Carátula

Contenido

Prólogo

Capítulo I

Capítulo II

Capítulo III

Capítulo IV

Capítulo V

Capítulo VI

Capítulo VII

Capítulo VIII

Capítulo IX

Capítulo X

Capítulo XI

Capítulo XII

Galería de fotos

Bibliografía

Biografía de R. Moya E.

Página web

 

CAPÍTULO X

La Conquista del Reino de Quito

 

01.- Benalcázar parte con rumbo a Quito.

02.- Aporte tallán a la conquista de Quito.

03.- La expedición de Pedro de Alvarado.

04.- Almagro llega a san Miguel.

05.- El acuerdo de Riobamba.

06.- Fundación de Jauja y Lima.

 

06.- FUNDACIÓN DE JAUJA Y DE LIMA 

Jauja o Xauxa, fue la segunda ciudad fundada por los españoles en el Perú. Al igual que con San Miguel, hay una serie de hechos obscuros y no precisados sobre su fundación. 

No hay un acta y ni siquiera se tiene la seguridad de que hubiera existido un acto formal de fundación. Se notan sin embargo dos hechos bien marcados, en eso que podríamos llamar proceso de fundación de Jauja.

 La idea original de Pizarro, fue hacer de Jauja la capital del Perú, pero una serie de circunstancias le hicieron variar de parecer. 

Cuando Pizarro se dirigió con sus huestes de Cajamarca al Cuzco, encontró en Jauja las mayores concentraciones de ejércitos quiteños, a los que venció en diversos encuentros y escaramuzas. El valle le atrajo y sobre todo la ubicación, como la de ser un nexo entre San Miguel y el Cuzco. También servía a sus objetivos íntimos de estar próximo a la Capital Imperial, que la quería para su Gobernación. 

En octubre de 1533 Pizarro hace una toma de posesión de Jauja y la pobló, nombrando teniente gobernador y miembros para el cabildo, al mismo tiempo que repartió solares entre los que debían ser vecinos y distribuyó encomiendas. Sin embargo, el conquistador tuvo grandes dificultades en encontrar a gente que aceptase cambiar la vida aventurera y la posibilidad de grandes riquezas por la sedentaria de vecino, en una zona convulsionada, plagada por partidas dispersas de indios sublevados. 

Todos querían ir al Cuzco, que operaba en el espíritu ambicioso de los españoles con un  gran atractivo mágico. A la nueva ciudad, Pizarro la llamó “Muy noble ciudad de Xauxa”. 

Los informes que los españoles enviaron a la península con relación a Jauja, eran tremendamente exagerados y la ponderaban como un verdadero paraíso terrenal, algo así como una morada de los dioses griegos o del paraíso de Mahoma. 

Terminada la toma del Cuzco, Pizarro retornó a Jauja y completó la tarea de fundación que ya había iniciado, o si se quiere otra expresión, diremos que la volvió a fundar y fue así como el 25 de abril de 1534 se levantó el acta oficial de la fundación de la ciudad que ya existía. 

Como se puede apreciar, en Jauja hubo una toma de posesión y la ciudad con toda su organización administrativa empezó a funcionar, aun antes de ser fundada normalmente, cosa que también pudo suceder con San Miguel. 

Pizarro con el fin de atraer vecinos a Jauja, fue generoso con ellos, otorgándoles gran cantidad de tierras e indios. Muchos de los repartimientos se encontraban ubicados en la costa central y los encomenderos para controlarlos desde tan lejos tuvieron que pasar grandes trabajos. Pero fuera de eso, la lejanía del mar, la altura y el intenso frío incomodaban mucho a los vecinos españoles, aparte de que se quejaban de la poca leña existente.  Este problema de la leña era tan importante en época de la Conquista, que todo lo subor­dinaban los españoles, a las disponibilidades que de ella tuvieran.

Fue por ese motivo que el 29 de noviembre de 1534, es decir a los pocos meses de realizado el acto formal de la fundación, el cabildo acordó solicitar a Pizarro el traslado de la ciudad capital, a la costa y que hacia allá fueran los vecinos de Jauja.  El mismo día del acuerdo se le comunicó este plantea­miento a Pizarro el cual lo acogió favorablemente, por cuanto la incursión de don Pedro de Alvarado sobre el territorio de Quito, le había hecho conocer la necesidad de no desamparar la costa. 

El cabildo de Jauja, comisionó el cuatro de diciembre a tres miembros de su seno para que bajasen a la costa y escogieran el lugar más conveniente para la nueva ciudad. Por su parte, don Francisco Pizarro nombró otro grupo con el mismo fin. 

El lugar elegido por este último grupo, fue el ocupado por el cacique del Rímac. 

Lo cierto es que Jauja se había ido despoblando y los vecinos se iban asentando en Sangallán en Chincha.      

       Cuando Pizarro fundó Lima o Ciudad de los Reyes el 18 de enero de 1535, ordenó que los vecinos de Jauja y de Sangallán fueran a establecerse en el nuevo lugar. 

Sin embargo, al igual de lo que sucedió con San Miguel, también la ciudad de Jauja siguió existiendo, pues muchos encomenderos que tenían tierras e indios en la región, prefirieron quedarse allá, es decir algo similar de lo que ocurrió con la primera ciudad fundada por los españoles. 

En resumen, los actos del 25 de abril de 1534 y del 18 de enero de 1535, dieron nacimiento a dos ciudades distintas, aun cuando la segunda fue consecuencia de la primera. Lo mismo sucedió con San Miguel y con San Miguel del Villar. Cuando Lima celebra su fundación, recuerda al 18 de enero y no al 25 de abril, lo que debería ser con Piura, que tiene su propia fundación el 15 de agosto de 1588.

Don Raúl Porras Barrenechea dice en “Pizarro” que Almagro pobló Trujillo el 6 de diciembre de 1534 y Pizarro la fundó el 5 de marzo de 1535. 

Si bien es cierto que fue San Miguel la primera capital del Perú de hecho; en forma especial ese privilegio le correspondió a Jauja. Por lo tanto Lima, fue sólo la segunda capital del Perú.

Fundación de Jauja

FUNDACIÓN DE JAUJA

 

Jauja o Xauxa, fue la segunda ciudad fundada por los españoles y al igual que sn Miguel, una serie de hechos oscuros rodean su fundación. Pizarro tuvo en mente, primero  hacer de Jauja la capital del Perú. En Octubre de 1533 hizo Pizarro la toma de posesión y nombró autoridades y vecinos. y mas tarde el 25 de abril de 1534 hizo la fundación oficial y levantó Acta.

Fundación de Lima

FUNDACIÓN DE LIMA

 

Muy pronto los vecinos de Jauja manifestaron su disconformidad por ser el clima muy frío y sentirse aislados y expuestos a los ataques de los indios sublevados aún..

El Cabildo de Jauja  solicitó el traslado de la ciudad a Pizarro y al mismo tiempo creó una comisión para que en la costa buscara mejor lugar. Eligieron a San Gallán  en Chincha; pero Pizarro se decidió por el valle del Rímac y el 18 de enero de 1535  fundó la Ciudad de los Reyes.

Jauja siguió existiendo y celebra su fundación el  25 de abril, mientras Lima lo hace el 18 de enero.

 

1