Anatomìa Femenina

Dr. Ricardo Morales Cordero

  

Las estructuras externas de la anatomía reproductiva femenina comprenden los labios menores y los mayores, la vagina y el clítoris. Las estructuras internas son el útero, los ovarios y el cuello uterino

Vista sagital lateral del aparato reproductor femenino

Vista sagital lateral del aparato reproductor femenino

La vagina, el cuello uterino y el útero son parte del aparato reproductor femenino, visto aquí en un corte sagital. 

Anatomía uterina

Anatomía uterina

Ovarios, trompas uterinas y útero del aparato reproductor femenino. 

Información  

Para las mujeres, la menopausia o la interrupción de la menstruación es un signo obvio del envejecimiento y no es, de ningún modo, el único cambio en su sistema reproductivo. Hay un período de transición llamado climaterio que se prolonga por varios años antes y después del último período menstrual.

Para una mujer, los cambios de la vejez involucran niveles hormonales, cambios físicos en todo el aparato reproductivo femenino y cambios sicológicos. Dichos cambios se producen en la intrincada relación entre las hormonas ováricas y las que son producidas por la glándula pituitaria (en el cerebro).

CAMBIOS POR EL ENVEJECIMIENTO
La
menopausia es una parte normal del proceso de envejecimiento de la mujer, pues los ovarios detienen la liberación de huevos (óvulos) y los períodos menstruales cesan, proceso que la mayoría de las mujeres experimentan alrededor de los 50 años de edad, aunque se puede presentar antes de los 40 años en el 8% de las mujeres. A menudo, antes de la menopausia, los ciclos menstruales se vuelven irregulares.

Los ovarios se vuelven menos sensibles a la estimulación de la hormona foliculoestimulante (FSH) y la hormona luteinizante (LH). Para tratar de compensar esa disminución en la respuesta, el organismo produce MÁS de estas hormonas estimulantes de ovarios durante un período de tiempo, pero su nivel disminuye finalmente.

Las hormonas producidas por los ovarios incluyen las diversas formas de estrógeno (incluyendo el estradiol), progesterona y prolactina que también disminuyen alrededor de la época en que aparece la menopausia. Los ovarios continúan produciendo pequeñas cantidades de testosterona y algo de estrógeno. Las hormonas producidas por la glandula pituitaria también disminuyen.

Dado que disminuyen los niveles hormonales, se presentan cambios en todo el sistema reproductivo. Las paredes vaginales se vuelven menos elásticas, menos arrugadas y más delgadas. La vagina se vuelve más pequeña. Se disminuye el tejido genital externo (atrofia de los labios) y las secreciones se vuelven escasas y acuosas.

Tanto en los hombres como en las mujeres, los cambios en los sistemas reproductivos están estrechamente relacionados con los cambios en el sistema urinario.

EFECTO DE LOS CAMBIOS

Antes de la menopausia, la fertilidad varía dependiendo de los niveles hormonales. Se dice que se ha presentado la menopausia cuando ha pasado un año sin un período menstrual y cuando ésta se presenta, se pierde la capacidad reproductiva.

Los síntomas que acompañan a la menopausia varían en gravedad y muchos de ellos son causados por cambios hormonales. Sólo entre el 20 y el 30% de todas las mujeres presentan síntomas tan severos que requieren asistencia médica.

Se presentan cambios en el tejido de la mama de la mujer, así como otros cambios reproductivos, cambios en el deseo sexual (líbido) y en su respuesta sexual; pero el envejecimiento no impide que la mujer sea capaz de tener o disfrutar de las relaciones sexuales. Muy a menudo, factores como la disponibilidad de un compañero, síntomas de resequedad vaginal y factores sicológicos y sociales afectan la respuesta sexual de la mujer, más que los cambios directos por el envejecimiento.

PROBLEMAS COMUNES

Los músculos púbicos pierden tono y la vagina, el útero o la vejiga pueden "salirse" de su posición. A esto se le llama prolapso vaginal, prolapso vesical o prolapso uterino, dependiendo de cuál estructura colapse. Un prolapso de cualquiera de estas estructuras puede aumentar el riesgo de problemas como incontinencia por estrés (filtración de la orina). La mayoría de los prolapsos se pueden tratar.

Se puede presentar irritación de los genitales externos (prurito vulvar). Las paredes vaginales se adelgazan y se secan y se pueden irritar (vaginitis atrófica). La relación sexual se hace molesta para algunas mujeres (dispareunia). Los microorganismos vaginales normales cambian y hay un aumento del riesgo de infecciones vaginales por levaduras.

Cambios similares en la vejiga y la uretra pueden incrementar síntomas como la frecuencia y urgencia urinaria y hay un aumento del riesgo de una infección del tracto urinario después de la menopausia.

El sofoco, las alteraciones en el estado de ánimo y en el sueño son también síntomas comunes que se presentan durante la menopausia. Las causas de estos cambios aún no se comprenden bien, pero se relacionan con la disminución en la cantidad de estrógenos producidos por los ovarios.

El riesgo de osteoporosis es mayor en las mujeres adultas mayores. Esto se debe, en parte, a la disminución del nivel de estrógeno.

PREVENCIÓN y TRATAMIENTO

La suficiente lubricación (con lubricante soluble en agua) puede ayudar a prevenir las
relaciones sexuales dolorosas y en ocasiones se recomienda el uso de un estrógeno tópico (aplicado dentro de la vagina) para ayudar a mantener la estructura de los tejidos vaginales. Con frecuencia, los cambios sexuales se relacionan con otros factores diferentes al proceso de envejecimiento.

El reemplazo de estrógenos (en parches o pastillas) puede prevenir o reducir muchos de los síntomas asociados con la menopausia, incluyendo atrofia vaginal y sofoco. Igualmente, reduce el riesgo de complicaciones como la osteoporosis. Sin embargo, la terapia de reemplazo hormonal (TRH) puede tener efectos secundarios como el sangrado vaginal y se la ha asociado con un leve aumento del riesgo de cáncer de mamas y enfermedad cardíaca, por lo que cada mujer debe discutir con el médico los pros y los contras del reemplazo de estrógenos.

TEMAS RELACIONADOS:
Cambios en la producción de hormonas por el envejecimiento
Cambios en órganos, tejidos y células por el envejecimiento
Cambios en las mamas por el envejecimiento
Cambios en los riñones por el envejecimiento
Cambios en el sistema reproductivo masculino por el envejecimiento

Compartir

MedlinePlus Información de Salud para Usted: Un Servicio de la Biblioteca Nacional de Medicina

Psicólogos Maracaibo
Centro de Asesoramiento Pedagógico y Orientación Sexual

Página Principal