Imagen

Ordiziako Babes Zibila - Protección Civil de Ordizia

Recomendaciones

PORTADA


 

Las recomendaciones que ofrecemos a continuación han sido extraídas de organismos oficiales encargados de la Protección Civil en España. Utilícelas y colabore en su divulgación, teniendo en cuenta que éstas podrían salvar vidas.

Tormentas

Vendavales

Sequía

LLuvia e inundaciones

Imagen

Tormentas

  • Tenga a mano una radio y una linterna con pilas de repuesto, así como herramientas y el equipo necesario para apagar un incendio.

  • Las emisoras de radio y televisión le facilitan información del Instituto Meteorológico y de Protección Civil. Présteles atención.

  • No propague rumores o informaciones exageradas sobre la situación.

  • El abrigo de los edificios protege del riesgo de las descargas eléctricas.

  • Dentro de casa, cuide de que no se produzcan corrientes de aire, pues éstas atraen los rayos. Por tanto, cierre puertas y ventanas.

  • No olvidar desconectar los aparatos eléctricos y la antena de T.V.

  • Informarse mediante receptor de radio a pilas.

  • No lleve objetos metálicos cuando haya una tormenta eléctrica y aléjese de las estructuras metálicas y de las vallas.

  • No se siente sobre nada mojado: los zapatos con suelas de goma no son una total garantía para su seguridad.

  • No cobijarse nunca debajo de árboles, sobre todo, si están solitarios.

EN EL CAMPO

  • Buscar zonas bajas evitando colinas, cimas de los montes, árboles altos y piedras grandes y aisladas.

  • No conviene tumbarse en el suelo.

  • No caminar por valles profundos; son más seguras las laderas de los montes.

LUGARES SEGUROS

  • Viviendas protegidas con pararrayos

  • Calles protegidas por edificios cercanos

  • Automóviles (si va conduciendo y se ve sorprendido por una tormenta, disminuya la velocidad, extreme las precauciones y no se detenga en zonas por donde pueda discurrir gran cantidad de agua).

  • Evite resguardarse en pequeños edificios, graneros, hangares, cobertizos, tiendas de campaña o automóviles descapotables.

  • Son muy peligrosos los campos de golf, terrenos deportivos y campo abierto, pistas de tenis y aparcamientos, piscinas, lagos y costas marítimas, cercanías de cables aéreos, alambradas y vías de ferrocarril y maquinaria agrícola.

Imagen

Vendavales

  • Aléjese de las playas y otros lugares bajos que puedan ser barridos por el mar o los ríos.
  • Cierre y asegure puertas y ventanas, especialmente las exteriores.
  • Abra una de las ventanas o puertas de su casa, del lado opuesto al que sopla el viento, para equilibrar presiones.
  • Guarde todos los objetos que puedan ser llevados por el viento tales como toldos, tiestos, muebles, etc., ya que pueden convertirse en armas destructivas durante el vendaval.
  • No se proteja del viento en zonas próximas a muros, tapias o árboles.
  • No salga de su casa o refugio durante el vendaval, por el peligro de desprendimiento de cornisas u otros materiales.
  • Si trabaja en un edificio de oficinas, diríjase al sótano o a algún pasillo interior del piso bajo.
  • Absténgase de subir andamios sin las debidas protecciones.
  • Evite viajar por carretera, porque estará en peligro de ser alcanzado por objetos desprendidos arrastrados por el viento, encontrar carreteras inundadas, etc.
  • Si se encuentra viajando no se quede dentro de su coche, refúgiese en lugar seguro.
  • No toque cables ni postes del tendido eléctrico.
  • Haga reserva de agua potable así como de linterna y un equipo de radio con pilas de repuesto para ambos.
  • Las emisoras de radio y televisión le facilitarán información del Instituto Nacional de Meteorología y de Protección Civil. Présteles atención.
  • No propague rumores o informaciones exageradas sobre la situación.

