Elcano y Magallanes

Juan Sebastián Elcano (1476-1526)

Desde muy joven Elcano se inició en el arte de la navegación, interviniendo con una nave propia en la que campaña contra Argel que en el año 1509 dirigió el cardenal Cisneros. Con el Gran Capitán también tomó parte en las guerras italianas. Las deudas contraídas durante esta época motivaron la venta del barco a unos extranjeros, lo que estaba prohibido por las leyes españolas. Elcano pasó algunos años en el anonimato para evitar el correspondiente castigo. Será con Magallanes cuando Elcano obtenga mayor fama, alistándose en su empresa como maestre de la nao Concepción, una de las cinco naves que formaban la escuadra. La revuelta que tuvo lugar contra Magallanes en el puerto de San Julián le valió a Elcano el mando de la San Antonio por encargo de los insurrectos. Como capitán de la nave rebelde, Elcano pudo mediar para restablecer la disciplina y sofocar la revuelta, obteniendo un estimable resultado lo que le valió la estima de Magallanes y el aumento de su prestigio. Una vez resuelto el problema, regresó a su cargo en la Concepción. La muerte de Magallanes en la isla de Mactán durante el año 1520 provocó que Elcano asumiera el mando de la empresa. Las naves se dirigieron hacia las Molucas lo que motivó el envió por parte de Portugal de una escuadra para interceptarlas. Será en mayo de 1522 cuando Elcano dobló el cabo de Buena Esperanza, llegando cuatro meses después a Sanlúcar de Barrameda en la nao Victoria. Habían dado la vuelta al mundo. Fueron dieciocho los tripulantes que llegaron a tierras andaluzas, quedando algunos prisioneros en Cabo Verde a cargo del gobernador portugués. En recompensa por la hazaña conseguida Carlos I concedió al piloto de Guetaria una pensión de 500 ducados y un escudo de armas con la inscripción "Primus circumdedisti me". Posteriormente Elcano participó en las Juntas de Badajoz y Yelbes donde se puso fin al enfrentamiento hispano-portugués por la posesión de las islas Molucas. En Portugalete se alistaría en la armada de Loaisa que embarcaría rumbo a dichas islas, pereciendo durante la travesía.

Atlas de Battista con la ruta de Elcano

Fernando de Magallanes (1480-1521)

Este portugués al servicio de la Corona de Castilla, fue el primero en poner el jaque el control que, sobre el comercio de especias en las Islas Molucas, tenía Portugal. Enfrentado al Rey de Portugal, ofreció sus servicios a Carlos V. El Emperador le ofreció el mando de cinco naos para encontrar una nueva ruta a las Molucas a través del Atlántico y del Pacífico. En 1519 partió Magallanes hacia el Atlántico sur. Durante el viaje, la actitud autoritaria de Magallanes originó algún motín que se saldó con la deserción de uno de los navíos y el ahorcamiento del segundo en el mando. Navegando hacia el sur, descubrió el estrecho que lleva su nombre y que conectaba el Atlántico y el Pacífico. A pesar de ser rutas desconocidas, Magallanes se aventuró a penetrar en el Pacífico y, entre tormentas, fatigas y escorbuto, llegó a las islas Marianas (conocidas entonces como Islas de los Ladrones ). Después de aprovisionarse se dirigió hacia el oeste, intentando encontrar las Islas Molucas (archipiélago donde se encuentra la Isla de Timor ). En su ruta alcanzó las Filipinas con sólo dos naos de las cinco iniciales, encontrando la muerte en la Isla de Cebú a manos de los Indígenas, en abril de 1521.

Siglo XIII

Ramón Marquet

Roger de Lauria

Conrad Llançá

Siglo XIV

Jofre de Tenorio

Siglo XV- XVI

Los Reyes Católicos

Cristóbal Colón

Los Hermanos Pinzón

Juan de la Cosa

Rodrigo de Bastidas

Andrea Doria

Vasco Núñez de Balboa

Elcano y Magallanes

Hugo Montcada

Siglo XVI

Luis de Requesens

Miguel López de Legazpi

Pedro Menéndez de Avilés

Don Álvaro de Bazán

Álvaro de Mendaña y Neira

Juan de Austria

Pedro Fernández de Quirós

Luis Váez de Torres

Siglo XVII

Antonio de Oquendo

Siglo XVIII

Blas de Lezo

Marqués de la Ensenada

Jorge Juan y Santacilia

Antonio Barceló

Juan de Lángara y Huarte

Malaespina

duque de Gravina

Sáenz de Navarrete

Dionisio Alcalá Galiano

Cosme Damián Churruca-Elorza

Siglo XIX

Méndez Núñez

Narciso Monturiol

Pascual Cervera y Topete

Concas y Palau

Antonio Eulate y Fery

Fernando Villaamil Fernández-Cueto

Emilio Díaz Moreu

José Ferrándiz Niño

Siglo XX

Luis González Ubieta