Sancho III el Mayor
Sancho III el Mayor

García Sánchez II el Temblón.

Nace en el año 985 (algunos historiadores datan su nacimiento en el año 970 y algunos otros en el 992).

Es hijo de García Sánchez II el Temblón y de Jimena Fernández, hija del Conde de Cea.

Pasa su infancia en el Monasterio de San Salvador de Leire.

Asciende al trono entre el año 1000 y el 1004, recibiendo el Reino de Pamplona y el Condado de Aragón, aunque bajo la supervisión de un Concejo de Regencia integrado por los Obispos de Pamplona y Nájera y por su propia madre.

En su soltería tiene un hijo con Sancha de Aibar conocido como Ramiro, quien llegará a ser Rey de Aragón con el nombre de Ramiro I.

Ramiro I de Aragon. Estatua sita en la Plaza de Oriente (Madrid)

1003. Muere Isarno Conde de Ribagorza. Su hermana Toda es incapaz de resistir las acometidas de Abd Al Malik, hijo de Almanzor. Toda, viuda sin hijos, delega el Condado de Ribagorza en su sobrino Guillermo, hijo ilegítimo del conde Isarno y educado en la corte castellana del finado Garci Fernández.

1006. Los ataques del Califato de Córdoba alcanzan el núcleo ribagorzano. La Catedral de Roda de Isábena es destruída, así como otros muchos poblados y monasterios.

Sancho III el Mayor. Ayuntamiento de Palma de Mallorca.

1008. Con la muerte de Abd Al Malik el Califato de Córdoba entra en un período de crisis. Los reinos cristianos empiezan a respirar tranquilos.

1010. Junto con Sancho VI de Gascuña, Roberto II de Francia y Guillermo V de Aquitania viaja a Saint-Jean d'Angely, con motivo del descubrimiento de la cabeza de San Juan el Bautista, en lo que se considera como el primer viaje de un monarca peninsular a una corte extranjera.

1011. Sancho III comienza a hacer efectivo su reinado. Casa con Muniadonna o Mayor de Castilla, hija del conde Sancho García.

El Califato de Córdoba se encuentra inmerso en una auténtica guerra civil, lo que es aprovechado por todos los reinos cristianos para recuperar territorio antaño perdido ante los musulmanes.

1015. Desplaza a los musulmanes de la zona del Sobrarbe aragonés.

1016. Establece un tratado de fronteras con el condado castellano, mediante la cual se reconoce que toda la cabecera del Ebro es navarra.

Reconquista Loarre a los árabes.

Nace Fernando, su segundogénito, que llegará a reinar en Castilla y León con el nombre de Fernando I el Magno.

1017. Muere, asesinado, el conde Guillermo de Ribagorza. El Condado pasa a doña Mayor, pariente de la reciente esposa de Sancho III. Doña Mayor había estado casada con Ramón III de Pallars, quien la había repudiado, y ahora Ramón III reclama el Condado de Ribagorza por la fuerza, provocando la huída de doña Mayor. La citada se refugia en los valles de Benasque y Sos, en la Alta Ribagorza.

Muere el conde castellano Sancho García. Inmediatamente se convierte en tutor y protector de su joven hijo García Sánchez, quien cuenta con 7 años, debido principalmente a las apetencias leonesas y la división de la nobleza castellana. Alfonso V aprovecha la coyuntura para apoderarse de las tierras altas situadas entre los ríos Cea y Pisuerga, zona de permanente conflicto entre León y el Condado de Castilla.

Nace su hijo García, quien llegará a reinar en el Reino de Pamplona como García Sánchez III el de Nájera.

Alfonso V de Leon. Estatua sita en la Plaza de Oriente. Madrid (2009).
Restos del Castillo de Boltaña (Huesca, 2007).

Amplía sus dominios a costa de los musulmanes conquistando la ribera del Cinca, con capital en Boltaña -donde ordena la construcción de un castillo-, el valle de Ayerbe y el valle de Nocito.

En mayo recupera Buil en el Sobrarbe. Posteriormente toma a los musulmanes la parte sur del Condado de Ribagorza.

1018. El antiguo esplendoroso Califato de Córdoba se desangra en luchas intestinas. La Península se llena de Reinos de Taifas por doquier.

