Fernando II de Aragón el Católico
Juan II de Aragón. Retrato anónimo atribuído a Rolán de Mois. Colección Duque de Villahermosa.

1452. Nace el 10 de mayo en la localidad de Sos, por deseo de su madre, localidad entonces fronteriza entre el Reino de Navarra y el Reino de Aragón.

"Certificam vos que huy, data la present, a les dos hores apres mig jorn,
en aquesta villa de Sors la Ilustrissima, molt cara e molt amada muller,
ha parir un fill, e por la gracia de Nostre Senyor, ella es fora de tot perill del part...
De la villa de Sors, a deu de marc, any mil CCCCLLII..."

De esta forma comunica oficialmente rey aragonés Juan II el nacimiento de su hijo Fernando. Su madre es su segunda esposa, Juana Enríquez, hija de Fadrique Enríquez, Almirante de Castilla.

El infante nace

"Estando su planeta e signo en muy alto triunfo de bienaventuranza..."

Juana Enríquez. Detalle de una miniatura de 1515. Archivo Histórico Nacional. Madrid

A pesar de ello se educa en un ambiente familiar, arropado por la tradición aragonesa de no separar a los infantes de los reyes, y al calor del amor que sus padres se profesan.

Su niñez y adolescencia se vé marcada por las guerras entre su hermanastro y su padre.

De la mano del humanista Francisco Vidal de Noya, elegido especialmente para él por su padre, adquiere una sólida y refinada formación.

Alfonso V de Aragón, el Magnánimo. Retrato anónimo.

El infante Fernando es treinta años más joven que su hermanastro Carlos Princípe de Viana, hijo del anterior matrimonio de su padre con Blanca de Navarra y legítimo aspirante al trono.

Su madre, mujer autoritaria y de carácter, lucha enérgicamente por hacer prevalecer sus derechos ante los de su hermanastro Carlos.

1458. Fallece el 27 de junio en Nápoles, Alfonso V el Magnánimo, principal valedor de los derechos del Príncipe de Viana.

Su padre le nombra Duque de Montblanc.

1461. Se produce el 8 de febrero un levantamiento general en Cataluña, reclamando los derechos del príncipe Carlos al trono.

Carlos, Príncipe de Viana, en un códice del siglo XV, perteneciente a los archivos de la Corona de Aragón.

El infante Fernando y su madre son obligados a huir.

El 21 de junio se firma el Pacto de Villafranca del Penedés, mediante el cual se confirma a Carlos de Viana como Lugarteniente General de Cataluña y heredero a los tronos de Navarra y Aragón, siendo recibido con júbilo en Barcelona.

Sin embargo, el 23 de septiembre fallece el Príncipe de Viana víctima presumiblemente de la turberculosis, aunque el rumor popular atribuirá su deceso a los deseos de Juana Enríquez de ver coronado a su hijo Fernando.

El 7 de octubre, las Cortes de Aragón reunidas en Calatayud declaran a Fernando como heredero al trono.

Junto con su madre se desplaza a Cataluña para ser designado igualmente como heredero al trono aragonés, pero se produce un conato de rebelión que les obliga a trasladarse hasta Gerona, donde son perseguidos y cercados por las milicias catalanas del Conde de Pallars, mientras la Generalitat proclama como su soberano a Enrique IV de Castilla.

El Príncipe de Viana recibido triunfalmente en Barcelona en 1461, obra de Ramón Tusquets.

Luis XI de Francia.

Juan II, viendo la imposibilidad de socorrerles, pide ayuda al monarca francés.

Luis XI de Francia obtiene La Cerdaña y El Rosellón a cambio de su ayuda militar. Poco después, consiguen escapar del cerco iniciándose una auténtica guerra civil entre sus partidarios y detractores.

1462. Es nombrado en plena guerra civil Lugarteniente General de Cataluña.

1465. Su padre es ya un anciano y se encuentra prácticamente ciego. Con trece años escasos tiene que tomar personalmente en ocasiones las riendas del ejército.

La primera acción guerrera en la que interviene personalmente es en la Batalla de Calaf.

Según las crónicas, el príncipe Fernando es a esta edad

"un buen caballero, fuerte, apuesto, valeroso y muy seguro de sí mismo".

1466. Es nombrado por las Cortes de Valencia como

"a primogenit e senyor nostre".

Unos meses más tarde se reúnen las cortes aragonesas. En ellas su padre le nombra como Lugarteniente General del Reino.

Por estas fechas ya mantiene relaciones amorosas con la dama Aldonza Roig de Ivorra -mujer de gran belleza, que se suele vestir de hombre para acompañar a Fernando en sus correrías-, de la que nacerán dos hijos naturales:

  • Alfonso, quien llegará a ser Arzobispo de Zaragoza y Virrey de Aragón
  • Juana, que casará con Bernardino Fernández de Velasco

1468. Fallece su madre, Juana Enríquez.

Escudo de armas del Reino de Aragon-Sicilia

Ante el deseo de Juan II de que Fernando pueda casar con Isabel de Castilla y al objeto de asegurarle una buena posición, el 19 de junio le corona como Rey de Sicilia en la Catedral de Zaragoza.

Isabel de joven. Retrato anónimo del siglo XV. Alcázar de Segovia.

En Cataluña se soluciona provisionalmente el problema originado por los campesinos remensa. Mediante la Sentencia Arbitral de Guadalupe se suprimen los malos usos y se les obliga a pagar nuevos impuestos.

1469. El 7 de enero firman un pacto protocolario que culmina el 7 de marzo en Cervera con las capitulaciones matrimoniales entre Fernando e Isabel.

Pero dicha boda no cuenta con la aprobación de Enrique IV, quien, ante su inminente partida por tierras andaluzas, pone en guardia sus tropas fronterizas para que, ni su hermana pueda salir de Castilla ni Fernando entrar en ella.

Fernando burla la vigilancia fronteriza disfrazado de labriego, llegando a Valladolid.

Fernando el Católica. Copia de un retrato de un pintor holandés.
El Cardenal Mendoza. Biblioteca Colombina. Sevilla.

El 19 de octubre contrae matrimonio en secreto con la infanta Isabel en el Palacio de los Vivero. El oficiante del acto es el Arzobispo Carrillo, quien ha conseguido la imprescindible Bula papal con un certificado falso.

