Tango - Lunes

Lunes

Es el antiguo tango sin canto "Lunes 13" de José Luis Padula. Francisco García Jimenez lo retitulo "Lunes" y le puso letra en el año 1939. Estrenado por Mario Pardo, cantor y eximio guitarrista, este tango milonga, fue interpretado por Carlos Dante con la orquesta de Alfredo De Angelis. En ese mundillo tanguero de Rosario fue donde Padula concibio sus dos tangos para la posteridad: Nueve de Julio y Lunes, a los que daria estructura formal en Buenos Aires, al venir a tocar en un café.in de avellaneda. El no se preocupo por su publicación, mientras todas las orquestas tipicas los incluian en sus repertorios y los silbaban y tarareaban los transeuntes por las calles. Era una transmisión espontanea y reciproca de esas lineas melodicas tan sencillas cono ricas de hermosa originalidad, invadiendo el pais entero. Padula aprendio en la capital a tocar el piano y con ese conocimiento, volvio a Rosario. Era el momento del apogeo de sus dos tangos. En realidad, el tango Lunes, se titulaba originariamente Lunes 13. Quedo Lunes cuando García Jimenez le puso letra, siendo editado por Perrotti en 1923.


Letra de Francisco García Jimenez

Musica de José Luis Padula







Un catedratico escarba su bolsillo

a ver si el niquel le alcanza pa un completo...

Ayer - que dulce! -, la fija del potrillo;

hoy - que vinagre! -, rompiendo los boletos...

El almanaque nos bate que es lunes,

que se ha acabado la vida bacana,

que viene al humo una nueva semana

con su mistongo programa escorchador...



Rumbeando pa'l taller

va Josefina,

que en la milonga, ayer,

la iba de fina.

La reina del salon

ayer se oyo llamar...

Del trono se bajo

pa'ir a trabajar...



El lungo Pantaleon

ata la chata,

de traje fuleron

y en alpargata...

Ayer en el Paddock

jugaba diez y diez...

Hoy va a cargar carbon

al dique 3.



Pianto el domingo del placer,

bailongo, poker y champan.

Hasta el más seco pudo ser

por diez minutos un bacan.

El triste lunes se asomo,

mi sueño al diablo fue a parar,

la redoblona se corto

y pa'l laburo hay que rumbear.



Pero que importa que en este mundo criollo

hoy muestre un lunes en puerta el almanaque?

Si en esa carta caimos en el hoyo,

ya ha de venir un domingo que nos saque.

No hay mal, muchachos, que dure cien años

y ligaremos también un bizcocho...

A lo mejor acertamos las ocho

y quien te ataja ese dia, corazón!