LOS SUSTOS DE AGOSTO - Milonga

LOS SUSTOS DE AGOSTO

"Gracias a las trashumantes familias de los Podestá, los Anselmi, los Casali, los Rivero y muchas más, el circo asumió el aditamento de "circo criollo", con menos pretensiones que los llegados de Europa, pero con la calidez de las cosas ligadas al sentimiento popular. El circo criollo constaba de dos partes: la primera para lucimiento de ecuyeres, domadores, equilibristas, contorsionistas y payasos, y la segunda para ofrecer piezas de distinto carácter como sainetes y dramas. El tango con humor no podía faltar en aquellos simples espectáculos que atraían a enormes cantidades de público. Precisamente la máxima atención estaba puesta -alrededor de 1890- en "Pepino el 88", el gracioso personaje interpretado por Pepe Podestá. Su "fuerte" era interpretar milongas queél mismo escribía o improvisaba. En esas canciones, acompañándose con la guitarra, pintaba la actualidad y desgranaba la sátira política con verdadera maestría. "Los sustos de agosto" se titula esta obra en la que se refiere burlonamente a la Revolución del 90." (Jorge Palacio).


Letra de Pepe Podestá.

Música de Pepe Podestá.

Milonga compuesta alrededor de 1890.





Dicen que dicen que dicen

lo que les voy a decir

que estamos en Buenos Aires

al hombro con el fusil!

pero es el caso, y curioso

que en pos de tanto rumor

ni aparezcan los fusiles,

ni estalla revolución.



Las mamás están tranquilas

porque tranquilas están

las muchachas casaderas

que les daban que pensar;

y los galanes se quedan

con sus hambrunas de amor

papando moscas de miedo

de encontrarse algún cañón.



Unos dicen que en el parque

se ha vuelto a meter Alem,

y que Pellegrini mismo

le da una mano también.

Otros dicen que en Palermo

la tropa, y Lavalle atrás,

duermen con el arma al brazo

y acantonados están!



Anoche mismo, aquí enfrente,

un corrillo se formó,

haciendo mil conjeturas

sobre la revolución.

Todos estaban dispuestos

a demostrar su valor

y a morir como valientes

en la primera ocasión.



Y de repente uno de ellos

un grito de alarma dio,

y aquel "sálvese quien pueda!"

deshizo aquella reunión;

saben que había sido?

saben quién los dispersó?

un rebuzno de mi burro

que fue una revolución!

                                Recopilación de Carlos "el judío"