Enrique IV deshereda a Isabel al enterarse nombrando heredera a su hija Juana.

1470. Nace la infanta Isabel.

1471. A los marinos vascos les promete garantizar los privilegios que tienen en sus actuales zonas de pesca. Ya tienen sus primeros partidarios.

El 9 de noviembre llega la Bula de Sixto IV regularizando su situación. También nombra cardenal a Pedro González de Mendoza, quien empieza a ser uno de sus más firmes defensores.

Durante este tiempo parece ser que mantiene relaciones con la dama Toda de Larrea, relación de la que nacerá una hija, María de Aragón. La dama en cuestión no es discreta en exceso y, se dedica a rumorear en exceso su romance con Fernando (1).

Sin llegar a los veinte años ya está curtido en las artes del saber y moverse en los hilos de la política. De él se llegará a decir que es un hombre impasible

"Porque ni la ira ni el placer facían en él alteración..."

"Gran conocedor de las artes de los príncipes para ganar corazones"

"E había una gracia singular, que cualquiera que con él fablase,
luego le amaba e le deseaba servir..."

Su fama de avaro tampoco pasa desapercibida para los que le rodean

"No seguro en su palabra, escasísimo en sus dádivas..." (2)

Hernando del Pulgar, que le admira sobremanera, es aún más directo

"No podemos decir que era franco..."

Durante su estancia en Zaragoza llega a sus oídos que un hombre llamado Ximeno Gordo lleva tiempo embaucando a la plebe, pues según Diego de Valera

"Tenía la lengua muy despierta e dulce con que atraía a sí al pueblo..."

El citado habla mucho y mal de su padre Juan II y cada vez es más popular. El príncipe Fernando mándole llamar y este se alegró mucho porque

"Desimuló con él mostrándole muy buena cara e mandaba que hiciese algunas cosas,
llamándole muchas veces; e como de aquello Ximeno Gordo estuviese muy contento,
el primero que al Palacio venía era él, no sospechando que siniestra cosa le pudiese venir..."

Hasta que, ganada su confianza, y platicando un día de uno de los muchos asuntos que tenía encomendados, Fernando se quita el disfraz

"El príncipe respondió e replicó diciéndo que haría mejor de se arrepentir de sus pecados,
pues le convenía luego desta vida partir..."

El atónito Ximeno se dá cuenta inmediatamente de su ingenuidad. Pero ya es tarde para el. Los criados del príncipe le ahorcan ante su Señor en una sacristía.

El historiador Hernando Pérez del Pulgar, dice de Fernando:

"Era hombre de mediana estatura, bien proporcionado en sus miembros,
con las facciones del rostro compuestas, los ojos rientes, los cabellos prietos y llanos,
el habla igual, ni presurosa ni mucho espaciosa.
De buen entendimiento y muy templado en su comer y beber y en los movimientos de su persona,
porque ni la ira ni el placer hacían en él alteración.
Cabalgaba muy bien a caballo en silla de la guisa y de la jineta;
justaba sueltamente y con tanta destreza que ninguno en todos sus reinos lo hacía mejor.
Era gran cazador de aves, de buen esfuerzo y gran trabajador en las guerras.
De su natural condición era inclinado a hacer justicia
y también era piadoso y compadecíase de los miserables que veía en alguna angustia.
Y había una gracia singular, que cualquiera que con él hablase luego le amaba y le deseaba servir,
porque tenía la comunicación amigable".

1472. En otoño, finalmente capitula Barcelona en la guerra que mantenían contra su padre, Juan II de Aragón.

Ahora los esfuerzos de Fernando y de su padre se centran en combatir las ansías de los franceses por hacerse con El Rosellón y La Cerdaña.

1473. A pesar de las intrigas palaciegas de Juan Pacheco Marqués de Villena, el monarca castellano e Isabel se reconcilian. Dicho evento se produce en el Alcázar de Segovia el 27 de diciembre.

1474. Fernando se traslada hasta Aragón.

Se recibe la embajada del Duque Carlos de Borgoña que viene para estrechar lazos de amistad con Fernando, quien recibe el Toisón de Oro.

Enrique IV fallece el 11 de diciembre sin haber hecho testamento. La idea inicial de Fernando es la de presentarse en Castilla reclamando su derecho al trono como marido de la infanta Isabel. Pero se lleva un gran disgusto cuando sus allegados le cuentan que su esposa se ha autoproclamado como Reina de Castilla sin contar con él.

Retrato anónimo en el convento de las Madres Agustinas (Madrigal de las Altas Torres)

El historiador de Segovia, Colmenares, nos presenta al entonces Rey de Sicilia el 22 de diciembre con estas palabras:

  "Mozo de veintidós años, nueve meses y veintitrés días, de mediana y bien compuesta estatura,
rostro grave, blanco y hermoso, el cabello castaño, la frente ancha con algo de calva,
ojos claros con gravedad alegre, nariz y boca pequeñas, mejillas y labios colorados,
bien sacado de cuello y formado de espalda, voz clara y sosegada y muy brioso a pie y a caballo."

Alfonso V de Portugal. Detalle de retrato pintado por Nuno Gonsalves.

1475. El 15 de enero, la Concordia de Segovia viene a resolver esta primera crisis de la pareja. Mediante ella se establece que tanto Fernando como Isabel van a gobernar con la misma igualdad y autoridad (tanto monta, monta tanto), eso sí, el nombre del rey irá siempre antepuesto al de la reina, e igualmente en sus escudos, y será así tanto en Castilla como en Aragón.

Pero la unión de las dos coronas levanta los recelos de Portugal y Francia. Si ya separados eran dos reinos de por sí temibles, la unión se les antoja como imposible. Inmediatamente hacen saber que dan su respaldo a la hija del monarca fallecido, la princesa Juana.

Alfonso V de Portugal, confiando en la palabra dada por muchos nobles españoles, se planta en Plasencia el 25 de mayo al frente de un numeroso ejército.

El 29 de septiembre celebra esponsales con su sobrina Juana sin obtener la pertinente dispensa papal (su sobrina es hija de de su hermana Juana). Ella cuenta con 12 años por 43 del rey portugués.

Mientras tanto, por el norte, Francia invade Guipúzcoa y Navarra con 20.000 soldados. Sin embargo son detenidos por sus partidarios vascos cuya marina impide la llegada de refuerzos por mar.

