Vermudo III
Vermudo III de León
Alfonso V de Leon. Estatua sita en la Plaza de Oriente. Madrid (2004).

Nace en el año 1017.

Es hijo de Alfonso V de León y de Elvira Menéndez.

1022. El 2 de diciembre muere su madre.

1023. Su padre casa en segundas nupcias con Urraca de Pamplona, hermana de Sancho III el Mayor.

1028. En agosto muere su padre mientras sitia la ciudad de Viseo, alcanzado por una flecha (1).

Se convierte en Rey de León con tan sólo 11 años de edad, ejerciendo su madrastra Urraca como Regente. En el momento de su subida al trono su reino se halla acuciado por dos graves problemas:

  • El Reino de Navarra se halla en su época de mayor esplendor
  • Tiene que hacer frente al emergente ímpetu del Condado de Castilla

Casa con Jimena de Castilla.

1029. Se concierta el matrimonio de su hermana Sancha con el conde García de Castilla. Para ello lleva como dote los territorios situados entre los ríos Cea y Pisuerga y motivo de frecuentes disputas entre el Reino de León y el Condado de Castilla.

El 13 de mayo el joven conde castellano acude al enlace, siendo asesinado en la ciudad de León por miembros de la familia de Los Vela, en respuesta a una afrenta sufrida por éstos causada por el anterior Conde de Castilla, Sancho García.

Su hermana, apenada, ingresa en un convento, y los causantes del asesinato son perseguidos y ajusticiados por Sancho III de Pamplona en los alrededores del Castillo de Monzón de Campos. Además de todo esto, el Rey de Pamplona exige la entrega de los territorios establecidos en la dote al Reino de León.

Sancho III ocupa el Condado de Castilla al considerarse el justo heredero (está casado con Munia, hermana del Conde asesinado).

Jimena. Tumbo A de la Catedral de Santiago de Compostela. ¿Esposa de Vermudo III ó de Alfonso III el Magno?

Doña Sancha. Plaza de Oriente (MADRID)

Pero la nobleza castellana desconfía del rey pamplonés. Así que este delega el Condado en su joven hijo Fernando.

1030. Nace su hijo Alfonso, que muere poco después.

1032. Vermudo III alcanza la mayoría de edad. Inmediatamente se desplaza hasta tierras gallegas. para enfrentarse personalmente a una rebelión. Tras orar ante la tumba del Apóstol Santiago aplasta una coalición de vascones y gallegos al servicio de Sancho III. Para ello cuenta con la colaboración de algunas hordas danesas de vikingos.

Saca a su hermana Sancha del Convento de San Pelayo donde ejercía como religiosa, para casarla con el segundógenito de Sancho III, Fernando. Su intención es recuperar, de esta forma, los territorios comprendidos entre los ríos Cea y Pisuerga (2).

Fernando I. Plaza de Oriente (MADRID)
Sancho III el Mayor. Ayuntamiento de Palma de Mallorca.

Se desplaza nuevamente a tierras gallegas porque aún quedan muchos focos de rebelión.

Hace encarcelar al Obispo Vinstrario por considerar que hace doble juego y ha sido comprado con oro por el rey pamplonés.

Seguidamente ataca y toma el Castillo de Santa María.

1034. Sancho III de Pamplona ataca el Reino de León. Se apodera inmediatamente de Astorga y León. Vermudo tiene que refugiarse precipitadamente en tierras gallegas.

El navarro hace restaurar la Diócesis de Palencia, en detrimento de la de León, en un claro desagravio a los intereses leoneses.

Por si fuera poco, se produce una gran sequía en este año, seguida de una tremenda hambruna

"En el cual prevaleció el hambre por todo el Orbe de la tierra,
haciendo temer la muerte de todo el género humano"
(3)

A finales de año se encuentra en Lugo donde consigue la adhesión del obispo Pedro. Al frente de un gran ejército, sale con destino a León.

1035. A primeros de año los ejércitos navarros abandonan León ante la proximidad de sus huestes.

Acepta el ofrecimiento de paz hecho por Sancho III de Pamplona. Uno de los acuerdos consiste en unirse en matrimonio con Jimena Sánchez, hija del rey navarro (aunque ella tiene mayor edad). Vermudo III acepta como una forma de recuperar los territorios perdidos antaño leoneses.

En octubre muere asesinado en La Bureba Sancho III el Mayor. En su testamento deja el Condado de Castilla a su hijo Fernando, quien mantiene las tierras del Cea y el Pisuerga que su hermana Sancha había llevado como dote en su matrimonio.

Esto irrita a Vermudo que entiende que no hay otra forma de recuperar estos territorios perdidos que la fuerza de las armas.

Nace Alfonso, fruto de su unión con Jimena de Pamplona.

Vermudo III, rey de León. Libro de Estampas de los Reyes. Alcázar de Segovia.
Vermudo III. Grabado Antiguo. Museo Municipal de Madrid.

