Tango - ARACA, CORAZÓN

ARACA, CORAZÓN


Letra de Alberto Vaccarezza.

Musica de Enrique Delfino.

Compuesto en 1927. 



Grabado por Carlos Gardel el 27/5/1927.







Araca, corazón, callate un poco,

y escuchá, por favor, este chamuyo,

si sabés que tu amor es todo tuyo

y no hay motivo para hacerse el loco.

Araca, corazón, callate un poco.

Así cantaba

un pobre punga

que a la gayola

por culpa de ella

fue a descansar

mientras la paica

con sus donaires

por esas calles

de Buenos Aires

se echó a rodar.



Mas, como todo se acaba en esta vida,

una tarde salió de la prisión

y al hallarla le dijo el pobre punga:

volvé de nuevo al nido, por favor.



Volver no puedo,

dijo la paica,

el amor mío

ya se acabó.

Pasó una sombra,

sonó un balazo,

cayó la paica

y una ambulancia

tranquilamente

se la llevó.



Y nuevamente en las horas de la noche,

cuando duerme tranquilo el pabellón,

desde la última celda de la cárcel,

se oye cantar al punga la canción:



Araca, corazón, callate un poco,

y escuchá, por favor, este chamuyo,

si sabés que tu amor nunca fue tuyo

y no hay motivos para hacerte el loco.

Araca, corazón, callate un poco.

        Recopilación: carlos "el judío"