Fernando premia su fidelidad otorgándole al escudo de Bilbao el lema de Noble Villa y dotando de corona real al mismo.

Los primeros avatares son contrarios a los intereses de Fernando e Isabel. Son derrotados en Toro y sus soldados dificilmente controlan a los franceses en Fuenterrabía. El rey portugués se apunta otros éxitos militares aunque de escasa importancia.

Y siempre el rey aragonés al frente de sus tropas. Fernando intenta evitar un inútil derramamiento de sangre y pérdida de soldados. Se dirige al Rey de Portugal exhortándole a un duelo personal para solucionar el conflicto, pero el portugués rehúsa.

La suerte de la contienda empieza a cambiar. Las ciudades de Toledo y Burgos, que se habían declarado partidarias de Juana, se declaran Isabelinas. La ciudad burgalesa es tomada por los portugueses pero rápidamente es reconquistada por Fernando. Los últimos defensores de los derechos de La Beltraneja en el lugar, se resguardan en el castillo.

Deja a su hermano Alfonso de Aragón encargado de rendir el castillo y en diciembre parte hacia la localidad de Zamora, también en poder de sus enemigos.

Alabardero de Fernando el Católico
Juan de Zúñiga, gobernador del Castillo de Burgos. Biblioteca Colombina. Sevilla.

Zamora cae y la moral de los nobles castellanos afines a la causa portuguesa se tambalea.

1476. Su intención siguiente es dirigirse seguidamente a Toro, ciudad que recibe el 14 de febrero abundantes refuerzos portugueses al mando del infante Juan.

Juan de Zuñiga que se encontraba al mando de los defensores en el Castillo de Burgos, se rinde finalmente.

El 1 de marzo los portugueses son derrotados en Peleagonzalo, cerca de Toro.

Su esposa Isabel, mientras, celebra Cortes en Madrigal de las Altas Torres. En ellas anuncia un perdón general para todos aquellos que depongan las armas y vuelvan a su obediencia. Como resultado, muchas villas y nobles indecisos pasan a engrosar su lista de partidarios.

Se crea en Dueñas la Santa Hermandad, organización armada que velará de la defensa de las villas frente a las bandas de malhechores que asaltan con total impunidad a los vecinos de las mismas.

El 30 de julio Fernando se halla en Guernika donde procede a jurar bajo su famoso árbol los fueros vascos.

Manda un emisario a recaudar los tributos anuales que el Reino de Granada viene pagando desde hace tiempo para mantener la paz. El rey granadino Muley Hacén, aprovechando el clima de guerra en que se hallan inmersos los reinos peninsulares cristianos le devuelve el siguiente mensaje:

"Dile a tu rey que los que pagaban tributo han muerto,
y que en Granada no se fabrican ya, para los cristianos,
más que hierros de lanzas y hojas de cimitarras
".

El besamanos. Cuadro de Francisco Mendieta, que representa el besamanos realizado por los nobles vascos a Fernando de Aragón, tras jurar éste los Fueros de Vizcaya.

Isabel la Católica por Federico Madrazo

Se cuenta que, hallándose cabalgando por Aragón, al lado de su anciano padre, éste pone su caballo algo detrás del de su hijo. Y no queriendo éste ir por delante de su padre, es obligado por el anciano rey con las siguientes palabras:

"Que tú, hijo mío, reinas en Toledo..."

El 20 de octubre supervisa personalmente la rendición de los últimos defensores del Castillo de Toro.

En noviembre marcha contra la Fortaleza de Castronuño donde se ha refugiado el rebelde Pedro de Mendaña. Tras duras negociaciones consiente en dejarles marchar a Portugal.

1477. Mientras se encuentra sometiendo los últimos reductos rebeldes, Isabel se desplaza hasta Andalucía para convencer a los últimos nobles de la inutilidad de su resistencia.

En Sevilla informa al Duque de Medinasidonia Enrique de Guzmán y al Marqués de Cádiz Rodrigo Ponce de León que tienen que hacer entrega de las plazas fuertes que aún están en su poder.

Asímismo se establece en Sevilla el Tribunal de la Inquisición, por mediación de Nicolás Franco, enviado del Papa.

El 14 de septiembre llega Fernando a Sevilla.

1478. El 30 de junio nace en Sevilla su primogénito, el príncipe Juan.

Los partidarios de La Beltraneja escasean cada vez más. El II Marqués de Villena ya hace algunos meses que la ha abandonado al verlo todo perdido. Sus principales valedores se encuentran en tierras gallegas y extremeñas.

El 15 de noviembre, Alfonso V de Portugal abdica en su hijo, el príncipe Juan. Incluso el Papa Sixto IV revoca la dispensa por la que su matrimonio con Alfonso V de Portugal era legal, convirtiéndose de esta forma en ilegítimo. No falta quien piensa que, detrás de esta operación, se encuentran los mismísimos Isabel y Fernando.

1479. En enero muere su padre Juan II de Aragón.

Grabado considerado la imagen más probable de Juana la Beltraneja.
Fernando el Católico. Estatua sita en el Palacio Real (Madrid).

Fernando no puede partir para Aragón para ser investido como el nuevo rey ni para las exequias de su padre, embebido en el conflicto con el vecino Reino de Portugal.

El 24 de febrero se produce un enfrentamiento armado menor en la localidad de La Albuera (Badajoz) con resultado parece ser que algo favorable a los castellano-portugueses.

El 28 de junio se desplaza a Zaragoza para ser oficialmente reconocido como Rey de Aragón, tras la habitual ceremonia de jurar los fueros aragoneses(3).

Llega la hora de la diplomacia. Todos están de acuerdo en que las posibilidades de Juana de reinar en Castilla son prácticamente nulas y se le trata de buscar una salida honrosa al conflicto. La mediadora es doña Beatriz de Braganza, tía de Isabel de Castilla y de Juan II de Portugal.

El 4 de septiembre se celebra la Paz de Alcaçovas mediante la cual Juana reconoce su derrota.