Sancho III aprovecha para anexionarse totalmente el Condado de Ribagorza. Conquista varias poblaciones oscenses e inicia su expansión hacia el sur. La Taifa de Zaragoza, bajo el mando de Al-Mundir se alía con el Condado de Barcelona para protegerse del rey pamplonés.

1020. Incorpora algunos territorios cántabros al Reino de Pamplona.

1021. Crea el Vizcondado de Lapurdi al sur del Condado de Gascuña.

1022. Alfonso V de León, viudo ya de Elvira Menéndez, casa con Urraca, hermana del Rey de Pamplona, ratificándose de esta forma la pacificación en el contencioso castellano-leonés.

Sancho III se anexiona el Señorío de Guipúzcoa, el norte de Burgos y parte de Alava, territorios ellos antes pertenecientes al Condado de Castilla.

Una fuerte guarnición navarra se establece en el Condado de Monzón.

Se restaura la Sede Episcopal de Pamplona.

Ordena la construcción del Castillo de Abizanda (Huesca), sobre el antiguo árabe de Abinyuyas.

1023. Crea el Vizcondado de Bayona, también al sur de Gascuña.

Sancho III. Estatua sita en el Palacio de Pamplona (2007)
Sancho III el Mayor por Juan Ricci. Monasterio de San Millán de Yuso.

1024. Comienza a entitularse también como Conde de Álava.

Introduce la reforma cluniacense en su reino, haciendo venir a un grupo de monjes benedictinos de la Abadía de Cluny, entre ellos el monje Paterno, a los que instala en el Monasterio de San Juan de la Peña -siempre mantendrá buenas relaciones con destinándola importantes sumas económicas y llegando a enviar a su propio hijo García a Roma, lo que demuestra sus excelentes relaciones con el Papado.

1025. Reforma el Monasterio de San Juan de la Peña -abandonado tras el ataque de Almanzor del año 999-.

Crea el Vizcondado de Baztán, también al sur de Gascuña.

La condesa Mayor, ante las apetencias territoriales de su ex-esposo Ramón III de Pallars, renuncia a sus derechos sobre el Condado de Ribagorza en la persona de su sobrina Mayor, esposa de Sancho III, retirándose después a Castilla, donde ingresa como abadesa en el Convento de San Miguel de Pedroso. Así pues, el monarca pamplonica se hace con el control total del Condado de Ribagorza sin mayores problemas.

1027. El conde castellano García es declarado mayor de edad y su primera medida es disolver el Concejo de Regencia.

1028. Alfonso V fallece de forma inesperada ante los muros de Viseo. Su heredero es un niño de 11 años, Vermudo.

Se pacta la boda de García con una hermana del anterior, Sancha.

Muere el Conde de Cea, Pedro Fernández, a la sazón tío de Sancho III -por ser hermano de su madre-. El rey pamplonés no tarda en reclamar el citado Condado.

1029. Pero cuando el joven conde castellano se dirige al evento, es asesinado por unos nobles alaveses que viven en la ciudad leonesa y que habían tenido un problema territorial algunos años antes con el anterior Conde de Castilla, Sancho García.

El asesinato ocurre un 13 de mayo. Según la leyenda, los autores del asesinato, Los Vela, serían perseguidos por el rey pamplonés y, alcanzados en el Castillo de Monzón de Campos, quemados vivos por orden del Rey de Pamplona.

Castillo de Monzón de Campos (PALENCIA, 2003)
Fernando I. Libro de Estampas de los Reyes. Alcázar de Segovia.

Se convierte en Regente de Castilla.

Pero la nobleza castellana le exige que el Condado le sea entregado a otra persona distinta del heredero de su reino (por no perder su independencia). Este delega en su segundógenito, Fernando, quien desde este momento hereda el Condado de Castilla. A cambio, agrega algunas zonas del Condado a Navarra y desgaja los territorios del río Cea del reino leonés, que pasan a Castilla.

Inmediatamente, Sancho III ocupa Castilla. El ejército castellano-navarro se enfrenta a las huestes de Vermudo III, a quien derrotan sucesivamente, conquistando Astorga.

