Hermanos Pinzón

Siglo XIII

Ramón Marquet

Roger de Lauria

Conrad Llançá

Siglo XIV

Jofre de Tenorio

Siglo XV- XVI

Los Reyes Católicos

Cristóbal Colón

Los Hermanos Pinzón

Rodrigo de Bastidas

Juan de la Cosa

Andrea Doria

Vasco Núñez de Balboa

Elcano y Magallanes

Hugo Montcada

Siglo XVI

Luis de Requesens

Miguel López de Legazpi

Pedro Menéndez de Avilés

Don Álvaro de Bazán

Álvaro de Mendaña y Neira

Juan de Austria

Pedro Fernández de Quirós

Luis Váez de Torres

Siglo XVII

Antonio de Oquendo

Siglo XVIII

Blas de Lezo

Marqués de la Ensenada

Jorge Juan y Santacilia

Antonio Barceló

Juan de Lángara y Huarte

Malaespina

duque de Gravina

Sáenz de Navarrete

Dionisio Alcalá Galiano

Cosme Damián Churruca-Elorza

Siglo XIX

Méndez Núñez

Narciso Monturiol

Pascual Cervera y Topete

Concas y Palau

Antonio Eulate y Fery

Fernando Villaamil Fernández-Cueto

Emilio Díaz Moreu

José Ferrándiz Niño

Siglo XX

Luis González Ubieta

Luis de Requessens

Luis de Requesens y Zúñiga, de Famianus StradaNacido en 1528, es hijo de Juan de Zúñiga y de una noble catalana, cambiando el orden de sus apellidos por deseo de su padre. Sucedió a su padre en la encomienda de la Orden de Santiago, en 1546. Desde los siete años fue paje del príncipe Felipe, futuro Felipe II, siendo su padre ayo del mismo. Entre 1547 y 1549 viajó por Alemania y los Países Bajos con Carlos V, organizando un festejo en honor del príncipe en una de cuyas justas derribó erróneamente al futuro rey, a pesar de lo cual no cayó en desgracia. Su carrera militar le hizo participar en el sitio de Metz (1552) y dirigir la flota mediterránea de la Orden de Santiago, cargo al que posteriormente renunció. En 1561 fue nombrado embajador en Roma por Felipe II, oponiéndose a Pío IV por su política en favor de Francia. Su influencia fue decisiva para que fuera elegido Pío V como papa, frente al candidato francés, y para que fuera procesado Carranza. En 1568 aparece como consejero de Juan de Austria, con quien participa en el aplastamiento de la rebelión de las Alpujarras (1569-1570) y en la batalla de Lepanto. Fue excomulgado temporalmente por su oposición al cardenal Borromeo, durante el período en que fue gobernador de Milán (1571-73). Su trayectoria política le hizo suceder al duque de Alba como gobernador de los Países Bajos, iniciando una política negociadora que hay que inscribir en el contexto de una grave crisis económica. Desde su cargo corrigió los hechos de su antecesor, aboliendo el Tribunal de Tumultos, el décimo, y promulgando una amnistía. Sin embargo, no logró acabar con la rebelión, al fracasar en su intento de reunir Estados Generales y de hacer desistir de sus objetivos a Guillermo de Orange. Militarmente, fue derrotado en Leiden y Middleburg, si bien sus tropas, bajo el mando de Sancho Dávila, vencieron en Moock. Tras su muerte repentina en 1576 se produjo el saqueo de Amberes por los tercios españoles ante el impago de la soldada.