Las principales disposiciones de los Reyes Católicos son las siguientes:

  • Creación de la Santa Hermandad (1476), organización destinada a combatir a los forajidos que atacaban impunemente al campesinado. Unicamente en Galicia se erradicarán más de 15.000 delincuentes
  • Se limita el poder del clero. El Papa ya no tiene la potestad de elegir al Gran Maestre de cualquier orden. Dicho título pasa a ser propiedad de Fernando.
  • Se obliga a los nobles a devolver sus propiedades conseguidas después del año 1464. Además se les obliga a desmochar sus castillos para que no puedan ser utilizados contra la realeza
  • Transforman el Consejo Real en un órgano eficaz de gobierno y asesoramiento de los monarcas, vinculándoles además a la dirección de La Mesta
  • Crean el cargo de Corregidor, representante de la autoridad real en las principales ciudades
  • Profesionalizan el ejército, dotándole de abundantes medios como por ejemplo la artillería, que harán de su ejército el más importante de Europa, como pronto comprobarán en Granada e Italia
  • Creación de la Santa Inquisición, al objeto de preservar la religión católica de la amenaza de otras religiones, especialmente la judía

El 6 de noviembre nace la infanta Juana, su tercer hijo.

Los Reyes Católicos en un acto de impartir justicia (detalle). Cuadro de Víctor Manzano realizado en 1860. Palacio Real. Madrid.

Rodrigo Ponce de León por Agustin Mora (siglo XV). Biblioteca Colombina.

1480. La hija de Enrique IV de Castilla, quien cuenta con 18 años de edad ingresa en un convento de Coimbra, retirándose definitivamente de la vida política, aunque siempre reafirmará en sus documentos ser la auténtica Reina de Castilla.

1481. El Reino de Granada ataca y ocupa Zahara de los Atunes. Los Reyes Católicos declaran la guerra al reino granadino. La tarea se presenta ardua y difícil. El reino musulmán está estratégicamente rodeado de fortificaciones y se hace imprescindible ir conquistando estas primero, amén de los distintos puertos que la comunican con África para evitar que reciba ayuda exterior.

1482. La respuesta cristiana no se hace esperar. La ciudad de Alhama es conquistada en marzo por Rodrigo Ponce de León Duque de Cádiz (4). En dicha batalla mueren alrededor de 800 musulmanes varones, y 3.000 son hechos prisioneros.

El 29 de junio nace la infanta María.

El Tribunal de la Santa Inquisición no es bien recibido en su Reino de Aragón, tanto por las poderosas familías de conversos judíos como por los que pregonan una inminente pérdida de los Fueros de Aragón.

Los campesinos catalanes remensas inician una revuelta. La remensa es la redención del siervo adscrito a la tierra mediante el pago al señor.

Se produce en Granada una auténtica guerra civil entre los partidarios de Muley Hacén (Zegríes) y los de su hijo Boabdil (Abencerrajes).

1483. Con la victoria de éste último, el anciano y depuesto rey se traslada hasta Málaga donde cuenta con mayoría de partidarios. El reino granadino se reparte entre Al Zagal, hermano de Muley Hacén, y Boabdil, pero los enfrentamientos continuarán.

Se ve obligado a hacer concesiones a los remensas.

1484. Cae la ciudad de Alora.

El 14 de septiembre resulta muerto en una celada en la propia Seo de Zaragoza el Inquisidor de Aragón Pedro de Arbués. Los responsables de su muerte serán duramente castigados en las hogueras inquisitorias.

Boabdil (Mohammad XII). Boabdil. De un cuadro anónimo del siglo XIX. Sta Cruz de Tenerife.
Estatua de Fernando el Católico por Felipe Vigarny. Capilla Real de Granada.

Se produce una nueva revuelta de los remensas capitaneados por Joan Pere Sala.

1485. Tras tomar Granollers y Mataró es derrotado finalmente en Llerona el 24 de marzo. La resistencia aún continuará en las zonas montañosas.

Muere Muley Hacén. Se aprovecha la coyuntura para intentar la conquista de Ronda, plaza difícil por lo sinuoso de su serranía y con fama de inexpugnable. Se recurre a una estratagema.

El rey Fernando hace creer que sus tropas van a atacar primero la ciudad de Málaga. Parte de la guarnición árabe abandona la ciudad confiando en la inaccesibilidad de la misma. Inmediatamente comienza el asedio que dura quince dias. Ronda se rinde. El propio Fernando describe así su conquista

"Vine sobre ella, ciudad de dos mil vecinos, hombres de pelea de los mejores del Reino de Granada,
y con los combates que hice dar la estreché de tal manera que,
aunque es una de las ciudades más fuertes de España
,
en quince días los moros se rindieron y yo libré quinientos cristianos
que allí estaban cautivos en el más estrecho cautiverio"

Su caída provoca el llanto de su gobernador Hamet el Zegrí, quien, engañado, había ido a defender Málaga:

¡Oh Ronda mía!¡¡Oh, desgraciada!
¿por qué, incauto, salí por Almocábar?

El 15 de diciembre nace en Alcalá de Henares su hija Catalina.

Se conquista el archipiélago canario.

1486. Dicta la Sentencia Arbitral de Guadalupe que deroga los malos usos, incluída la remensa. Sin embargo otras no saldrán airosas, como su intento de sustituir a los diputados de la Generalitat catalana por otros elegidos por él mismo.

El 29 de mayo conquista Loja.

En la guerra granadina, durante los meses de invierno, se hace una tregua bilateral y nadie ataca a nadie. Los contendientes de ambos bandos, reponen fuerzas, curan heridas y se preparan para los nuevos combates.

Soldado arabe
Detalle de un cuadro en el que aparece Al-Zagal.

1487. Es designado como Gran Maestre de la Orden de Calatrava. Se inician los preparativos de un ambicioso plan: la conquista de Málaga.

Durante la campaña de Velezmálaga se produce un hecho singular.

Viendo Fernando como un grupo de soldados moros están a punto de liquidar otro de cristianos, acomete contra ellos, lanza en ristre, con denodado ardimiento. Seguidamente, hallándose en el mismo trance que los suyos, su potente voz reclama:

¡A mí, Fernando!

Siendo todos salvados por un grupo de caballeros que acuden prestos. Finalizado el envite, ante la respetuosa reprobación de sus nobles y la queja de la angustiada Isabel responde que

"Non podría buenamente ver los suyos sofrir e no aventurarse por los salvar"

En junio comienza el durísimo asedio contra Málaga, ciudad que defienden Abul Hassan y Al-Zagal.

