APOLOGIA TANGUERA (Milonga)
APOLOGIA TANGUERA (Milonga)


Letra de Enrique Cadícamo
Música de Rosita Quiroga
Compuesto en 1933


Tango rante que tenés

el alma de un cachetazo,

que vas llevando un hachazo

en la frente y lo escondés;

de la cabeza a los pies,

vestido de luto entero,

sos un símbolo canero

que va taconeando fuerte;

sos la Risa y sos la Muerte,

vestidas de milonguero.



Sos entre el camandulaje

un cacho de mala suerte;

sos el barbijo de muerte

que rubrica el sabalaje;

sos el alma del chusmaje

metida en un bandoneón;

sos la furca, la traición

y sos una flor de yuyo,

el piropo y el chamuyo

que perfuma el corazón.



Sos el lamento tristón,

que, amarrocando sentidos,

te metés por los oídos

y escarbás el corazón.

Sos el réquiem compadrón,

el que gimió allá en París;

con tu canyengue, me oís?,

vos fuiste el fiero remache

qui hizo temblar al apache

y llorar a las Mimís.



Tango lindo que se estira

en un bandola atorrante

y que sale agonizante

mientras se baila y se aspira...

Tango! Sos como una tira

de prepotencia y de mal;

sos lágrima y delantal,

sos velorio y cocaína,

y sos tristeza de mina

que se clava en un puñal.