La pesca a la Inglesa es un complemento perfecto para la pesca al Coup

 

La pesca a la Inglesa es un complemento perfecto para la pesca al Coup. En ocasiones se hace vital utilizar esta técnica de pesca si queremos obtener un buen número de capturas. A diferencia de la pesca al Coup, en este tipo de pesca se utilizan cañas anilladas y carrete. Gracias a esta característica podemos pescar a una distancia mucho mayor. Los mejores lugares para utilizar esta modalidad son aquellos de poca o nula corriente y escasa profundidad, buscando lejos de la orilla los lugares más profundos y querenciosos para las carpas, aunque también da muy buenos resultados con grandes profundidades.
Básicamente existen dos formas de pescar a la inglesa, con flotador fijo o corredizo. Cuando pescamos fijo dejaremos el flotador en un punto de la línea del que no se moverá, con lo que se utilizará cuando pescamos a unas profundidades de 2 ó 3 metros como máximo,

mientras que si tenemos profundidades mayores

utilizaremos el sistema flotador deslizante

 

 

 

 

Inglesa corrediza: Este tipo de pesca es algo más complicada que pescando fijo, aunque con un poco de práctica se puede manejar bien. La particularidad es que utilizaremos un nudo, que servirá de tope del flotador, y que colocaremos a la altura adecuada. El aparejo sería como el que se puede observar en la ilustración: un nudo tope, un conector donde colocaremos el flotador y un emerillón que una la línea con el bajo. También deberemos calzar la pluma con los plomos correspondientes, hasta que sólo asome la antena fuera del agua.

 

CEBOS 

 

 

 

 

 

Inglesa Fija: Este montaje es el típico para lugares poco profundos, ya que no podremos darle mayor profundidad que la longitud de nuestra caña, es más, no recomiendo utilizarlo con más de 2-3 metros, puesto que es un engorro lanzar la caña con tanto sedal colgando, lo que hará nuestros lances imprecisos. El aparejo es sencillo y la conexión del flotador puede hacerse de un par de formas:
- Gracias a unos conectores especiales para pescar fijo.
- Mediante plomos, poniendo siempre más plomo en la parte hacia el anzuelo.
La única cuestión importante a tener en cuenta es que debemos dejar espacio suficiente entre el flotador y el primer plomo para evitar enredos, yo aconsejo el doble de la longitud del flotador. Este detalle, junto con frenar suavemente el flotador antes de llegar al agua, es muy importante si no queremos pasarnos todo el día deshaciendo nudos. Se pueden utilizar los mismos plomeos que pescando al coup.

Esquema del aparejo usado con flotador fijo.

 

 



Esquema del aparejo usado con flotador corredizo.

 

              ENGODOS