El 18 de agosto Málaga capitula. La conquista resulta tan dura que el rey Fernando decide aplicar un castigo excepcional, convirtiendo a todos sus habitantes en esclavos o condenándoles a la pena de muerte. El propio Hamet el Zegrí, sólo consigue resistir unos días más en el Castillo de Gibralfaro.

1489. Se consigue la conquista de Baza.

Al Zagal entrega Guadix y Almería, retirándose seguidamente al Magreb, con las riquezas que los monarcas cristianos le han ofrecido por la entrega. Con la entrega de estas dos importantes ciudades, Granada y sus 200.000 habitantes queda aislada y sitiada.

La base de la riqueza está en estos momentos en la ganadería lanar, la agricultura y la exportación de materias primas. Castilla es, en estos momentos, la primera potencia europea en comercio lanar, seguida de cerca por Aragón. Los RRCC conceden la Ley de Defensa de las Cañadas, como medio de defenderla de los agricultores.

Murallas arabes de Guadix (2007).
Fernando de Aragón. Detalle del cuadro de Francisco Pradilla en la conquista de Granada.

Boabdil, intenta desesperadamente conseguir una salida al mar, pero su intento fracasa.

1490. Se anuncia la inminente boda de su hija Isabel con Alfonso de Portugal.

1491. Muere Alfonso de Portugal dando al traste con los planes de boda.

El 28 de noviembre, tras arduas y duras negociaciones, Gonzalo Fernández de Cordoba consigue que Boabdil reconozca su derrota. Se llega a un principio de acuerdo por el cual se permitirá a los musulmanes conservar su religión y sus propiedades, y todo aquel que lo desee es libre de dirigirse a África. A Boabdil se le permite gobernar un pequeño territorio independiente en Las Alpujarras.

1492. El 2 de enero hace entrega de las llaves de Granada a sus vencedores.

La noticia llega a Zaragoza dos semanas después, celebrándose grandes fastos en honor de su rey.

El 31 de marzo se dicta la orden de expulsión de los judíos, estimándose en 2/3 partes los que abandonarán España. El resto se convierte al cristianismo.

El 17 de abril se encuentra firmando las Capitulaciones de Santa Fé que otorgan a Colón amplios poderes en caso de descubrimiento de nuevas tierras.

Fernando no descansa. Envía tropas en ayuda de Maximiliano de Habsburgo, mientras concierta alienzas y matrimonios en toda Europa, especialmente con Inglaterra y Portugal.

El rey aragonés acaba de cumplir los cuarenta años y se encuentra en el apogeo de su fama y gloria. Se traslada seguidamente a Barcelona donde acaba de finalizar una cruenta guerra civil.

Pero en la Ciudad Condal le acecha la muerte.

El 18 de octubre, en plena Plaza del Rey, un remensa le asesta una puñalada en el cuello que está a punto de acabar con su vida (5).

1493. Firma con Carlos VIII de Francia el Tratado de Barcelona.

Recibe en la misma ciudad a Cristóbal Colón que vuelve con buenas nuevas de su reciente viaje.

Grabado anónimo que representa el intento de asesinato de Fernando el Católico.

Carlos VIII de Francia.

Mediante dicho tratado, Francia devuelve El Rosellón y La Cerdaña (que habían sido ocupados en 1463 en el transcurso de la guerra civil catalana) al Reino de Aragón, a cambio de la no injerencia española en la política que el reino francés va a desarrollar en tierras italianas (apetencias del Reino de Nápoles).

1494. Fallece Fernando I de Nápoles, pasando a reinar su hijo Alfonso II.

El 7 de julio firma con Portugal el Tratado de Tordesillas, delimitando los límites de expansión de ambos paises en el Nuevo Mundo.

1495. Francia invade el Reino de Nápoles, confiando en el Tratado firmado recientemente y en la neutralidad española.

Fernando maniobra astutamente. De acuerdo con el Papa Borgia crea la Liga Santa, con el supuesto fin de protegerse de los turcos. La negativa de Francia a sumarse a la coalición provoca el enfado de los italianos, que hacen piña en torno al monarca aragonés.

El Rey de Aragón manda una escuadra naval capitaneada por Garcerán de Requesens y un ejército al mando de Gonzalo Fernández de Córdoba, quien sufre una primera derrota en Seminara.

1496. El de Córdoba no vuelve a conocer la derrota. Destroza a los franceses en los siguientes encuentros y el Reino de Nápoles es para Fernando.

Su hija Juana casa con Felipe de Habsburgo.

El 19 de diciembre Alejandro VI expide la Bula Si Convenit, mediante la cual concede a Fernando el título de Católico. Las razones para tal concesión hay que buscarlas en los siguientes hechos:

  • La anterior concesión del título de Cristianísimo a Carlos VIII de Francia
  • El haber entrado en la Liga Santa recientemente
  • La conquista de Granada y su cruzada contra los musulmanes
  • La expulsión de los judíos no bautizados en 1492

1497. Pedro Estopiñán conquista Melilla.

Gonzalo Fernández de Cordoba. Biblioteca Colombina.

Margarita de Austria.

El príncipe Juan casa en Burgos con Margarita de Habsburgo.

En septiembre se halla toda La Corte en Valencia de Alcántara donde se va a celebrar el matrimonio entre su hija Isabel (viuda de Alfonso de Portugal) con Manuel el Afortunado, nuevo rey portugués, cuando llegan pésimas noticias: el príncipe ha enfermado gravemente durante su estancia en Salamanca. Fernando parte a galope tendido llegando únicamente a tiempo para asistir a su hijo en sus últimos momentos.

Su nuera Margarita que se encontraba encinta, aborta al conocer las noticias.

1498. En abril muere Carlos VIII de Francia, como consecuencia de un fuerte golpe en la cabeza.

En las Cortes de Toledo se designa como sucesora al reino a la princesa Isabel, en detrimento de Felipe el Hermoso.

Deja el Reino de Nápoles en manos de Fadrique de Aragón.

Su hija Isabel (siguiente en la línea sucesoria), fallece de parto del infante Miguel, quien es designado heredero al trono de las Coronas de Portugal (por su padre) y Castilla y Aragón por sus abuelos.

1499. Se produce un levantamiento general de los moriscos andaluces motivado por las medidas evangelizadoras del Cardenal Cisneros. El Gran Capitán es envíado para sofocar la Rebelión de las Alpujarras.