1031. Se produce la desintegración del Califato de Córdoba en los Reinos de Taifas. Sancho III no aprovecha la espléndida oportunidad para desplazarse hacia el sur, sino que se limita a tomar algunas poblaciones a orillas del río Gallegos y a reforzar puestos fronterizos. Sus escasas conquistas militares en este período no serán a cargo de los musulmanes, sino a costa de sus vecinos reinos cristianos.

1032. Al final quien termina casando con Sancha de León es su propio hijo Fernando. Las cosas parecen calmarse entre los reinos cristianos con el enlace.

Muere Sancho VI de Gascuña. Sancho III extiende su autoridad en este territorio llegando incluso hasta el Ducado de Garona. Sancho VI de Gascuña era pariente suyo y permanecía largas temporadas de su vida en la Corte en Pamplona.

1033. En marzo de este año, el monarca pamplonés reina en un territorio que va desde Zamora hasta las fronteras de Barcelona.

Nombra a Munio González -de la familia Vela- como Conde de Álava.

1034. En enero conquista la ciudad de León. Vermudo III, rey leonés, se vé obligado a refugiarse en Galicia.

Para asegurar sus dominios sobre los territorios del Cea y el Pisuerga, origen de sempiternos conflictos territoriales entre León y Castilla, refunda la Diócesis de Palencia -ordena la construcción de una Catedral- donde coloca como obispo a Bernardo, antiguo monje de Ripoll.

Doña Sancha. Plaza de Oriente (MADRID)
Vermudo III, rey de León. Libro de Estampas de los Reyes. Alcázar de Segovia.

Sancho III gobierna ahora desde León hasta la frontera del Condado de Barcelona, excepto las tierras gallegas donde se ha refugiado Vermudo III. Jamás un rey cristiano había tenido tanto poder antes. Tras su coronación en León se hace llamar como Rex Dei gratia Hispaniarum (por la gracia de Dios, rey de los españoles) y lleva ímplicito que su reinado es sobre todos los reinos cristianos ibéricos independientes.

La acepción Dei Gratia, algo usual en la práctica francesa, viene a significar que su derecho a reinar tiene un origen divino.

Asímismo manda acuñar moneda con la leyenda Imperator Totius Hispaniae.

El eclesiástico contemporáneo suyo, el abad Oliva, le califica como Rex Ibericus ó Rex Navarrae Hispaniarum.

En la primera viene a designarle como Rey de toda Iberia y en la segunda le califica como Rey de Pamplona que ha extendido su autoridad al total de los reinos cristianos de la península.

Especialmente intensa es su relación con el citado abad, aunque también fomenta la llegada de otros clérigos catalanes a sus territorios, imponiendo la regla benedictina en sus monasterios (Irache, Albelda, Oña...).

Los moros le tratarán siempre como Baskunish (Señor de los Vascos).

1035. Se vé obligado abandonar León ante la proximidad de un potente ejército leonés.

Se celebra un acuerdo de paz que lleva implícito la boda de su hija Jimena con el rey leonés Vermudo III.

Establece relaciones con el Ducado de Gascuña. Como consecuencia de la influencia de la Abadía de Cluny manda construir un camino por el que los peregrinos allende Los Pirineos puedan visitar la tumba del apóstol Santiago, conviertiéndose en uno de los grandes benefactores del Camino de Santiago.

Sancho III había fijado su residencia en Nájera, en lugar de la tradicional ciudad de Pamplona, por lo que su reino es también conocido como de Pamplona-Nájera. En su reino se habla el euskera y el romance, pero el idioma oficial de la Corte es el latín.

Monasterio de San Salvador en Oña (Burgos,

El 18 de octubre muere asesinado en La Bureba. Es enterrado en el Monasterio de San Salvador de Oña, bajo la siguiente inscripción:

"Sancius, gratia Dei, Hispaniarum rex"

A su muerte su reino es dividido entre sus hijos:

  • García recibe el Reino de Nájera-Pamplona, el Condado de Álava, La Bureba, La Trasmiera y los Montes de Oca
  • Fernando el Condado de Castilla
  • Gonzalo, Sobrarbe y Ribagorza, con status de reino
  • El ilegítimo Ramiro recibe el Condado de Aragón, eso sí, pequeño por su extensión, por lo que será conocido como El Pequeño Rey...

También tuvo dos hijas, Mayor y Jimena

 
Castillos de España
 
© castillosdejirm.com
Página actualizada el 13/02/2012