TRAS LOS JJ.OO DE PEKIN

Virginia Ruano: "Me sigo quedando con el podio olímpico antes que ganar un Grand Slam"

La tenista Virginia Ruano, ganadora de la medalla de plata en dobles femeninos en los Juegos, decidió tomarse con filosofía la derrota frente a las estadounidenses Venus y Serena Williams (6-2, 6-0) y defendió que, a pesar de haberse quedado la medalla en plata, sigue sabiendo mejor que un torneo de 'Grand Slam'.

"Siempre he dicho que me quedo con esto, que mi sueño era subir al podio porque lo había visto de pequeña y que cambiaba un 'Grand Slam' por una medalla olímpica. El competir en equipo, que es deporte individual, el vivir aquí una semana entera con todos los deportistas, que todo tu país te siga, te apoye... Es lo más grande que hay".

Ruano ha conseguido renovar la plata de Atenas, aunque en esta ocasión lo ha hecho acompañada de Anabel Medina en lugar de Conchita Martínez.

"Es mi segunda medalla, y me ha sabido mucho mejor que la de Atenas, donde partíamos como favoritas y después me quedé bastante mal tras el partido. Aquí la he empezado a disfrutar desde el primer minuto. Me he duchado, he dejado de pensar en el partido que hemos perdido y he pensado en lo importante que es estar en unos Juegos Olímpicos y el poder cargar al cuello una medalla y representar a mi país, creo que es lo mejor que hay", insistió Ruano, de 35 años.

Anabel Medina, para quien esta es su primera medalla, declaró que para superar la felicidad de la plata lo que tendrá que hacer es "ganar un oro", y quiso dedicar el triunfo a todas aquellas personas "que en los momentos malos han estado apoyándome".

"Es muy fácil estar ahí cuando todo va bien y es bonito. Pero cuando pasas por momentos malos, como en mi caso, en el que he sufrido una lesión de rodilla muy grave, te das cuenta realmente de la gente que te apoya", comentó la joven, de 26 años, quien reconoció que no había podido hablar con su familia y amigos aún porque "me he quedado sin batería".

Medina alabó la paciencia y experiencia de su compañera de juego, una tenista, dijo, que "pese a no medir 1,90 y no tener los brazos muy largos, en pista es una estratega". "Sabe desmontar a las jugadoras perfectamente en cada momento, y yo he aprendido mucho de ella, me ha enseñado a utilizar mis armas", afirmó agradecida.

Las tenistas no comentaron cómo celebraron hoy la medalla, pero sí indicaron que ya habían tenido la oportunidad de dar la enhorabuena por su oro a Rafael Nadal. "Como hemos jugado casi a la vez no hemos tenido la oportunidad de vernos. Pero nos hemos cruzado y le hemos felicitado", señaló Ruano.