1500. Fernando el Católico y Luis XII firman el tratado secreto de Chambord-Granada, por el que se reparten el Reino de Nápoles.

Nace su nieto, el infante Carlos en Gante. Hijo de su hija Juana y Felipe el Hermoso.

Fallece su nieto Miguel en Granada, dando al traste con la esperanza de una unión entre Portugal y España.

1501. Su hija Catalina casa con el príncipe Eduardo de Gales, heredero al trono inglés.

El Cardenal Cisneros.
Gonzalo Fernández de Córdoba. Detalle del cuadro de Casado del Alisal referente a la batalla de Ceriñola, donde observa el cadáver del Duque de Nemours.

Surgen discrepancias entre Fernando y Luis XII por la aplicación del Tratado. El Gran Capitán vuelve a tierras italianas.

1502. El 11 de febrero los Reyes Católicos expiden una orden por la que expulsan a los moriscos de España.

Los franceses incumplen el Tratado de Granada, dando lugar a una nueva confrontación hispano-francesa en tierras italianas. Francia envía lo más granado de su ejército con intención de acabar definitivamente con los españoles.

1503. Pero el genio militar de Gonzalo Fernández de Córdoba les vuelve a derrotar en Ceriñola y Garellano.

En agosto muere el Papa Alejandro VI sin haber podido alcanzar la paz entre franceses y españoles.

1504. El 11 de febrero se firma el Tratado de Lyon, por el cual Francia reconoce la soberanía de Aragón sobre el Reino de Nápoles.

Pero no todo son parabienes para el rey aragonés.

Su hija Juana cada vez muestra síntomas más evidentes de locura y la salud de su esposa Isabel se ha resentido con los últimos decesos familiares.

El 26 de noviembre su amada esposa, Isabel de Castilla agoniza en el Castillo de la Mota. Sus manos no abandonan las de su moribunda esposa hasta que ésta finalmente expira.

Fernando siempre se había referido a Isabel como:

"La meior y mas excelente mujer que nunca Rey tuvo".

En su testamento Isabel dispone:

"...cuando la Princesa, mi hija, no estuviere presente en estos reinos
o estando en ellos no quisiere o no pudiere entender en la gobernación de ellos,
el rey Fernando, mi señor, rija, administre y gobierne
los dichos mis reinos y señoríos por la dicha Princesa...
"

Testamento de Isabel la Católica, por Eduardo Rosales.
Juana la Loca.

La finada Reina de Castilla no parecía demasiado inclinada a entregar su reino a su yerno Felipe de Habsburgo, optando por dejar en calidad de Regente de Castilla a su esposo Fernando hasta la mayoría de edad de su nieto, el infante Carlos de Gante.

Felipe el Hermoso reclama el trono para su esposa Juana.

Cuenta con los apoyos de parte importante de la nobleza castellana (que sueña con recuperar privilegios perdidos ante Los Católicos), de Luis XII de Francia (quien no olvida las recientes afrentas militares y quiere menoscabar el poderío español) y de muchos nobles y familiares alemanes.

Fernando por su parte maniobra para atraerse a parte de la nobleza castellana. No duda en enviar una propuesta matrimonial a la mismísima Juana la Beltraneja, que está confinada en un convento en Coimbra, sabedor de que aún tiene muchos partidarios en Castilla.

La idea que no tenía buenas expectativas fracasa finalmente.

El humanista siciliano Marineo Sículo, historiógrafo de Fernando, plasma el siguiente retrato del monarca aragonés:

"Era el rey don Fernando de mediana estatura,tenía todos sus miembros muy bien proporcionados,
el genio alegre y resplandeciente, los ojos claros y casi risueños, la barba venerable y de mucha autoridad
,
de ingenio muy claro y buen juicio, de ánimo benigno y liberal; en consejo, muy prudente;
en la costumbre, afable sin ninguna pesadumbre...
Era muy grave en todos sus hechos y dichos, cuya presencia representaba maravillosa dignidad,
Por maravilla jamás le vieron airado ni triste.Era muy templado en el comer y en el beber.

Jamás comía sin haber oído primero Misa y siempre un prelado o sacerdote bendecía su mesa y daba gracias a Dios después de comer y cenar.
Desde su niñez fue buen caballero de la brida y de la jineta,ejercitándose en justas y juegos de cañas, en los cuales sobrepujaba
y aventajaba a muchos otros caballeros fuertes y ejercitados en aquel oficio de caballería, porque era gran bracero y ejercitado en el arte militar.
Sufría sobremanera los trabajos así de la guerra como de los negocios,
favorecía la justicia y demandaba muy estrecha cuenta a los que la ejercitaban.
Preciábase de la clemencia y humanidad cerca de los afligidos y miserables.
Era, también, muy gracioso y afable con las mujeres e hijos que tuvo;
queria mucho y honraba a los hombres sabios y virtuosos y tomaba en buena gana sus consejos.
Y no menos amaba a los caballeros, en especial a los de su casa."

Intenta convencer seguidamente a su hija Juana de que abdique y le ceda el trono.

Pero el intrigante Felipe maniobra en las sombras. Encierra a su esposa y no permite las visitas de los embajadores que su padre le manda.

1505. En mayo recibe a Cristóbal Colón en audiencia en Sevilla. El Almirante le reclama la parte prometida como descubridor del camino de Las Indias (aún ignora que ha descubierto un nuevo contienente).

El 11 de mayo las Cortes de Toro reconocen a Juana como Reina de Castilla. A Felipe la administración del reino y a Fernando la regencia.

Los grandes nobles castellanos presionan para que Felipe y Juana sean coronados como reyes. Mediante la Concordia de Salamanca se estipula que que reinarán en Castilla tanto Fernando como Juana y Felipe.

El 12 de octubre firma con el monarca francés el II Tratado de Blois.

Grabado anónimo de Cristóbal Colón del siglo XVI. Museo Marinha.
Germana de Foix, segunda mujer de Fernando el Católico.

Mediante dicho tratado Francia renuncia definitivamente a sus aspiraciones sobre el Reino de Nápoles y Fernando se compromete a contraer matrimonio con la sobrina del rey francés, Germana de Foix (6),

"una joven de dieciocho años alegre, divertida, poco agraciada y algo coxa".

El 19 de octubre los embajadores de ambos países celebran la boda por poderes.

