmadas, una audaz expedición leonesa cruza el Tajo por Trujillo llegando a las mismas puertas de Mérida y volviendo con un rico botín.

En otro orden de cosas, ordena la escritura de hechos acaecidos durante su reinado.

En ellas se considera al Reino de Asturias, como el heredero natural del reino de los godos.

En este año publica la Crónica Albeldense, primera de la trilogía (6).

882. El castellano Munio Núñez, aliado de los Banu Qasi, avanza por tierras burgalesas, conquistando Castrojeriz, ciudad que manda fortificar.

El Conde Diego Porcelos llega hasta Pancorbo, donde derrota a un contingente musulmán, en cuyas filas combate heroicamente Umar Ibn Hafsún -congraciado eventualmente con Córdoba-, sin poder evitar la pérdida de la ciudad.

Muhammad I contraataca.

En verano manda a su propio hijo Al-Mundir en una campaña contra los Banu Qasi -hijos del fallecido Muza y aliados de Alfonso- y que tienen acogido al hijo de éste, Ordoño.

Castillo de Castrojeriz (2008).
Castillo de Coyanza

Se entablecen negociaciones y se procede a un intercambio de prisioneros, volviendo seguidamente los musulmanes a Córdoba.

Muhammad Lope se hace con el poder en Zaragoza.

Acosado por Córdoba y por los Condes de Castilla y de Alava pretende negociar con Alfonso III, no aceptando este iniciarlas con quien acaba de traicionar a sus amigos y aliados, los Banu Qasi.

883. Sus tropas conquistan Coyanza.

Muhammad I nuevamente organiza un potente ejército poniendo al frente de él a su hijo Al-Mundir.

Acto seguido se dirige a Zaragoza donde aplastan a los Banu Qasi.

Seguidamente penetran en Castilla dirigiéndose hacia León, donde son esperados por el ejército de Alfonso III.

Pero antes de la batalla se producen intensas negociaciones que concluyen con un tratado de paz, retornando los musulmanes seguidamente a Córdoba.

De este año es la Crónica Profética, segunda de la trilogía.

884. Hace traer a orfebres franceses para recubrir con oro y piedras preciosas la cruz de roble que Don Pelayo había llevado en sus batallas, hoy conocida como la Cruz de la Victoria.

El Conde castellano Diego Rodríguez Porcelos construye un burgo ó ciudad y una fortaleza a orillas del río Arlanzón, que recibirá el nombre de Burgos.

Dicha ciudad se erige sobre un cerro, en la margen derecha del río para que este actúe como foso y la colina la protega de los duros vientos del Norte.

Mientras por el Este, el Conde Vela Jiménez fortifica Cellorigo, Cerezo y Grañón, cerrando de esta forma las posibles incursiones procedentes de La Rioja.

Se sublevan el Conde Vimara Pérez y el leonés Hanno.

Escultura de Diego Rodriguez Porcelos, en Burgos.

Escultura dedicada a Abd al-Rahman ibn Muhammad ibn Marwan ibn Yunus al-Maridi, por Estanislao García Olivares 2003. BADAJOZ

Y más tarde tiene que hacer frente a otra rebelión capitaneada por Witiza y los hijos de Sarracino.

Al objeto de repoblar Sahagún concede Señorío a todos cuantos puedan llegar allí a habitar

"Quantoscumque supervenerint ad habitandum"

885. Muere Muhammad I, sucediéndole su hijo Al-Mundir.

Alfonso III aprovecha la debilidad cordobesa para extender aún más sus dominios, llegando hasta la frontera del Duero.

888. Al Mundir dirige efimeramente el Emirato y muere, sucediéndole su hermano Abd-Allah.

La debilidad de Cordoba es patente. Pero el antiguo aliado de Alfonso, Ibn Marwan se han convertido ahora en enemigo suyo.

889. Abd Al Rhaman Ibn Marwan muere en Mérida.

891. Muhammad Lope derrota a Alfonso III en Tarazona.

Nace en Córdoba Abderramán III.

Convoca el II Concilio de Oviedo.

896. Su primogénito, García, casa con Muniadona, hija del conde castellano Munio o Nuño Fernández.

899. La zona del Valle del Duero queda totalmente controlada por Alfonso III.

901. Ahmad Ibn Muawiya Ibn al-Qitt príncipe, visionario y según el, profeta, predica desde Talavera la Guerra Santa contra los cristianos con el fin de reconquistar Zamora.

Reúne un espectacular ejército irregular de 60.000 hombres con el que se pone en marcha.

Tiene cautivados a sus hombres diciéndoles que, en cuanto avisten Zamora, sus murallas se derrumbarán ante su sola presencia.

Alfonso III. Haz click e irás a la página original de la imagen.

Alfonso III. Libro de Estampas de los Reyes. Alcázar de Segovia.

Alfonso III ya ha sido advertido del ejército que se le viene encima y no está dispuesto a perder Zamora.