Pero el pequeño muere al poco de nacer.

1036. Se encuentra en Sahagún, asistiendo a una cumbre donde se halla Fernando Conde de Castilla, su propia hermana Sancha y algunos magnates leoneses y castellanos. Trasladan el motivo de sus disputas territoriales al Abad de Sahagún.

Fernando alega que dichos territorios pertenecen a la dote de su actual esposa, no habiendo ninguna razón para devolverlos.

Vermudo, por su parte, replica que todo le ha sido impuesto por la fuerza de las armas.

El citado Abad, no sabiendo o no queriendo dar la razón a ninguno de los dos se desentiende de la siguiente forma:

«Entre Fernando y Vermudo, nace una negra discordia,
que desde el principio fue semillero de todos los males y enemiga inesperada de los bienes,
y en esta lucha, según la razón humana, los dos parecen haber tenido sus justos motivos»
(4)

1037. Se desplaza hasta Galicia, en claros preparativos de guerra, mientras manda a su fiel Fernando Laínez hacer lo propio en tierras asturianas. El objeto es tener preparado un fuerte ejército para lo que se vé venir.

Mientras se encuentra en tierras gallegas le llega la siguiente nueva: Fernando Conde de Castilla acaba de elevar el Condado a la categoría de reino, proclamándose él mismo como Rey de Castilla.

Debióse ver Fernando en desigualdad de fuerzas porque no tarda en solicitar la ayuda de su otro hermano, García, a la sazón nuevo Rey de Pamplona.

No se arredra por ello el joven rey leonés, quien marcha al frente de sus huestes, adentrándose en terreno enemigo.

El 1 de septiembre ambos ejércitos se encuentran en el Valle de Tamarón, lugar situado a unos 25 km. de Burgos (5). La Crónica Silense describe el combate de la siguiente forma:

Retrato imaginario de Fernando I de Castilla.
Tumbo A de la Catedral de Santiago de Compostela, que representa a Vermudo III.

«Fernando y su hermano García, congregando las haces de los más fuertes guerreros, al avanzar contra el ejército invasor, se encuentran al enemigo que había atravesado la frontera de los cántabros. Ya los dos ejércitos se miraban retadores con las armas deslumbrantes, cuando Vermudo, lleno de audacia y de osadía, clava el aguijón de la espuela a su famoso caballo Pelagiolo y, ansioso de lucha, parte con rápida carrera, tensa la lanza, entre las apretadas filas del enemigo; pero la muerte acerba, a quien ningún mortal puede vencer, le echa por tierra en aquel impetuoso galopar, mientras el feroz García y Fernando arrecian en la lucha, cayendo en torno a él siete de sus más fuertes guerreros.» (6)

Los mismos hechos se narran de esta otra forma:

«Pero la muerte, lanza en ristre, que es criminal e inevitable para los mortales,
se apodera de él y le hace caer de la carrera de su caballo;
siete caballeros enemigos acaban con él.
García y Fernando presionan sobre los leoneses
.
Su cuerpo es llevado al panteón de los reyes de León.
Después, muerto Bermudo, Fernando asedia a León y todo el reino queda en su poder.

Es enterrado en el Panteón de los Reyes de San Isidoro en León (7).

Con su muerte se extingue la línea varonil directa descendiente de Don Pelayo.

 

(1). Cuentan los cronistas que su padre, teniendo sitiada la ciudad, sale a reconocer las murallas sin protección alguna, siendo alcanzado por una saeta disparada desde el interior, que terminará causándole la muerte.

(2). Según Menénez Pidal, el matrimonio habría sido propuesto por Sancho III el Mayor, tras observar con preocupación el auge de la alianza entre leoneses y gallegos.

(3). Histoire de Raúl Glaber.

(4). Historia Silense.

(5). Otras versiones sostienen que tal batalla se habría celebrado el 4 de septiembre.

(6). Alguna otra versión nos dice que: "Vermudo fue asesinado a manos del propio Fernando"

(7). Existe controversia con respecto al lugar donde reposan los restos del rey Vermudo.

  • En San Isidoro existe un sepulcro en piedra con el siguiente epitafio en latín: HIC EST CONDITUS VEREMUDUS JUNIOR, REX LEGIONIS, FILIUS ADEFONSIS REGIS. ISTE HABEBIT GUERRAM CUM COGNATO SUO REGE MAGNO FERNANDO, ET INTERFECTUS EST AB ILLO IN TAMARA PRAELIANDO. ERA MLXXV.
  • En el Monasterio de Santa María La Real de Nájera, se conserva un sepulcro donde aparece la imagen yacente de un rey, con barba, y las manos sobre el pecho. Adornada con coraza, envuelta en un manto y llevando una corona real en las sienes. A los pies del sepulcro aparece la siguiente leyenda:

    EL REY DON VERMUDO DE LEÓN

 
Castillos de España
 
© castillosdejirm.com
Página actualizada el 11/12/2010