1506. El monarca aragonés conoce a su joven prometida el 13 de marzo en Dueñas. Tres días después se celebra el enlace en Valladolid (7).

En abril se desplaza hasta Laredo para recibir a su hija y yerno que vienen desde Flandes. Pero el Hermoso le ha engañado y desembarca en La Coruña donde se encuentran sus nobles partidarios (previamente avisados).

El 17 de junio se entrevista en Remesal -cerca de Puebla de Sanabria- con su yerno Felipe. Le acompañan el Duque de Alba y un pequeño cortejo de sirvientes. El despliegue del Hermoso es espectacular: viene acompañado de 2.000 landsquenetes alemanes y viste una lujosa coraza.

Sus peticiones son sistemáticamente denegadas

  • Se le prohibe ver a su hija -que se halla confinada en el Castillo de Mucientes
  • Se le obliga a firmar un documento mediante el cual reconoce la incapacidad de su hija Juana para gobernar y dejando el camino expédito a Felipe en su idea de gobernar Castilla.

El 27 de junio se celebra la Concordia de Villafáfila. Fernando, para evitar la guerra que se avecina, firma un documento afirmando todo lo anterior.

Desanimado se retira a Nápoles.

El 25 de noviembre muere de forma inesperada Felipe el Hermoso en Burgos. Su deceso aumenta aún más la locura que padece Juana.

Detalle del óleo de la Biblioteca Real Alberto I de Bruselas, que representa el encuentro entre Felipe el Hermoso y Fernando el Católico en Remesal de Sanabria.
El Papa Julio II por Rafael.

El Cardenal Cisneros llama nuevamente a Fernando el Católico para que ejerza de Regente.

1507. El 14 de enero su hija Juana pare en Torquemada a la hija póstuma de Felipe el Hermoso, de nombre Catalina.

En agosto se desplaza desde Nápoles hasta la localidad palentina de Hornillos de Cerrato, donde intenta hacer ver a su hija de la inutilidad de seguir adelante con su loco viaje.

1508. En diciembre el Papa Julio II crea la Liga de Cambrai que aglutina a España, Francia y Alemania, para aislar y derrotar a la floreciente República de Venecia.

Venecia no es rival para los ejércitos coaligados de Francia, España, Austria más algunos pequeños estados italianos y sufre en mayo una clara derrota en Agnadello.

Pero tras la victoria aliada la desconfianza hacia el poderío español se generaliza. Se suceden los pactos y alianzas. Francia y el Papado se distancian y Julio II pide protección a Fernando ante un posible ataque francés. Tropas españolas se desplazan a Roma para protegerle.

1509. El 3 de mayo Germana de Foix dá a luz un hijo, llamado Juan, que sólo sobrevive unas pocas horas.

Como consecuencia de la muerte de hijo neonato, Fernando comienza a tomar pócimas con el fin de aumentar su vigor sexual y toda clase de ungüentos y pomadas que puedan tener un efecto afrodisíaco.

Su hija Juana es recluída en el Palacio de Tordesillas.

Siguiendo su política de acuerdos matrimoniales trata de conseguir el enlace entre su desdichada hija Juana y Enrique VII de Inglaterra sin conseguirlo.

Envía una expedición al mando del Cardenal Cisneros que conquista Orán, Bujía y Trípoli.

El 12 de diciembre firma el III Tratado de Blois con Maximiliano de Austria (8).

1510. La Santa Sede le concede el Reino de Nápoles.

Maximiliano de Austria, pintado por Alberto Durero.

Luis XII de Francia.

Se crea la Audiencia de Santo Domingo, para aplicar los sistemas administrativos tradicionales castellanos en Las Indias.

1511. Ingresa en la resucitada Liga Santa (Julio II desea recuperar Génova y Milán, en manos de su anterior aliado Luis XII de Francia).

Como el francés es un bocado demasiado grande, recurre a las potencias europeas. España es de las primeras en ingresar debido a la tradicional animadversión hacia el país galo. Inmediatamente se une Venecia. Un mes más tarde la Inglaterra de Enrique VIII. Y poco después Austria y Suiza.

La expansión española por el Mediterráneo se encalla al obtener una severa derrota en la Isla de Gelves(9).

1512. En junio Francia y Navarra firman el IV Tratado de Blois (10).

Julio II reacciona y excomulga tanto al monarca francés como al rey navarro.

Fernando redacta un primer testamento en mayo.

Mientras los franceses son aplastados en Italia, tras la muerte de su comandante en jefe, Gastón de Foix, Fernando el Católico se dirige al Reino de Navarra pidiendo permiso para atravesar la región y entrar en Francia.

Como la negativa de Navarra -aliada de Francia- era de esperar, manda un contingente castellano al mando del II Duque de Alba Fadrique Alvárez de Toledo, quien conquista Navarra en dos meses.

El 25 de julio en Pamplona se hace oficial la rendición del reino navarro, que queda incorporado definitivamente a Castilla.

1513. Se reunén Cortes en Navarra con presencia solo de beaumonteses -partidarios de Fernando-. Tras prometerles respetar los fueros del Reino de Navarra, éstos le brindan su apoyo.

En febrero muere el Papa Julio II, afortunadamente, porque su próximo objetivo era expulsar a los españoles de Italia.

Escudo de Navarra

En marzo Fernando, que hasta el momento había disfrutado de una salud envidiable, enferma. Algunos achacan este hecho

"Porque la Reina con codicia de tener hijos le dió no sé que potaje..."

La obsesión por tener un heredero hace que el monarca aragonés consuma todo tipo de alimentos con mayor o menor poder afrodisíaco, los más conocidos las criadillas de toro y la cantaridina.

1515. Las Cortes de Burgos acuerdan la incorporación final de Navarra a Castilla.

En junio sufre una hemiplejia que le desfigura el rostro. El cronista de los Reyes Católicos, Andrés Bernáldez en sus memorias escribe:

"El Rey estuvo muy malo, en veinte y siete de Junio en la noche,
que creyeron que no amaneciera vivo, siendo hidropesía y mal de corazón.
Y habiéndose caído parte de una quixada, se había parado tan feo
que no parecía el de antes. Entonces ordenó su Testamento
"

Castillo de Simancas (Valladolid, 2007)

Fernando tiene ya 63 años y su joven esposa 26. Esto parece animar a más de un galán. Al respecto de este dato cuenta el mismo cronista de antes:

"Estando algo mejor -Fernando-, en veinte de Julio
partió para Aranda de Duero a donde viniendo
de las Cortes de Monzón Antonio Agustín, su vicecanciller del reino de Aragón,
lo hizo prender y poner a buen recaudo en el castillo de Simancas,
por haber requerido de amores a la reina Germana.
En la cual prisión estuvo mucho tiempo
" (11)

Su salud se deteriora hasta tal punto que no puede caminar, teniendo que ser trasladado en silla. Por si fuera poco padece hidropesía.