En julio ya han acampado frente a sus murallas y derrotan en un primer encuentro a las fuerzas cristianas, que tienen que replegarse al interior amurallado.

Envalentonado, Al-Qitt manda una insolente carta al rey Alfonso diciéndole que, o bien se cambian inmediatamente al Islam todos los moradores o deben preparase para morir.

Los jefes beréberes que le acompañan, comienzan a dudar de su divinidad y ante el temor de perder el control de sus propias tropas comienzan a abandonarle.

El 10 de julio los asediados cristianos se han percatado ya del abandono de una buena parte del ejército sitiador y realizan una salida general en lo que se conocerá como Día de Zamora.

Ahmad Ibn Muawiya Ibn al-Qitt es derrotado y capturado, terminando decapitado, junto con algunos otros notables jefes musulmanes.

Sus cabezas, clavadas en estacas, son expuestas en las almenas zamoranas, en un claro desafío y advertencia a Córdoba y futuros aventureros.

La línea fronteriza del Duero queda definitivamente sellada.

Algunas poblaciones son fortificadas y repobladas: Zamora, Dueñas, Toro, Tordesillas...etc

La Corte se traslada a residir en Zamora.

902. Se produce un intento de ser asesinado por parte de Adamniro.

904. Sitía el Castillo de Grañón. La llegada de un ejército musulmán al mando de Mohammad Ibn Lope obliga al monarca asturiano a levantar la plaza.

905. Se alía con el Conde de Pallars y consiguen poner en el trono de Navarra a Sancho Garcés.

Restos del castillo de Zamora.
Garcia I de León por Mariano de la Roca Delgado. Congreso de los Diputados. Madrid

De esta forma queda asegurado este flanco ante un posible ataque musulmán.

907. Pudiera ser el instigador de una revuelta toledana en la que muere el caudillo Muhammad Ibn Lope.

Los castellanos, que estaban siendo frenados, avanzan reconquistando territorios tras su muerte.

Y Alfonso III, en una insultante demostración de poderío, organiza una razzia que le lleva hasta las mismísimas puertas de Toledo.

909. Estando en Carrión llega a sus oídos una conjura protagonizada por su hijo, García. Este, se ha aliado a sus hermanos, su propia madre y su suegro, el conde castellano Nuño Fernández.

Se desplaza hasta Zamora donde hace detener a García. Lo traslada hasta Asturias y lo encierra en el Castillo de Gozón.

Nuño Fernández promueve una rebelión en la que, aparentemente, participan todos sus hijos (7). Incluso cuentan con el apoyo de su propia mujer. El monarca, como gesto de buena voluntad y para evitar males mayores, libera a su hijo mientras se retira a la villa de Boides.

910. Finalmente, el gran monarca leonés se retira junto a Jimena a la ciudad de Zamora -reducto que se ha quedado en propiedad hasta su muerte-.

Decepcionado renuncia al trono en favor de sus hijos mayores, quedando el reino dividido de la siguiente forma:

  • León para García.
  • Galicia para Ordoño.
  • Asturias para Fruela.

Aún así, tras la vuelta de una peregrinación a Santiago de Compostela, le pide permiso a su hijo García para pelear contra los moros en Astorga, resultando vencedor en lo que será su última batalla.

Se instala definitivamente en Zamora, donde muere 20 de diciembre (8).

Sus restos junto con los de su mujer Jimena son enterrados primeramente en Astorga. Posteriormente son trasladados hasta la Catedral de Oviedo donde permanecen.

A su muerte, la trilogía se termina con la Crónica de Alfonso III o Crónica de los Reyes Visigodos.

Imagen imaginaria de Alfonso III el Magno.
Alfonso III es el último Rey de Asturias. Sus sucesores se denominarán en lo sucesivo como Reyes de León.
 

(1). Constantino Suárez apunta al año 848 como su fecha de nacimiento. Fuertes Acevedo y González de Posada se decantan por el año 849.

(2). González de Posada sitúa su ascensión al trono en el año 867.

(3). Con este título ya aparece en algunos documentos del año 867.

(4). Según J.E. Casariego.

(5). Según el historiador Sampiro.

(6). El autor de la misma, que le conoce personalmente nos retrata el

"Aspecto plácido de su rostro"

Que no debe confundirse con debilidad. El rey asturiano era

"Claro frente a los astures,
fuerte frente a los vascos,
vengador frente a los árabes,
y protector de los ciudadanos..."

Menéndez Pidal en su Historia de España.

(7). El historiador Sampiro dice que

"Todos ellos se unieron para arrojarle del trono"

Y Menéndez Pidal dice que

"el rey Alfonso pudo llegar a pensar que los demás saldrían en su defensa,
pero se llevó el mayor desengaño..."

(8). Según Fuertes Acevedo, aunque Constantino Suárez adelanta un día la fecha de su muerte.
 
Castillos de España
 
© castillosdejirm.com
Página actualizada el 26/05/2018