Imagen

Sequía

  • Reduzca el consumo de agua y no la desperdicie.
  • Revise el estado de las tuberías, para evitar las pérdidas por fugas.
  • No abra los grifos a tope y disminuya su caudal. Puede hacerlo cerrando un poco las llaves de paso.
  • Consuma preferentemente agua mineral o refrescos.
  • Tenga agua almacenada en época de restricciones.
  • Sólo utilice la lavadora y el lavavajillas cuando esté completa la carga.
  • Sáquele más partido al agua en la limpieza del hogar.
  • Tire de la cisterna por motivos imprescindibles y reduzca su capacidad de carga manipulando el mecanismo o intruduciendo botellas vacías cerradas.
  • Evite regar plantas y jardines y priorice el uso del agua.
  • Al asearse no mantenga el grifo abierto si no es necesario y utilice el tapón del desagüe para retener el agua y aprovecharla.
  • No utilice bajo ningún concepto aguas fecales para regadío.
  • Evite los ejercicios físicos que causen gran fatiga y sudoración.
  • Cubra sus ojos con una gorra de visera para evitar daños en la retina.
  • Si el agua que consume no es de suministro controlado, ni envasada, hiérvala durante quince minutos antes de beberla.
  • Vigile el perfecto estado de conservación e higiene de sus alimentos.
  • El agua del lavabo, de la vajilla y otros utensilios de cocina, debe ser tan segura como la bebida.
  • No se bañe en lugares donde el agua pueda estar contaminada o estancada.
  • Si tiene necesidad de clorar el agua compruebe que el producto que está utilizando es apto para ello. Lea atentamente la etiqueta y el modo de empleo.
  • Si hay restricciones de agua, infórmese del horario de duración de los cortes y almacene el agua necesaria para ese tiempo.
imagen

Lluvias e inundaciones

ANTES DEL PERIODO DE LLUVIAS
  • Tenga preparado un botiquín de primeros auxilios y aquellos medicamentos que usan permanente o esporádicamente todos los miembros de la unidad familiar.
  • A fin de evitar contaminaciones, coloque todos los productos tóxicos (herbicidas, insecticidas, etc.) fuera del alcance del agua.
  • Es aconsejable almacenar agua y alimentos, preferentemente aquellos que no requieran refrigeración o ser cocinados. Provéase de un equipo de emergencia para cocinar.
  • Calcule las cantidades de alimentos necesarios para tres días.
  • Revise periódicamente su tejado y bajadas de agua, y elimine toda acumulación de escombros, hojas, tierra, etc. que puede obstaculizar el paso del agua al alcantarillado, la cuneta o acequia próxima a su vivienda.
  • Coloque fuera del alcance de las aguas los bienes y objetos de valor, muebles, vestuario, documentación personal, etc., situándolos en los puntos más altos de la vivienda.
  • Una linterna y una radio de pilas secas y cargadas pueden ser de gran utilidad. Téngalas preparadas.
  • Conozca la altura del lugar más alto de su vivienda.
DURANTE EL PERIODO DE LLUVIAS
  • Sintonice su emisora local o la televisión para obtener información del Instituto Nacional de Meteorología o de Protección Civil.
  • Use su teléfono únicamente para informar a las autoridades.
  • Retire del exterior de su casa muebles y objetos que puedan ser arrastrados por las aguas.
  • Desconecte todos los aparatos eléctricos. Utilice económicamente víveres y material de calefacción.
  • Prepárense para abandonar su vivienda y acudir al lugar preestablecido si considera que su vivienda está en peligro o así lo ordenan las autoridades competentes.
  • No estacione vehículos ni acampe en cauces secos, ni a la orilla de ríos, para evitar ser sorprendido por una súbita crecida de agua o por una riada.
EN CASO DE EVACUACION
  • Desconectar la electricidad, el gas y el agua. No toque los aparatos eléctricos si están mojados.
  • Cerrar y asegurar las ventanas y puertas para que no puedan ser destruidas por vientos fuertes, objetos volantes o escombros. Cerrar la puerta o puertas de acceso.
  • Notificar su llegada a la autoridad local y sus datos personales (nombre, domicilio, lugar de origen y personas que le acompañan).
DESPUES DE LA EMERGENCIA
  • Efectuar una inspección previa por si hubiera riesgo de derrumbamiento.
  • Abstenerse de beber agua que no reúna todas las garantías higiénicas. Hierva el agua antes de consumirla.
  • Retirar los animales muertos durante la inundación.
  • Seguir las normas sanitarias y de higiene en la limpieza y alimentación, dictadas por la autoridad competente.
RECOMENDACIONES PARA AUTOMOVILISTAS
  • Infórmese a través del Instituto Nacional de Meteorología o Protección Civil de los riesgos de lluvias torrenciales en las zonas a las que va a desplazarse.
  • No debe cruzar jamás en automóvil los lugares inundados.
  • No es aconsejable avanzar con el vehículo por una carretera inundada o por un puente oculto por las aguas. La fuerza del agua podría arrastrar el vehículo.
  • Preste atención a los corrimientos de tierra, socavones, sumideros, cables de conducción eléctrica flojos o derribados y objetos caídos.
  • Evite viajar en coche.
Escríbeme
Para más información