Hallándose el rey ya gravemente enfermo se desplaza personalmente hasta Calatayud donde se han convocado Cortes.

Preside la propia reina Germana y los nobles preteden aprovecharse de su ausencia para imponer condiciones en su beneficio. Fernando, a pesar de su estado, llega oportunamente para poner a cada uno en el lugar que le corresponde.

1516. A pesar del deterioro en su estado de salud, emprende viaje a Extremadura. El objeto del viaje es el de organizar una gran armada contra el poderío de los turcos.

El 23 de enero le sorprende la muerte cuando se halla cerca de la localidad de Madrigalejo (Cáceres).

En su testamento deja como Regente de Aragón a su hijo natural Alfonso de Aragón, Arzobispo de Zaragoza, y al Cardenal Cisneros como Regente de Castilla. Sus consejeros consiguen a última hora impedir que la partición de España sea un hecho, pues Fernando quería dejar Castilla a Carlos y Aragón a su otro hermano, Fernando.

Su mano temblorosa, tras el Yo el Rey, garabatea la F y la Y entrelazadas, como un último homenaje hacia Isabel la Católica, la mujer con la que había compartido 35 años de su vida.

Sepulcro de Fernando el Católico, por Domenico Fancelli.
 

(1). Con el tiempo ingresará (en compañía de su hija) en el Convento de Madrigal de las Altas Torres por orden expresa de la reina Isabel.

(2). Elegido por este motivo por Maquiavelo para su obra El Príncipe.

(3). El respeto de Fernando por los fueros es proverbialmente conocido. Estando en cierta ocasión presidiendo Cortes en Aragón, se siente molesto por un vientecillo que entra por una ventana abierta. De pronto se oye la enérgica voz del rey que clama:

"Ciérrese esa ventana, si no es contra fuero..."

(4). La narración de la toma de Alhama es descrita con crudeza por los historiadores Pulgar y Bernáldez. En la crónica se dice que una treintena de escaladores

"Subieron en el muro, mataron al moro que lo guardaba y a los otros moros que hallaron en la guarda del castillo,
y prendieron a la mujer del alcaide y a otras mujeres que estaban con ella;
porque el alcaide no estaba allí, que era ido a unas bodas en Velezmálaga"

Tras los combates iniciales

"Mandaron que la ciudad se pusiese a sacomano; y que cualquier presa,
así de prisioneros como de hacienda, fuese de aquel que la tomase..."

(5). Se dice que la gruesa cadena de oro que Fernando siempre llevaba al cuello paró en parte el filo de la hoja del cuchillo. Aún así, la herida es tan grande que la reina no quiere ni verla. Tras tres días de luchar contra la muerte, se termina recuperando.

(6). Fernando, observando con preocupación los intentos de su yerno por aproximarse a Francia, se anticipa con esta jugada. El Tratado además incluía

  • Que el Reino de Nápoles pasaría a los hijos de la pareja (si los hubiere), en caso contrarío revertirián al Rey de Francia
  • Que Francia y España se ayudarían militarmente contra Maximiliano de Habsburgo y contra su hijo Felipe
  • Fernando se compromete a pagar 500.000 ducados en diez años y a dejar libres a todos los prisioneros franceses hechos por el Gran Capitán

(7). Dicen los historiadores que Fernando se mostraba muy apenado por coincidir las dos ciudades con las de su boda con su amada Isabel. Por ello hace venir a tres notarios aragoneses que levantaron acta de lo siguiente

  • El monarca aragonés manifiesta que tal boda se realiza por RAZONES POLÍTICAS, y que no piensa, en ningún modo, renunciar a sus derechos sobre el Reino de Nápoles
  • Que en caso de su fallecimiento, Nápoles no pasaría en ningún caso, a las manos de Germana de Foix, sino al príncipe que ostentara, en ese momento, la Corona de Aragón

(8). El III Tratado de Blois viene a resumir lo siguiente:

  • El Emperador Maximiliano, preocupado porque un posible hijo de Fernando y Germana incida en los derechos de su nieto Carlos, se establece que, en caso de nacimiento, el probable hijo sólo tendría derechos sobre la Corona de Aragón
  • Se establece que, en la más que probable campaña de Maximiliano en el norte de Italia, Fernando se compromete a ayudarle con sus tropas

(9). Esta derrota pone de manifiesto el poderío turco en el Mediterráneo, limitándose España a la posesión de unas cuantas plazas fuertes. En dicha derrota, además, muere García Alvárez de Toledo, primogénito y destinado a ser el III Duque de Alba.

(10). Ante un más que probable ataque hispano-inglés, Francia se acerca a su habitual aliado, Navarra. El IV Tratado de Blois especifica lo siguiente:

  • Ayuda mutua ante enemigos comunes, respetándose la integridad territorial de cada reino
  • Ambos reinos se comprometen a no permitir el paso a través de sus territorios a ningún potencial enemigo
  • Libertad de Comercio de ambos reinos, tanto por tierra como por mar y libre residencia y desplazamiento de sus comerciantes
  • Ambos reinos se obligan a participar en los tratados de amistad y alianza firmados por el otro
  • Se exige a Navarra la consideración de enemigo de cualquier reino que invada Francia
  • Se reconoce por Francia la alianza entre Navarra y España y se hace extensivo este acuerdo a que Navarra no permita la entrada en su territorio de cualquier nación que quiera atacar a España

(11). No es el único cronista que se hace eco de este hecho. Galíndez de Carvajal, citando a García de Mercadal, en su obra La Segunda Mujer del Rey Católico, Germana de Foix escribe:

"E aunque le dieron otro color, verdad fue que lo mandó prender porque requirió de amores a la reina Germana"

Castillos de España
 
© castillosdejirm.com
Última actualización 23/06/2013